Convenio regulador qué es contenido. modificación

Convenio regulador

Divorcio express, de mutuo acuerdo o contencioso. Con o sin hijos en Común
Abogados especialistas en convenio regulador de divorcio. Contenido. Modificación. Homologación del convenio regulador de divorcio
Abogados expertos en convenio regulador de divorcio.
El Convenio Regulador es un documento contractual, suscrito entre los cónyuges, en el que se acuerda la regulación de todas las posibles consecuencias jurídicas derivadas de los procedimientos de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

Convenio regulador qué es contenido. modificación
1. ¿Qué es el Convenio Regulador en los procesos de separación, divorcio o nulidad matrimonial?
El Convenio Regulador es un documento contractual, suscrito entre los cónyuges, en el que se acuerda la regulación de todas las posibles consecuencias jurídicas derivadas de los procedimientos de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

Es decir, el Convenio Regulador es un contrato jurídico de carácter familiar, donde los cónyuges pactan y expresan de forma libre y concisa, su decisión de poner fin a la convivencia o a la unión matrimonial, a través de la redacción de cláusulas concretas, que regulan todos los aspectos paternofiliares y económicos procedentes del matrimonio o de una análoga relación de afectividad.

Las cláusulas que componen el Convenio Regulador deben ser lo más claras posibles, al tiempo que se ajustan a la realidad familiar, para poder asegurar su eficiencia y estabilidad.

Además, el Convenio Regulador es un escrito de carácter mixto, en el que no solo intervienen sujetos privados (los cónyuges), sino que también es necesaria la intervención de una autoridad pública (el Juez) o de carácter notarial (el Notario).

2. Procedimientos en los que es obligatoria la redacción de Convenio Regulador.
La legislación española estipula la obligatoriedad de proponer un proyecto u oferta de Convenio Regulador, junto con las siguientes demandas:

- Demanda de separación de mutuo acuerdo.

- Demanda de separación interpuesta por uno de los cónyuges, con el consentimiento del otro.

- Demanda de divorcio de mutuo acuerdo.

- Demanda de divorcio interpuesta por uno de los cónyuges, con el consentimiento del otro.

También es preceptiva la redacción de un Convenio Regulador cuando existan hijos de parejas no casadas (sean calificadas, o no, como uniones de hecho), en la que los progenitores deben acordar la regulación de todo los aspectos referentes a las relaciones paternofiliales.

Es necesario tener en cuenta que, en los casos en los que existan hijos menores de edad, será obligatoria la intervención del Ministerio Fiscal para la aprobación del Convenio Regulador.

Los motivos por los que el Ministerio Fiscal suele denegar la aprobación del Convenio Regulador, son que el calendario de visitas que se imponga a los hijos sea poco racional o pueda inferir en su ritmo de vida y proceso educativo, que se proponga la posibilidad se separar a los hermanos sin un motivo acreditado de peso y que la pensión de alimentos que se abona al progenitor no custodio, no sea suficiente para cubrir la necesidades del menor

Las soluciones que componen los acuerdos y cláusulas propuestas por ambos cónyuges, no presentan una verdadera fuerza vinculante hasta el momento en el que es ratificado el Convenio Regulador.

[n. El convenio Regulador en los procesos de separación y divorcio que no sean de mutuo acuerdo.]
En los procesos de separación o divorcio contenciosos, en los que la interposición de la demanda no se inicie con el consentimiento de ambos cónyuges, no será obligatoria la redacción de una propuesta de Convenio Regulador.

En su defecto, en estos supuestos de separación y divorcio contencioso, corresponde a la figura del Juez adoptar todas aquellas decisiones respecto a la regulación de las relaciones paternofiliares y de los aspectos económicos, que deriven de la relación matrimonial.

4. Contenido del Convenio Regulador divorcio.
El objetivo del Convenio Regulador es el de velar tanto por el sostenimiento del nivel de vida de los cónyuges, de la forma más justa y equitativa posible, como por el mantenimiento del interés superior de los hijos menores de edad, en los procesos de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

Según la nueva Ley de jurisdicción voluntaria, los acuerdos o cláusulas pactadas entre los cónyuges en el Convenio Regulador, en los procesos de separación o divorcio de mutuo acuerdo y de nulidad matrimonial, tienen que ser lo más claras posibles en sentido positivo.

La redacción del Convenio Regulador, además de contener los elementos identificativos del matrimonio, las circunstancias laborales de cada cónyuge y manifestar el deseo de separarse o divorciarse de común acuerdo, deben reflejar como mínimo la regulación de los siguientes aspectos:

- Patria potestad y atribución de guarda y custodia de los hijos.
El cuidado de los hijos sujetos a la patria potestad de ambos cónyuges, el ejercicio de ésta y, en su caso, el régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos.

- Régimen de visitas.
Determinación del régimen de visitas y de las comunicaciones de las que es beneficiario el cónyuge no custodio, así como, si se considera necesario, el régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, teniendo en cuenta, siempre, el interés de aquéllos.

- La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar.
Concretar cuál va a ser el destino de la vivienda familiar o quién va a disfrutar el uso de la misma, y proceder a la división del ajuar familiar.

- Cargas del matrimonio.
Reparto de las cantidades de contribución para el sostenimiento de las cargas del matrimonio y para el mantenimiento de los hijos en concepto de pensión de alimentos, así como la estipulación de los criterios a seguir para las bases de actualización y garantías en su caso.

- La liquidación, cuando proceda, del régimen económico del matrimonio.
Partición de la titularidad y los efectos de los bienes materiales o patrimoniales atribuidos durante la unión matrimonio.

- La pensión compensatoria
La cantidad que, en su caso, correspondiere satisfacer a uno de los cónyuges, en concepto de pensión compensatoria por el posible desequilibrio económico que se deriva de la separación divorcio o nulidad matrimonial.

También es preciso contemplar en la redacción del Convenio Regulador, en los procesos de separación, divorcio o nulidad matrimonial, el acuerdo de las siguientes cuestiones:

- Todos aquellos extremos que libremente quieran regular los cónyuges en el Convenio Regulador.

- La administración de las ayudas que puedan otorgarse en el caso de existir hijos con minusvalías reconocidas o que precisen de determinadas atenciones especiales.

- Las posibles soluciones alternativas para los casos de incumplimiento de las cláusulas del Convenio Regulador

- El método a través del cual se pueda solicitar la modificación de medidas del Convenio Regulador.

- Proposición de garantías que aseguren el cumplimiento del Convenio Regulador.

5. Validez del contenido del Convenio Regulador.
En la redacción del Convenio Regulador los cónyuges cuentan con un mayor grado disponibilidad en sus relaciones y factores económicos, que en la regulación de las relaciones paternofiliares.

Concretamente, en la toma de decisiones de las relaciones de los progenitores con sus hijos, es imprescindible la intervención del Ministerio Fiscal y la posterior aprobación de la autoridad judicial, para salvaguardar el interés superior del menor.

Para conseguir que los acuerdos pactados por los cónyuges en el Convenio Regulador sean viables judicialmente y por lo tanto aprobados por el Juez, deben reflejar la voluntad de las partes acorde con el cumplimiento de las siguientes condiciones:

- Los acuerdos no pueden depender de la voluntad de uno de los cónyuges de forma individual.

- El Juez no admitirá los acuerdos que puedan considerarse lesivos para cualquiera de los cónyuges o para los hijos, tanto menores como mayores de edad.

- No se permite que las cuestiones relacionadas con los hijos sean objeto de transacción entre los progenitores, sino que por el contrario, es necesaria la intervención del Ministerio Fiscal.

6. Trámites relativos al Convenio Regulador.
A. ¿Cuándo hay que presentar el Convenio Regulador?
La presentación del Convenio Regulador se realizará junto con la demanda principal que inicie el procedimiento de separación, divorcio o nulidad matrimonial correspondiente.

Para que la presentación del documento que constituye el Convenio Regulador sea efectiva ante el Juez, además de presentarse junto con la demanda de separación, divorcio o nulidad matrimonial, debe haber sido redactado por un Abogado y estar firmado por ambos cónyuges.

Posteriormente, el Juez aprobará en la sentencia los acuerdos concretados en el Convenio Regulador o, por el contrario, los denegará si considera que los acuerdos pueden llegar a ser dañosos para los hijos o gravemente perjudiciales para uno de los cónyuges de forma individual.

B.¿Es necesaria la intervención de Abogado y Procurador en la redacción y presentación del Convenio Regulador?
Es obligatoria la intervención de las figuras de Abogado y Procurador, en la redacción y presentación del Convenio Regulador.

La asistencia y representación legal por el Abogado y el Procurador son preceptivas, debido a su necesaria intervención tanto para la iniciación del procedimiento judicial, como para la redacción de escritos y su posterior seguimiento en las actuaciones del proceso de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

ABOGADIVORCIO está formado por abogados que han hecho del derecho matrimonial su especialidad, sea cual sea su caso no dude en contactar con nosotros en relación a cualquier asunto relativo a su divorcio o al Convenio Regulador. Seremos un vehículo solido para facilitar su divorcio, defender sus derechos y llegar a pactar los acuerdos más beneficiosos para cada uno de ellos y para los posibles hijos que tengan en común.Cada Abogado le propondrá un procurador de su confianza, para la representación legal.

7. Redacción y ratificación del Convenio Regulador.
A. ¿Pueden redactar los cónyuges el Convenio Regulador?
El Convenio Regulador puede ser redactado exclusivamente por los cónyuges, sin que obligatoriamente sea necesario el asesoramiento legal. Ahora bien, es recomendable que las partes estén orientadas jurídicamente por un Abogado especializado en derecho matrimonial, con el objetivo de poder reflejar en el Convenio Regulador, de una forma más concreta y precisa, las posiciones, intereses y necesidades de cada uno de los cónyuges, tanto para su propio bienestar como para el del conjunto de la unidad familiar.

Hasta la interposición de la demanda en el Juzgado correspondiente, la intervención del Abogado y del Procurador no es obligatoria. Sin embargo, su presencia puede ser imprescindible debido a que los cónyuges, en el momento de redactar el Convenio Regulador, deben tener en cuenta:

- El asesoramiento y la orientación jurídica por parte de un Abogado especializado en Derecho matrimonial, para poder ser aconsejados sobre todas las cuestiones referentes a la redacción del Convenio Regulador.

- El conocimiento de todos los aspectos y especialidades que debe contener el Convenio Regulador, por parte de un Abogado especializado en derecho matrimonial, para conseguir una regulación efectiva, que satisfaga los intereses de cada uno de los cónyuges

- La concreción de los acuerdos que tienen viabilidad jurídica de cara a la jurisprudencia dominante en el momento de redactar el Convenio Regulador y la posibilidad de cambiar los acuerdos que puedan ser rechazados por la autoridad judicial. Evitando así, la dilatación excesiva de la resolución del Juez, gracias a la intervención y seguimiento del proceso de un Abogado especializado en derecho matrimonial.

Nuestros diferentes Abogados especializados en Derecho matrimonial, pueden asesorar a la perfección a los cónyuges sobre la normativa vigente en la materia referente al Convenio Regulador y ser un vehículo que facilite la comunicación ente las partes, con el fin de llegar a pactar los acuerdos más beneficiosos para cada uno de ellos y para los posibles hijos que tengan en común.

B. ¿Qué ocurre si uno de los cónyuges no ratifica el Convenio Regulador de divorcio?
Cuando en los procesos de separación y divorcio por mutuo acuerdo, el Letrado de la Administración de Justicia (antiguo Secretario Judicial) cita a los cónyuges por orden del Juez, para la ratificación de la demanda y del Convenio Regulador, éstos deben manifestar su confirmación con los documentos mencionados.

Si en el acto de confirmación del Convenio Regulador, uno de los cónyuges no procede a su ratificación, se acordará el inmediato archivo de las actuaciones del procedimiento de separación o divorcio correspondiente.

Consecuentemente, el archivo de las actuaciones del procedimiento de mutuo acuerdo conlleva la imposibilidad de interponer ningún recurso, sin perjuicio de que se pueda promover e iniciar, posteriormente, un nuevo proceso de separación o divorcio contencioso.

C. ¿Tiene alguna validez el Convenio Regulador no ratificado por los cónyuges?
El Convenio Regulador, al ser un acuerdo jurídico de carácter familiar, contempla la voluntad de los cónyuges respecto a la regulación de los aspectos económicos y paternofiliales, en los procesos de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

La inexistencia de ratificación del Convenio Regulador por parte de los cónyuges, como regla general, no implica que el documento carezca de eficacia y validez.

Sin embargo, su valor se ve limitado a determinadas cuestiones, sobre las que las partes tienen poder de disposición, como pueden ser todos aquellos aspectos de carácter económico.

Por el contrario, aquellas cuestiones que se encuentren dentro del ámbito del orden público, requieren un previo pronunciamiento judicial para ser aprobadas, como pueden ser todas aquellas propuestas relativas a los hijos menores de edad, a los incapacitados judicialmente, a la pensión de alimentos, a la patria potestad y a la custodia de los progenitores respecto de sus hijos menores de edad.

8. Homologación judicial del Convenio regulador de divorcio.
A.¿Debe ser aprobado judicialmente el Convenio Regulador de su divorcio?
Los acuerdos adoptados por los cónyuges para regular las consecuencias derivadas de los procesos de separación, divorcio o nulidad matrimonial, serán aprobados por el Juez, salvo si son dañosos para los hijos o gravemente perjudiciales para uno de los cónyuges.

Es decir, como regla general, para que el Convenio Regulador sea válido y surta eficacia frente a terceros, precisa la aprobación judicial. No obstante, hay determinadas cuestiones que no necesitan dicha autorización, por lo que existen distintas situaciones dentro de la regulación del Convenio Regulador:

- Los acuerdos que adoptan los cónyuges en el Convenio Regulador respecto a las relaciones paternofiliares, son consideradas cuestiones de orden público, y por lo tanto requieren obligatoriamente del pronunciamiento del Juez, respecto a las medidas que van a afectar a las relaciones entre los padres y los hijos.

En este sentido, si las partes proponen un régimen de visitas y comunicación de los nietos con los abuelos, el Juez podrá aprobarlo previa audiencia de los abuelos en la que estos presten su consentimiento. La denegación de los acuerdos habrá de hacerse mediante resolución motivada y en este caso los cónyuges deberán someter, a la consideración del Juez, nueva propuesta para su aprobación, si procede.

- En los acuerdos adoptados en el Convenio Regulador, respecto a las relaciones patrimoniales y económicas, los cónyuges poseen poder de disposición suficiente para reconocer la validez de sus acuerdos sin que sea necesaria la aprobación judicial.

B. ¿Puede rechazar el juez el contenido del Convenio Regulador?

El Juez tiene potestad tanto para aprobar como para rechazar, todos o parte de los acuerdos recogidos en el Convenio Regulador.

Es decir, existe la posibilidad de que el Juez apruebe parcialmente el Convenio Regulador, denegando alguno de los extremos acordados, o que por el contrario, deniegue la aprobación de la totalidad del documento.

La denegación parcial del Convenio Regulador habrá de hacerse mediante resolución motivada en forma de sentencia, como consecuencia de que su redacción se interprete en contra de las normas imperativas o prohibitivas del ordenamiento jurídico, que no cumpla con el contenido mínimo obligatorio del Convenio Regulador, que sea dañoso para los hijos o gravemente perjudicial para uno de ellos, o que su cumplimiento dependa de la voluntad de uno de los cónyuges de forma individual.

La denegación total del Convenio Regulador debe hacerse a través de una resolución motivada, también en forma de sentencia, y conlleva que los cónyuges puedan proponer con posterioridad a la misma, la redacción de un nuevo Convenio Regulador.

C. ¿Qué consecuencias tiene que el Convenio Regulador no sea aprobado judicialmente? ¿Puede ser aprobado por un Notario?

Dependiendo de las cuestiones que los cónyuges acuerden en el Convenio Regulador, puede ser válida la simple firma por ambas partes, sin necesidad de más trámite, o por el contrario puede dejar sin validez el contenido total del mismo.

Si el Convenio Regulador firmado por las partes no es aprobado por la autoridad judicial, las consecuencias derivadas de esta acción son las siguientes:

- Si uno de os cónyuges incumple el contenido del Convenio Regulador, el cónyuge no infractor deberá acudir a un procedimiento declarativo.

- Es posible que uno de los cónyuges presente una demanda de separación, divorcio o nulidad matrimonial con un Convenio Regulador distinto, con condiciones diferentes al suscrito y firmado previamente.

- El Convenio Regulador firmado por los cónyuges sin aprobación judicial, no presenta los efectos propios de este documento frente a organismos oficiales, ni tampoco puede obtener las ventajas fiscales del mismo.

- La redacción y firma del Convenio Regulador por parte de los cónyuges, por sí mismo no disuelve el vínculo entre las partes y por lo tanto no deriva en la separación, divorcio o nulidad matrimonial de los cónyuges.

Existe la opción de que el Convenio Regulador firmado por las partes, será protocolizado frente a un Notario.

En el caso de que el Convenio Regulador firmado por los cónyuges no sea aprobado por el Juez, pero sea presentado y firmado ante un Notario, presenta las siguientes ventajas respecto a la situación en la que el documento únicamente se encuentra firmado por los cónyuges.

- El Convenio Regulador se elevará a escritura pública.

- Los cónyuges no podrán negar que han firmado el Convenio Regulador, y que por lo tanto se comprometen a suscribir los acuerdos redactados.

- Es posible la acreditación de la fecha en la que tuvo lugar la firma del Convenio Regulador acordado por ambos cónyuges.

Además, que los cónyuges formalicen la redacción del Convenio Regulador ante las figuras del Letrado de la Administración de Justicia (antiguo secretario Judicial) o de un Notario, tiene el siguiente valor añadido:

- Tanto el Letrado de la Administración de Justicia como el Notario, pueden adelantarse a la valoración del Juez, respecto a la validez o invalidez de los acuerdos pactados por los cónyuges, teniendo en cuenta la jurisprudencia dominante en cada caso concreto.

- Ambas figuras pueden señalar cuáles de los puntos acordados por los cónyuges son considerados como aspectos dañosos o gravemente perjudiciales para uno de ellos o para los hijos mayores o menores emancipados, que puedan verse afectados, advirtiendo así a los progenitores y dando por terminado el expediente.

En estos casos ninguna de las autoridades mencionadas puede confirmar la validez del convenio, por lo que los cónyuges deben acudir a un Juez para la aprobación del proyecto del Convenio Regulador

Tanto desde la aprobación del convenio regulador por el Juez, como el otorgamiento de la escritura pública ante Notario, los cónyuges podrán hacer efectivos los acuerdos pactados por la vía de apremio.

D. ¿Puede modificarse el contenido del Convenio Regulador una vez aprobado?

Tanto los acuerdos pactados en el Convenio Regulador como las medidas que se aprueben en los procesos de separación nulidad o divorcio tienen, en principio, carácter provisional, en el sentido de que en cualquier momento pueden ser modificadas cuando se vean alteradas sustancialmente las circunstancias que motivaron su aprobación.

Por lo tanto, los acuerdos adoptados por los cónyuges y aprobadas por el Juez en el Convenio Regulador pueden ser modificados judicialmente, o por la presentación de una nueva propuesta de Convenio Regulador (aprobado posteriormente por el Juez), cuando así lo aconsejen las nuevas necesidades de los hijos o el cambio de las circunstancias de los cónyuges.

Las medidas que hubieran sido convenidas ante el Letrado de la Administración de Justicia (antiguo Secretario judicial) o en escritura pública ante Notario, también podrán ser modificadas por un nuevo acuerdo, sujeto a los mismos requisitos exigidos en los supuestos de aprobación judicial.

Para que los acuerdos sean modificados, será necesario demostrar y acreditar fehacientemente que las circunstancias han cambiado desde la suscripción del Convenio Regulador anterior.

Las nuevas circunstancias que motiven la modificación de acuerdos pactados en el Convenio Regulador, deben ser relevantes, no provocadas con malicia por el progenitor que propone la modificación y han de tener una cierta permanencia temporal.

9. Impugnación del Convenio Regulador de divorcio.

A. ¿Qué ocurre si alguno de los cónyuges incumple el Convenio Regulador?

En el supuesto de que alguno de los cónyuges incumpla los acuerdos pactados en el Convenio Regulador, y aprobados por la autoridad judicial, el cónyuge no infractor podrá obligar al otro al cumplimiento de las cláusulas redactadas en el Convenio Regulador, mediante el procedimiento de ejecución contemplado en la Ley.

B. ¿Cómo se denuncia el incumplimiento del Convenio Regulador?

La denuncia del incumplimiento de los acuerdos pactados en el Convenio Regulador aprobado judicialmente, puede hacerse a través de las siguientes vías, teniendo en cuenta las diversas especialidades de la ejecución y de la situación de cada caso concreto:

- Incumplimiento de obligaciones de pago de cantidades.

El cónyuge infractor que incumpla de manera reiterada las obligaciones de pago derivadas de medidas adoptadas en un procedimiento de separación, divorcio o nulidad matrimonial, puede ser castigado con multas coercitivas, cuyo importe dependerá de la cuantía debida.

Además, se podrá iniciar un procedimiento de ejecución (embargo) sobre los bienes del cónyuge infractor, a fin de que se satisfagan con su patrimonio las cantidades debidas, a través de la interposición de una demanda de ejecución de sentencia de reclamación de la cantidad adeudada.

Al que incumpla la obligación de prestar alimentos se le podrán embargar todos sus bienes, sin límite alguno, en beneficio del interés superior de los hijos menores de edad, menores incapacitados o mayores de edad dependientes.

Además, el incumplimiento de la obligación de prestar la pensión compensatoria o pensión alimenticia, puede llegar a considerarse como un delito de abandono de familia y presentar consecuencias penales.

- Incumplimiento de obligaciones no económicas personalísimas.

Son obligaciones no económicas personalísimas las que no pueden realizarse por otra persona que no sea aquella en la que recae el deber. En estos casos, se establecerán las multas coercitivas mensuales que el Juez fijare en función de la gravedad del incumplimiento.

Estas multas perdurarán durante todo el tiempo que sea necesario hasta que el cónyuge infractor cumpla con la obligación establecida en las medidas definitivas derivadas del Convenio Regulador

Además, el cónyuge no infractor podrá interponer una denuncia en la Jurisdicción Penal o Demanda ante el Juzgado de Familia que conoció del proceso de separación, divorcio o nulidad matrimonial, para solventar la situación de incumplimiento del Convenio Regulador por el cónyuge infractor.

10. Garantías del Convenio Regulador de divorcio.

Los cónyuges podrán solicitar a la autoridad judicial determinadas garantías que aseguren el cumplimiento de los acuerdos pactados en el Convenio Regulador.

El juez, podrá acordar tanto garantías reales como personales, dependiendo de las circunstancias de cada caso concreto en los procesos de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

El ordenamiento jurídico español no especifica cuáles son las garantías que pueden ser acordadas por el Juez de forma general, sino que se sigue el criterio de éste, ya que la legislación únicamente hace referencia a:

- Las anotaciones en los Registros correspondientes, generalmente los Registros de la Propiedad y Mercantil

- La retención parcial o total del salario de los cónyuges, respecto a las obligaciones principales con los hijos

- Penas y multas contempladas en el Código Penal, por el incumplimiento del Convenio Regulador.

11. Extinción del Convenio Regulador de divorcio.

Los acuerdos suscritos por los cónyuges en el Convenio Regulador y las posibles consecuencias jurídicas derivadas de los mismos, pueden cesar por cualquiera de las siguientes causas tasadas:

- La reconciliación de los cónyuges.

- La muerte de uno de los cónyuges.

- Por resolución judicial que modifique o extinga el Convenio Regulador.

Sea cual sea su problemática. Si necesita asesoramiento en aras a la finalización de un convenio regulador que recoja todos sus intereses en el proceso de divorcio, contacte con nosotros. Rellene el formulario adjunto o llámenos por teléfono y el abogado de ABOGADIVORCIO experto en convenio regulador más cercano a usted le contactará a la mayor brevedad.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en rupturas matrimoniales
Convenio regulador qué es contenido. modificación
Convenio regulador qué es contenido. modificación
Convenio regulador qué es contenido. modificación
Convenio regulador qué es contenido. modificación
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP