Abogados especialistas en divorcio contencioso sin hijos

Divorcio contencioso sin hijos

Divorcio express, de mutuo acuerdo o contencioso. Con o sin hijos en Común
Abogados expertos en Divorcio contencioso sin hijos. Qué es . Procedimiento. Convenio. Sentencia. Modificacion de medidas
Divorcio contencioso sin hijos
El divorcio contencioso sin hijos consiste en la disolución del vínculo matrimonial a través de un procedimiento judicial iniciado por uno de los cónyuges de forma individual, cuando no hay acuerdo sobre los términos del divorcio y no ha habido hijos en el matrimonio.

Abogados especialistas en divorcio contencioso sin hijos
Si usted desea divorciarse, no tiene hijos y considera que no va a ser posible llegar a un acuerdo con s cónyuge, póngase en contacto con nosotros. Somos expertos en divorcio contencioso sin hijos.

1. El divorcio contencioso sin hijos.

El divorcio contencioso sin hijos consiste en la disolución del vínculo matrimonial. entre dos personas, a través de un procedimiento judicial. Iniciado por uno de los cónyuges de forma individual, cuando no existe la posibilidad de acordar, de mutuo acuerdo, los términos del divorcio y no ha habido descendientes en el matrimonio.

La complejidad de las rupturas matrimoniales depende, en gran medida, de la voluntad de las partes a la hora de acordar los aspectos del divorcio, de los motivos que hayan motivado la ruptura de la pareja, del grado de comunicación que tengan entre ambos y, en especial, de la existencia o inexistencia de bienes, vínculos y/o elementos que obliguen a los cónyuges a seguir manteniendo contacto (directo o indirecto) entre ellos.

En este sentido, la ruptura matrimonial sin acuerdo en el que no ha habido descendientes en común, suele considerarse como un proceso aparentemente más sencillo, al no tener que enfrentarse al establecimiento o denegación de medidas a favor de los progenitores, en función de las necesidades de los descendientes menores de edad (como puede ser el régimen de guarda y custodia, patria potestad, el régimen de visitas y comunicaciones, la pensión de alimentos, el uso y disfrute de la vivienda familiar a favor del progenitor custodio etc.)

Primando la voluntad de los cónyuges sobre el interés superior del menor, dada la inexistencia de hijos en el proceso de ruptura matrimonial.

2. Ventajas y desventajas del divorcio contencioso sin hijos.

El divorcio contencioso sin descendientes no deja de ser un proceso más extenso que el proceso de divorcio de mutuo acuerdo, pese a que la disolución de los elementos del matrimonio sea, normalmente, de carácter económico.

Las dificultades de la disolución matrimonial, a la hora de regular los parámetros que regirán la nueva situación de las partes, tras la ruptura del matrimonio, dependerá en gran medida del régimen económico al que se vea sometido el matrimonio, desde su concepción o desde la firma de las capitulaciones matrimoniales:

- Régimen económico matrimonial de sociedad de gananciales.

- Régimen económico matrimonial de separación de bienes.

- Régimen económico matrimonial de participación.

En los divorcios contenciosos sin descendientes en común, es imprescindible la figura de varios Abogados y Procuradores (uno para cada cónyuge), encargados de la defensa y representación de las posturas e intereses de cada uno de los miembros del matrimonio.

Ahora bien, el proceso de ruptura matrimonial en el que no hay acuerdo pero tampoco hay descendientes del matrimonio, también presenta numerosas ventajas:

- No es obligatorio iniciar un proceso de separación, previo al proceso de divorcio, para acceder a la disolución matrimonial.

- Es posible solicitar el divorcio por uno de los cónyuges, cuando hayan transcurrido tres meses desde la fecha en la que se haya celebrado el matrimonio.

- El divorcio puede ser otorgado sin la necesidad de probar los motivos o causas, por los que se desea poner fin a la vida matrimonial.

- Existe mayor confidencialidad en la vida marital de los cónyuges.

- Es una tercera persona la que vela por la igualdad entre los cónyuges, en los términos del divorcio.

- La inexistencia de hijos, proporciona a los cónyuges total libertad para solicitar los términos del divorcio, independientemente de las necesidades de terceras personas.

- La disolución de los elementos comunes al matrimonio, se encuentran regulados según la normativa vigente, dependiendo del régimen económico matrimonial al que se encuentre sujeto el matrimonio.

- La atribución del uso y disfrute de la vivienda familiar, o la venta del inmueble que la constituye, no depende del bienestar de los menores de edad (dada su inexistencia en el proceso), sino de las circunstancias económicas, sociales y personales de los cónyuges.

- El fondo de garantía del impago de la pensión compensatoria, se encuentra regulado por Ley.

Por todo lo expuesto, el divorcio contencioso sin hijos presenta numerosas ventajas e inconvenientes en la futura situación de cada cónyuge, en función de cada caso concreto y según las circunstancias de cada supuesto particular.

3. Requisitos del divorcio contencioso sin hijos.

La solicitud del divorcio contencioso sin hijos, por parte de uno de los cónyuges, debe cumplir una serie de requisitos para que sea viable:

- Imposibilidad de iniciar un proceso de divorcio de mutuo acuerdo.

- Presentar el certificado literal del matrimonio, expedido en el Registro Civil, para acreditar que han transcurrido más de tres meses desde su celebración.

- El cónyuge demandante iniciará el proceso de divorcio sin acuerdo y sin descendientes a través de la presentación de la demanda en el Juzgado competente.

- El cónyuge demandado, contestará a la demanda de divorcio, aceptando, denegando o completando los términos establecidos por el demandante.

- Ambos cónyuges o al menos uno de ellos, debe poseer su domicilio habitual o el ultimo domicilio conyugal en España, para poder solicitar el divorcio contencioso sin hijos en territorio nacional.

- Ambos cónyuges deben ir representados por un Procurador y defendidos por un Abogado, de forma individual.

4. Proceso de divorcio contencioso sin hijos.

El proceso de divorcio contencioso sin hijos, sigue los trámites del juicio verbal, que corresponden con los siguientes pasos:

I. Abogado y Procurador en el divorcio sin acuerdo entre los conyuges y sin descendencia en común

En el proceso de divorcio contencioso sin hijos es obligatoria la intervención de los Abogados y Procuradores, como profesionales encargados de la representación y defensa de los cónyuges, dura todo el proceso de divorcio.

Al no ser posible acordar de forma común los términos del divorcio contencioso, ambas partes deben valerse de su propio Abogado y su Propio Procurador.

II. Análisis de la competencia territorial

El Juzgado competente para conocer de los procesos matrimoniales, entre los que se incluye el proceso de divorcio contencioso sin hijos, será el Juzgado de Primera Instancia del lugar del domicilio conyugal.

No obstante, en el caso de que los cónyuges residan en domicilios diferentes, y que no pertenezcan al mismo partido judicial, puede ser competente, a elección del demandante, el juzgado que responda a los siguientes foros:

- El Juzgado del lugar del último domicilio del matrimonio.

- El Juzgado del legar de la residencia del demandado.

- El Juzgado del lugar en el que se halle el demandado o en el de su última residencia.

Como última opción, si no pudiera determinarse la competencia por los foros mencionados, será competente el Juzgado del lugar del domicilio del demandante.

En cualquiera de los casos, se consideran como nulos todos aquellos acuerdos entre los cónyuges para decidir qué tribunal es el competente para su disolución matrimonial.

III. Preparación de documentos para presentar la demanda de divorcio contencioso sin hijos.

El cónyuge demandante del divorcio contencioso sin hijos, tras ser asesorado por su Abogado, debe facilitar los siguientes documentos, necesarios para la tramitación del procedimiento judicial:

- El poder general para pleitos, bien acudiendo a una Notaria y solicitando un poder notarial, o bien firmando el poder apud acta en el Juzgado ante el Letrado de la Administración de Justicia (antiguo Secretario Judicial), el mismo día que citen a los cónyuges para la ratificación a la demanda y el convenio regulador (es más sencillo y económico).

- El certificado literal del matrimonio del Registro Civil correspondiente, que demuestre el tiempo de vigencia del matrimonio.

- El certificado de empadronamiento de al menos uno de los cónyuges, para poder acreditar la competencia territorial del Juzgado

- La copia de la escritura pública de Capitulaciones Matrimoniales, si el régimen económico matrimonial es el régimen de separación de bines.

- Copia del libro de familia.

- Y toda aquella documentación que permita acreditar y evaluar la situación económica del matrimonio.

El Abogado, con todos los documentos necesarios, preparará la demanda de divorcio contencioso sin hijos, explicando cuál es la situación del cónyuge demandante, cuál es la del cónyuge demandado y qué se desea solicitar.

IV. Solicitud de medidas provisionales previas al divorcio contencioso sin hijos

Antes de presentar la demanda de divorcio contencioso sin hijos, es posible solicitar determinadas medidas de carácter patrimonial, de forma provisional y cautelar, que aseguren determinados aspectos durante la tramitación del proceso y hasta su fin.

V. Demanda de divorcio contencioso sin hijos.

El cónyuge demandante, debe iniciar el proceso de divorcio contencioso sin hijos a través de la presentación de la demanda, en la que manifieste las medidas que desea adoptar.

Al tratarse de una demanda de divorcio contencioso sin hijos, las medidas suelen presentar carácter económico o patrimonial, por lo que su solicitud debe atenerse a la normativa vigente en función del régimen económico matrimonial al que se encuentre sometido el matrimonio.

La demanda de divorcio contencioso sin hijos debe ir firmada por el Abogado, el Procurador y el cónyuge demandante.

Tras la redacción y firma de la demanda, ésta será presentado en el Juzgado correspondiente para su admisión a trámite, acompañada de todos los documentos que justifiquen la pretensión del cónyuge demandante.

A continuación, se proporcionará un número de expediente al divorcio contencioso sin hijos y se le comunicará la situación por correo al cónyuge demandado. A quien se le enviará una copia de la demanda para que, en el plazo de veinte días hábiles, proceda a la contestación de la misma.

VI. Fijación de las medidas provisionales del divorcio contencioso sin hijos.

Presentada la demanda de divorcio contencioso sin hijos, el Juez planteará las medidas provisionales solicitadas, con la finalidad de regular la situación económica y personal de los cónyuges durante la tramitación del procedimiento de divorcio.

VII. Contestación a la demanda de divorcio contencioso sin hijos.

En la contestación a la demanda de divorcio contencioso sin hijos, el cónyuge demandado deberá concretar si está de acuerdo con todos o con alguno de los términos de la demanda o, si por el contrario, no se encuentra conforme con ellos, en cuyo caso deberá explicar por qué y concretar qué es lo que desea solicitar.

Si se propone reconvención junto con la contestación a la demanda (demandar al cónyuge que ha interpuesto la demanda al inicio del procedimiento), la parte demandante contará con el plazo de diez días para contestar a la demanda reconvencional.

En la demanda reconvencional deben pedirse todas aquellas medias o aclararse todos aquellos hechos y conceptos que no se hubieran contemplado en la demanda inicial del procedimiento de divorcio contencioso sin hijos, debido a que el Juez no decretará de oficio ningún aspecto que no se hubiera solicitado en cualquiera de las demandas.

La contestación a la demanda de divorcio contencioso sin hijos, también debe ir firmada por Abogado y Procurador. Y una vez terminada y presentada, el Juez la admitirá a trámite y enviará una copia al demandante, con el fin de que conozca las pretensiones del demando.

A continuación, se señalará la fecha y la hora para la celebración del juicio de divorcio contencioso sin hijos, donde las partes defenderán sus posturas y aportarán los medios de prueba de los que pretendan valerse, para apoyar sus pretensiones.

VIII. Subsanación de la demanda y/o de la contestación a la demanda y demanda reconvencional, del divorcio contencioso sin hijos.

El Juez propondrá un plazo de 10 días para cambiar los puntos de la demanda, de la contestación a la demanda o de la demanda reconvencional de divorcio contencioso sin hijos, que no hayan sido admitidos por no cumplir los requisitos necesarios.

Una vez subsanados las peticiones del Juez, debe presentarse de nuevo el documento objeto se subsanación, con las modificaciones pertinentes.

Si en el periodo de tiempo de diez días no presentan en el Juzgado una nueva propuesta, el Juez resolverá lo que estime conveniente.

IX. La vista del divorcio contencioso sin hijos.

El proceso de divorcio contencioso sin hijos, se celebra en una vista ante el Juzgado de Primera Instancia o Juzgado de Familia competente, donde se propondrán las pruebas que reafirmen las pretensiones expuestas en los documentos presentados por ambos cónyuges.

Simultáneamente a este proceso principal, en los supuestos en los que sea posible, se celebra también la vista de la solicitud de medidas provisionales.

En la vista ante el Juez, deben comparecer ambas partes, obligatoria y personalmente, acompañadas de su respectivo Abogado y Procurador. En el caso de inasistencia sin causa justificada de cualquiera de los cónyuges, se podrán considerar admitidos los hechos y pruebas que alegue el cónyuge contrario que comparezca, sobre las medidas definitivas de carácter patrimonial.

En los procesos de divorcio contencioso sin hijos, no interviene el Ministerio Fiscal, al no ser necesaria su intervención a favor de los menores de edad.

X. Práctica de prueba en la vista del divorcio sin acuerdo y sin descendencia común

En el mismo acto de la vista se practicarán las pruebas propuestas, y una vez admitidas por el juez, podrán practicarse para acreditar la veracidad de los hechos expuestos por cada uno de los cónyuges.

Los medios de prueba que pueden practicarse, son los siguientes.

- Interrogatorio de las partes.

- Documentos públicos.

- Documentos privados.

- Dictámenes de peritos.

- Reconocimiento judicial.

- Interrogatorio de los testigos.

- Medios de preproducción de la palabra, sonido e imagen.

- Instrumentos que permitan archivar y conocer o reproducir palabras, datos, cifras y operaciones matemáticas con fines contables o de otra clase, relevantes para el proceso.

En el caso de no poder practicarse en la vista los medios de prueba, se señalará un momento posterior para su reproducción, no superando el plazo máximo de treinta días hábiles, desde la celebración de la vista.

Una vez finalizada la práctica de los medios de prueba, se tendrá por finalizado el trámite de la vista y se procederá a la espera de la sentencia dictada por el Juez.

XI. Sentencia decretando el divorcio contencioso sin hijos.

Una vez celebrada la vista, el Juez dictará sentencia por la que se decrete el divorcio contencioso sin hijos. En ella, se establecerán las medadas acordadas por los cónyuges respecto a la regulación de la nueva situación de los cónyuges, en función de la normativa y jurisprudencia vigente en cuanto a la liquidación del régimen económico matrimonial.

El Juez, en el caso de que no exista coincidencia en los extremos solicitados por los cónyuges o no sean aprobados, podrá determinar, a su propio criterio, las medidas que deben adoptarse en relación con las cargas del matrimonio, la liquidación del Régimen económico matrimonial y las cautelas o garantías respectivas.

Los efectos de la sentencia se inscribirán en el Registro Civil y en los restantes Registros correspondientes.

XII. Apelación de la Sentencia de divorcio contencioso sin hijos.

La sentencia de divorcio contencioso sin hijos dictada por el Juez, puede ser recurrible en apelación ante la Audiencia Provincial, en el caso de no estar de acuerdo total o parcialmente con la misma.

Para interponer el recurso se deberá presentar un escrito ante el mismo órgano judicial que dictó la sentencia, en el plazo de los cinco días hábiles siguientes a la comunicación de la misma, señalando la intención de recurrir.

Posteriormente, se interpondrá el recurso debidamente fundamentado, en el plazo máximo de veinte días hábiles desde la comunicación de la sentencia, ante la Audiencia Provincial, que es quien resolverá definitivamente las cuestiones que se pretenden recurrir.


Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en rupturas matrimoniales
Abogados especialistas en divorcio contencioso sin hijos
Abogados especialistas en divorcio contencioso sin hijos
Abogados especialistas en divorcio contencioso sin hijos
Abogados especialistas en divorcio contencioso sin hijos
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta