Nulidad matrimonial civil

Abogados Nulidad matrimonial civil

Divorcio express, de mutuo acuerdo o contencioso. Con o sin hijos en Común
Abogados expertos en nulidad matrimonial civil. Causas. Requisitos. Procedimiento.
Abogados expertos en nulidad matrimonial civil
La existencia de vicios, defectos o errores esenciales en la celebración de un matrimonio, pueden derivar en la nulidad civil de dicha unión matrimonial.

Nulidad matrimonial civil
La existencia de vicios, defectos o errores esenciales en la celebración de un matrimonio, pueden derivar en la nulidad civil de dicha unión matrimonial.

Existen diversas razones o motivos tasados en el ordenamiento jurídico español, que de existir de forma previa o coetánea a la celebración del matrimonio, pueden alegarse como causas de nulidad o invalidación del matrimonio celebrado.

causas en las que se puede fundamentar la nulidad de un matrimonio civil


Y. por lo tanto, su inexistencia. Se encuentran recogidas en el artículo 73 del Código Civil español, correspondiendo con las siguientes:

* El matrimonio civil celebrado sin el consentimiento de cualquiera de los contrayentes, en el sentido del artículo 45 del Código Civil.

Ejemplo de nulidad matrimonial por vicio del consentimiento: debido a que la validez del matrimonio depende del consentimiento de ambos contrayentes, si cualquiera de los cónyuges se siente obligado a consentir dicho matrimonio o su consentimiento se encuentra viciado por causas ajenas a su propia voluntad personal, el matrimonio será considerado nulo y sin validez legal.

* El matrimonio civil celebrado entre los sujetos mencionados a continuación:

- Menores de edad, no emancipados.

Ejemplo de nulidad matrimonial por vicio en la capacidad de las partes: si contrae matrimonio un menor de 14 años de edad, por mucho que la otra parte ostente la mayoría de edad o éste obtenga el consentimiento de sus progenitores, al no cumplir los requisitos legales establecidos por la Ley, el matrimonio será considerado como nulo.

No obstante es posible que en algunos supuestos el Juez de Primera Instancia decrete la posibilidad de que un menor de edad pueda contraer matrimonio, siempre que este no sea menor de 14 años y exista una causa justa, expresa y razonada que justifique dicha decisión.

- Quienes se encuentre unidos con un vínculo matrimonial anterior, con un tercero.

Ejemplo de nulidad matrimonial por vicio en la capacidad de las partes: si uno de los contrayentes celebra la unión matrimonial estando casado previamente con una tercera persona, el segundo matrimonio será considerado nulo.

- Quienes se encuentren unidos por parentesco, en línea recta por consanguinidad o adopción.

Ejemplo de nulidad matrimonial por vicio en la capacidad de las partes: será considerado nulo el matrimonio entre padres e hijos o entre abuelos y nietos.

- Quienes se encuentren unidos colateralmente por consanguinidad, hasta tercer grado.

Sin embargo, la autoridad judicial podrá dispensar la presente causa de nulidad matrimonial mediante resolución previa, dictada en expediente de jurisdicción voluntaria, siempre que se solicite a instancia de parte.

Ejemplo de nulidad matrimonial por vicio en la capacidad de las partes: será considerado nulo el matrimonio entre hermanos y entre sobrinos y tíos.

- Quienes hubieran sido condenados por haber participado en la muerte dolosa del cónyuge o persona con la que hubiera estado unida por análoga relación de afectividad a la conyugal.

Sin embargo, al igual que en el apartado anterior, el Juez podrá dispensar la presente causa de nulidad matrimonial mediante resolución previa, dictada en expediente de jurisdicción voluntaria, siempre que se solicite a instancia de parte.

Ejemplo de nulidad matrimonial por vicio en la capacidad de las partes: si dos personas que han contraído o desean contraer matrimonio entre ellas, se encuentran condenadas por la muerte del cónyuge de cualquiera de ellas o de su entonces pareja actual (con el objetivo de eliminar obstáculos a la unión futura entre ellos), la celebración del matrimonio tras la actividad delictiva tendrá la consideración de nula.

- El matrimonio civil celebrado sin la intervención del Juez o funcionario ante quien se deba oficiar la ceremonia.

Ejemplo de nulidad matrimonial por vicio en la forma de celebración del matrimonio: será considerado nulo el matrimonio celebrado por cualquier sujeto que no tenga capacidad legal para oficiar la ceremonia (Alcalde, Concejal, Juez de Paz, Letrado de la Administración de Justicia, Notario o Funcionario habilitado para ello).

- El matrimonio civil celebrado en ausencia de los testigos establecidos por la Ley (dos testigos obligatorios).

Ejemplo de nulidad matrimonial por vicio en la forma de celebración del matrimonio: será considero nulo el matrimonio celebrado en ausencia de dos testigos en pleno uso de sus facultades mentales, que puedan dar fe de la unión matrimonial.

- El matrimonio civil celebrado por error de la identidad de cualquiera de los contrayentes o de sus cualidades personales, que debido a su entidad, se considerasen determinantes para otorgar el consentimiento matrimonial.

Ejemplo de nulidad matrimonial por error en la identidad de los cónyuges: si uno de los cónyuges ha contraído matrimonio sin conocer la verdadera identidad del otro cónyuge, sin conocer realmente quién es la persona con la que ha contraído matrimonio o sin ser la persona que él creía que era, la unión tendrá la consideración de nula.

Ejemplo de nulidad matrimonial por error de las cualidades personales de los cónyuges: si uno de los contrayentes no hubiera contraído matrimonio de conocer previamente diversas cualidades importantes de su pareja o se hubiera negado a dicha unión tras conocerlas (capacidad intelectual, enfermedades graves, fertilidad, capacidad económica o laboral, ect.), podrá considerar nulo el matrimonio por vicio del consentimiento real.

El matrimonio civil celebrado o contraído por coacción o miedo grave.

Ejemplo de nulidad matrimonial por coacción, amenaza o intimidación: si un cónyuge es dependiente económica y emocionalmente de su familia y ésta le obliga a contraer matrimonio con otra persona bajo amenaza real de desamparo, dicha unión podrá ser considerada como nula.

Al igual que puede suceder cuando un suegro obliga a su yerno a contraer matrimonio con su hija, bajo amenaza real de muerte e independientemente de su voluntad personal, por haberle dejado embarazada.

Procedimiento de nulidad matrimonial civil


La nulidad matrimonial civil puede ser solicitada por los siguientes sujetos legitimados para ejercitar dicha acción:

- Los cónyuges que han contraído matrimonio civil.
- El Ministerio Fiscal.
- Cualquier persona que tenga interés directo y legitimo en obtener la nulidad matrimonial.

Ahora bien, existen situaciones específicas en las que la acción de nulidad matrimonial civil debe ser solicitada por sujetos concretos:

- Cuando la causa de nulidad sea la falta de edad para contraer matrimonio, los sujetos legitimados para interponer la acción de nulidad matrimonial civil serán los padres, tutores o guardianes del menor y, en el caso de que así corresponda, el Ministerio Fiscal, como organismo encargado de garantizar el interés superior de los menores de edad.

- Es necesario tener en consideración que, si el cónyuge que ostentaba la minoría de edad durante la celebración del matrimonio civil, hubiera alcanzado la mayoría de edad en el momento de ejercitar la acción de nulidad, será este quien exclusivamente pueda solicitar la acción. Salvo que los cónyuges hubieran vivido juntos durante un año después de la celebración, en cuyo caso el matrimonio no podría ser considerado como nulo.

Cuando la causa de nulidad sea el error, la coacción o el miedo grave, únicamente podrá solicitar el ejercicio de la acción de nulidad matrimonial el cónyuge que hubiere sufrido el vicio.

En esta situación, se convalidará el matrimonio cuando los cónyuges convivan juntos durante el plazo mínimo de un año (plazo de caducidad) después de haber conocido el error o de haber finalizado la fuerza o causa del miedo con el que se contrajo la unión matrimonial.

El proceso mediante el cual se solicita la acción de nulidad matrimonial civil, consiste en un procedimiento judicial similar a los procedimientos de separación y divorcio, siendo precisa la intervención de Abogado y Procurador, y a través de los cauces del juicio verbal.

Dependiendo de las circunstancias personales de cada supuesto particular, la nulidad matrimonial puede ser ejercitada de común acuerdo por los sujetos legitimados para ello de mutuo acuerdo o de manera contenciosa.

En primer lugar, si la acción de nulidad se solicita de forma común, se deben seguir los siguientes pasos o trámites:

1. Elección de abogado y Procurador para el proceso de nulidad matrimonial.

Si la nulidad matrimonial civil es solicitada de mutuo acuerdo, puede tramitarse con el mismo Abogado y Procurador para ambos cónyuges.

Normalmente cada Abogado propone a un procurador de su confianza, para la representación.

2. Redacción del convenio regulador.
El deber del Abogado consistirá en asesorar y aconsejar a los cónyuges durante la tramitación de todo el proceso y redactar el convenio regulador. Cuyo contenido debe recoger todos y cada uno de los posibles aspectos que las partes hayan de estipular tras la convivencia matrimonial y especificando claramente las medidas que se van a tomar respecto a los hijos.

El convenio regulador debe incluir la firma de los dos cónyuges, para ratificar y consentir la redacción del mismo.

3. Obtención de un poder general para pleitos.
Tras la redacción del convenio, es precisa la obtención de un poder general para pleitos a favor del Abogado y el Procurador.

La obtención del poder se podrá conseguir:

Bien acudiendo a una Notaria y solicitando un poder notarial.
O bien firmando el poder apud acta en el Juzgado ante el Letrado de la Administración de Justicia (antiguo Secretario Judicial), el mismo día que citen a los cónyuges para la ratificación a la demanda y el convenio regulador.

4. Preparar documentos:
Además del poder notarial para pleitos, se deberán presentar todos o algunos de los siguientes documentos, dependiendo de cada caso concreto:

El certificado literal del matrimonio del Registro Civil correspondiente, que demuestre el tiempo de vigencia del matrimonio.

El certificado de empadronamiento de al menos uno de los cónyuges, para poder acreditar la competencia territorial del Juzgado

La copia de la escritura pública de Capitulaciones Matrimoniales.

Los certificados de nacimiento de los hijos menores, del Registro Civil correspondiente.

Copia del libro de familia.

Y toda aquella documentación que acredite la existencia de deudas y bienes, como pueden ser las escrituras de propiedad, los contratos privados, los certificados del banco, los recibos de los últimos pagos de la hipoteca y las facturas de los últimos meses.

5. Presentación de la demanda.

La demanda redactada por el abogado se presentará, junto con el convenio regulador, en el Juzgado de Primera Instancia (o Juzgado de Familia, si lo hubiera), del último domicilio conyugal común o en el Juzgado del domicilio de cualquiera de los cónyuges solicitantes de la acción de nulidad, si en el momento de solicitar dicha petición no existiera convivencia.

6. Ratificación de la demanda y del convenio regulador.

Tan pronto como sean citados por el Letrado de la Administración de Justicia, los futuros excónyuges solicitantes de la nulidad matrimonial civil deberán acudir al Juzgado para firmar la demanda y el convenio regulador, con el fin de ratificar dichos documentos.

Los cónyuges pueden ser citados de forma conjunta o por separado, dependiendo de las circunstancias de cada caso concreto.

7. Examen de la demanda y el convenio regulador.

Una vez que los cónyuges han ratificado la demanda y el convenio regulador, la autoridad judicial examina de oficio la existencia de las causas que puedan dar lugar a la nulidad matrimonial civil y las posibles clausulas redactadas en el convenio regulador, que pueden resultar abusivas o perjudiciales para uno o ambos cónyuges o para los hijos que puedan tener en común.

Además, en los supuestos en los que existan incapaces, personas dependientes o menores de edad, también será obligatorio el examen de los documentos mencionados por el Ministerio Fiscal, cuya intervención se requerirá para garantizar el interés superior de los menores de edad.

8. Subsanación de la demanda y el convenio regulador.

El Juez propondrá un plazo de 10 días para cambiar los puntos de la demanda y el convenio que no hayan sido aprobados, por considerarse notoriamente perjudiciales para alguno de los cónyuges o dañino para las personas dependientes e incapacitadas del entorno familiar o para los hijos menores de edad.

Una vez subsanados las peticiones del Juez, debe presentarse una nueva propuesta en el plazo no superior a 10 días.

Si en ese periodo de tiempo los demandantes de la nulidad matrimonial no presentan en el Juzgado una nueva propuesta, el Juez resolverá lo que estime conveniente, dando prioridad a la estabilidad familiar y al interés superior de los menores de edad.

9. Sentencia decretando la nulidad matrimonial.

El Juez dictará Sentencia decretando o no la nulidad matrimonial, decretando los efectos derivados de la extinción o no del vínculo matrimonial, de forma fundamentada conforme a la Ley.

La Sentencia será comunicada al Registro Civil, para la inscripción del nuevo estado civil de excónyuges.

En segundo lugar, si la acción de nulidad se solicita de forma contenciosa, se deben seguir los siguientes pasos o trámites:

1. Abogado y Procurador.

En la tramitación de la nulidad matrimonial civil contenciosa, es obligatoria la intervención tanto de Abogado como de Procurador.
En estos supuestos contenciosos, al no existir mutuo acuerdo, los cónyuges no pueden ser representados por un mismo Procurador, ni defendidos por una misma asistencia Letrada.

Normalmente cada Abogado propone a un procurador de su confianza, para la representación.

2. Análisis de la competencia.

El Juzgado competente para conocer de los procesos matrimoniales, entre los que se incluye el proceso de nulidad matrimonial, será el Juzgado de Primera Instancia del lugar del domicilio conyugal.

No obstante, en el caso de que los cónyuges residan en domicilios diferentes, y que no pertenezcan al mismo partido judicial, puede ser competente, a elección del demandante, el juzgado que responda a los siguientes foros:

- El Juzgado del lugar del último domicilio del matrimonio.
- El Juzgado del legar de la residencia del demandado.
- El Juzgado del lugar en el que se halle el demandado o en el de su última residencia.

Como última opción, si no pudiera determinarse la competencia por los foros mencionados, será competente el Juzgado del lugar del domicilio del demandante.

En cualquiera de los casos, se consideran como nulos todos aquellos acuerdos entre los cónyuges para decidir qué tribunal es el competente para otorgar la nulidad matrimonial.

3. Preparación de documentos para presentar la demanda.

Una vez asesorado, el cónyuge demandante deberá facilitar una serie de documentación al Abogado, para poder presentar la demanda.
Los documentos necesarios para la tramitación del procedimiento son, salvo especialidades, los siguientes:

- El poder general para pleitos
- La obtención del poder se podrá conseguir:
- Bien acudiendo a una Notaria y solicitando un poder notarial.

O bien firmando el poder apud acta en el Juzgado ante el Letrado de la Administración de Justicia, el mismo día que citen a los cónyuges para la ratificación a la demanda y el convenio regulador.

- El certificado literal del matrimonio del Registro Civil correspondiente, que demuestre el tiempo de vigencia del matrimonio.
- El certificado de empadronamiento de al menos uno de los cónyuges, para poder acreditar la competencia territorial del Juzgado
- La copia de la escritura pública de Capitulaciones Matrimoniales.
- Los certificados de nacimiento de los hijos menores, del Registro Civil correspondiente.
- Copia del libro de familia.

Y toda aquella documentación que acredite la existencia de deudas y bienes, como pueden ser las escrituras de propiedad, los contratos privados, los certificados del banco, los recibos de los últimos pagos de la hipoteca y las facturas de los últimos meses, las nóminas y las facturas de los gastos de os hijos

Cuando el Abogado obtiene todos los documentos necesarios, preparará la demanda de nulidad matrimonial, en la que explicará cuáles fueron las causas que dieron lugar a la invalidez de la unión matrimonial, cuál es la situación actual del matrimonio y cuáles son las medidas que el demandante desea solicitar.

4. Solicitud medidas provisionales

Antes de presentar la demanda de nulidad matrimonial, es posible solicitar al Juez la fijación de determinadas medidas de carácter provisional, durante la tramitación del proceso y hasta su finalización, como ocurre en los restantes procedimientos de ruptura matrimonial.

5. Demanda.

El cónyuge demandante presenta la demanda de nulidad contenciosa, en la que manifiesta y acredita todos los hechos y razones por las que se solicita la invalidación del matrimonio, al tiempo que indica las medidas que desea adoptar respecto a los términos que regularán la relación familiar, una vez decretada la extinción del vínculo matrimonial.

La demanda de nulidad matrimonial debe ser redactada por el Abogado y firmada por el Procurador.

Cuando la demanda se encuentre terminada y firmada por el cónyuge demandante, se presentará ante el Juzgado para su admisión a trámite, acompañada de todos los documentos que justifican tanto la solicitud de la nulidad matrimonial, como de las medidas que regirán la nueva situación familiar.

A continuación, se proporcionará un número de expediente y se le comunicará la situación por correo al cónyuge demandado, a quien se le enviará una copia de la demanda para que en el plazo de veinte días hábiles, proceda a la contestación de la misma.

6. Fijación medidas provisionales.

Una vez presentada la demanda de nulidad matrimonial, el Juez plantea las medidas provisionales respecto a la situación de la familia, con la finalidad de regular la vida de los futuros excónyuges durante la continuidad del procedimiento.

7. Contestación a la demanda

En la contestación a la demanda el cónyuge demandado deberá concretar si está de acuerdo con todos o con alguno de los términos de la demanda o, si por el contrario, no se encuentra conforme con ellos, en cuyo caso deberá explicar por qué y concretar qué es lo que desea solicitar.

La contestación a la demanda también debe ir firmada por Abogado y Procurador. Y una vez terminada y presentada, el Juez la admitirá a trámite y enviará una copia al demandante, con el fin de que conozca las pretensiones del demando.

A continuación se señalará la fecha y la hora para la celebración del juicio de nulidad matrimonial, donde las partes defenderán sus posturas y aportarán los medios de prueba de los que pretendan valerse, para apoyar sus pretensiones.

8. Subsanación de la demanda y/o de la contestación a la demanda y demanda reconvencional.

El Juez propondrá un plazo de 10 días para cambiar los puntos de la demanda y de la contestación a la demanda, que no hayan sido admitidos por no cumplir los requisitos necesarios.

Una vez subsanados las peticiones del Juez, debe presentarse de nuevo el documento objeto se subsanación, con las modificaciones pertinentes.

Si en el periodo de tiempo de diez días no presentan en el Juzgado una nueva propuesta, el Juez resolverá lo que estime conveniente, dando prioridad a la estabilidad familiar y al interés superior de los menores de edad.

9. La vista.

En el procedimiento principal de nulidad matrimonial, se celebra una vista ante el Juzgado competente, donde se propondrán y practicarán las pruebas que reafirmen las pretensiones expuestas en los documentos presentados por los cónyuges.

Simultáneamente a este proceso principal, en los supuestos en los que sea posible, se celebra también la vista de la solicitud de medidas provisionales.

En la vista ante el Juez, deben comparecer ambas partes, obligatoria y personalmente, acompañadas de su respectivo Abogado y Procurador.

Si existen hijos menores de edad o incapacitados judicialmente, la demanda de nulidad deberá ser trasladada también al Ministerio Fiscal, que intervendrá como parte en el procedimiento en defensa del interés superior del menor.

10. Práctica de prueba en la vista.

En el mismo acto de la vista se practicarán las pruebas propuestas, y una vez admitidas por el Juez, podrán practicarse para acreditar la veracidad de los hechos expuestos por cada uno de los cónyuges.
Los medios de prueba que pueden practicarse, son los siguientes:

- Interrogatorio de las partes.
- Documentos públicos.
- Documentos privados.
- Dictámenes de peritos.
- Reconocimiento judicial.
- Interrogatorio de los testigos.
- Medios de preproducción de la palabra, sonido e imagen.
- Instrumentos que permitan archivar y conocer o reproducir palabras, danos, cifras y operaciones matemáticas con fines contables o de otra clase, relevantes para el proceso.

En los procedimientos de divorcio contencioso, el Juez puede solicitar de oficio todas las pruebas que considere apropiadas, y si lo estima conveniente, según las circunstancias de cada caso concreto, puede requerir la audiencia de los hijos menores de edad, siempre que sean mayores de 12 años y tengan una madurez y juicio suficiente y adecuado a su edad.

Cuando en el proceso existan menores de edad o incapacitados, el Ministerio Fiscal redactará un informe sobre la situación familiar, para salvaguardar en todo momento el interés de los menores. Informe que el juez recabará y tendrá en cuenta, a la hora de dictar las medidas definitivas respecto a los mismos, en la Sentencia de nulidad matrimonial.

En el caso de no poder practicarse en la vista los medios de prueba, se señalará un momento posterior para su reproducción, no superando el plazo máximo de treinta días hábiles, desde la celebración de la vista.

Una vez finalizada la práctica de los medios de prueba, se tendrá por finalizado el trámite de la vista y se procederá a la espera de la Sentencia dictada por el Juez.

11. Sentencia decretando la nulidad matrimonial

Una vez celebrada la vista, el Juez dictará Sentencia por la que se decrete o no la nulidad matrimonial. En Ella, se establecerán las medadas acordadas por los excónyuges respecto a la regulación de la nueva situación familiar.

El Juez, en el caso de que no exista coincidencia en los extremos solicitados por los cónyuges o no sean aprobados, podrá determinar, a su propio criterio, las medidas que deben adoptarse en relación con los hijos, respecto a la vivienda familiar, sobre las cargas del matrimonio, la liquidación del Régimen económico matrimonial y las cautelas o garantías respectivas.

Los efectos de la Sentencia se inscribirán en el Registro Civil y en los restantes Registros correspondientes.

12. Apelación.

La Sentencia de nulidad matrimonial contencioso dictada por el Juez, puede ser recurrible en apelación ante la Audiencia Provincial, en el caso de que las partes no se encuentren total o parcialmente de acuerdo con la misma.

Para interponer el recurso se deberá presentar un escrito ante el mismo órgano judicial que dictó la Sentencia, en el plazo de los cinco días hábiles siguientes a la comunicación de la misma, señalando la intención de recurrir.

Posteriormente, se interpondrá el recurso debidamente fundamentado, en el plazo máximo de veinte días hábiles desde la comunicación de la Sentencia, ante la Audiencia Provincial, que es quien resolverá definitivamente las cuestiones que se pretenden recurrir.

Es preciso tener en cuenta que en cualquier fase de la tramitación del proceso, previa a la Sentencia de nulidad matrimonial, el procedimiento de mutuo acuerdo puede transformarse en un procedimiento contencioso y viceversa. Siendo efectivas las medidas adoptadas por la nulidad matrimonial civil desde el mimo momento en el que la Sentencia es notificada y transferida a las partes.

Ahora bien, al igual que sucede en los restantes procesos de ruptura matrimonial, es posible solicitar en el futuro una modificación de las medidas definitivas adoptadas en la Sentencia de nulidad matrimonial, respecto a la situación familiar, las cargas contraídas durante el matrimonio y a los hijos menores de edad, como consecuencia de las posibles modificaciones sustanciales económicas o personales sobrevenidas.

Si usted desea obtener la nulidad de su matrimonio en vía civil, no dude en contactar con nosotros.El equipo de ABOGADIVORCIO, Los matrimonialistas de Legalik Central de Servicios Jurídicos son expertos en procesos de nulidad civil y estamos a su disposición para ayudarle en cualquier punto de la geografía española.

Rellene el formulario adjunto o llámenos y el abogado experto en nulidad matrimonial más cercano a usted en su domicilio o lugar de conveniencia le contactará a la mayor brevedad.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en rupturas matrimoniales
Nulidad matrimonial civil
Nulidad matrimonial civil
Nulidad matrimonial civil
Nulidad matrimonial civil
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta