Que se entiende por gastos ordinarios en pensión alimenticia

Gastos ordinarios pension alimenticia

Divorcio express, de mutuo acuerdo o contencioso. Con o sin hijos en Común
Abogados expertos en gastos ordinarios en pensión alimenticia en caso de divorcio. Cuales son. Que cuantía.
¿Qué se entiende por gastos ordinarios en la pensión alimenticia de divorcio?
Los gastos ordinarios son desembolsos que deben ser satisfechos por los progenitores, en beneficio de sus hijos, a efectos de la pensión de alimentos en el caso de existencia de hijos comunes en los procesos de separación, divorcio o nulidad matrimonial. Los gastos ordinarios son aquellos que, siendo necesarios, son previsibles y periódicos o de tracto sucesivo, estimándose según la anualidad del coste y con prorrateo mensual.

Que se entiende por gastos ordinarios en pensión alimenticia

1. ¿Cuáles son los gastos ordinarios en pensión alimenticia?


Los gastos considerados como ordinarios son desembolsos que deben ser satisfechos por los progenitores, en beneficio de sus hijos, a efectos de la pensión de alimentos en el caso de existencia de hijos comunes en los procesos de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

Los gastos ordinarios son aquellos que, siendo necesarios, son previsibles y periódicos o de tracto sucesivo, estimándose según la anualidad del coste y con prorrateo mensual.

Es decir, según los criterios jurisprudenciales actuales, los gastos ordinarios se diferencian del resto de los gastos derivados de la pensión de alimentos de los hijos, por presentar los siguientes matices diferenciadores:

- Los gastos ordinarios son necesarios para la subsistencia de los hijos.

- Los gastos ordinarios son previsibles en el tiempo.

- Los gastos ordinarios son periódicos, habituales, constantes y regulares en el tiempo.

- La cuantía de los gastos ordinarios se calcula con carácter anual.

- La cuantía de los gastos ordinarios se abona con carácter mensual.

Los gastos ordinarios se contraponen a todos aquellos gastos que puedan ser considerados como superfluos o innecesarios para el sostenimiento del nivel de vida de los hijos de los progenitores, siendo imprescindibles y cuya omisión podría causar un perjuicio para los hijos.

En los procesos de separación, divorcio o nulidad matrimonial, en los que se estudia la atribución de una pensión de alimentos a los hijos menores de edad y mayores económicamente dependientes, el Juez debe hacer un análisis de la posición laboral y económica de los progenitores obligados a abonar la pensión, y acordar dicha cuantía a través de un cálculo coherente, en el que se tenga en cuenta la relación entre los ingresos de los progenitores y los gastos y necesidades que generan los hijos.

Los gastos ordinarios se cubren con el importe fijado en la pensión de alimentos, y cuyo abono corresponde a los progenitores.

En aras de una mayor operatividad, la contribución de cada progenitor al pago físico y recurrente de la pensión de alimentos se realiza, normalmente, de dos formas distintas, dependiendo de si la guarda y custodia de los hijos se ha atribuido de forma conjunta o separada, en la sentencia de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

- En los casos de guarda y custodia compartida: los gastos se abonarán al 50%

- En los casos de guarda y custodia no compartida: los gastos se calcularán en función de la relación entre las circunstancias económicas y personales del progenitor obligado a prestar la pensión de alimentos (progenitor no custodio) y las necesidades de los hijos.

2. Gastos ordinarios en pensión alimenticia según el Código Civil.


El ordenamiento jurídico español regula los gastos ordinarios a efectos de la pensión de alimentos en los artículos 142 y siguientes del Código Civil, donde se consideran gastos ordinarios o alimentos los siguientes:

- Todo aquello que sea imprescindible para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica.

Por ejemplo: la vivienda, los gastos derivados de la vivienda, la ropa, los calcetines, la ropa interior, el calzado, las faldas, los vestidos, los pantalones, las camisas, los jerséis, la ropa de abrigo, la ropa de baño, los enseres de higiene, la comida, la bebida, el comedor, la guardería, los gastos de material escolar, las medicinas, las revisiones médicas, los gastos médicos, los gastos de farmacia, etc.

- La educación e instrucción del alimentista. Obligatoriamente, siempre que sean menores de edad, y una vez alcanzada la mayoría de edad, cuando no hayan finalizado su formación, por causas que no le sean imputables.

Por ejemplo: el colegio, la matrícula, los libros, uniforme el AMPA , el seguro escolar, el aula matinal, las excursiones escolares el transporte, el material docente no subvencionado, los estudios universitarios en un centro público, los recibos expedidos por los centros educativos, todo lo necesario para la instrucción diaria de los hijos, etc.

- Los gastos de embarazo y parto, en cuanto no estén cubiertos de otra manera.
Por ejemplo: el seguimiento, las pruebas médicas y todos los gastos que pueda precisar la madre para asegurar el bienestar del hijo concebido no nacido, ect.

- Otros gastos que, teniendo carácter recurrente y no extraordinario, los progenitores pacten de mutuo acuerdo y formen parte del día a día de los hijos.

La calificación de los gastos ordinarios fijados en el Convenio Regulador, puede ser aceptado, denegado o complementado por el Juez, tras escuchar al Ministerio Fiscal, en los procesos judiciales de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

Normalmente, los gastos ordinarios esenciales suelen ser compartidos por la mayoría de los hijos, dado que suelen presentar necesidades comunes, en función de los intervalos de edad. Sin embargo, también pueden considerarse ordinarios otros gastos que no sean tan usuales en todos los hijos, tenidos en cuenta desde un punto de vista general.

Debido a ello, los gastos ordinarios que deben ser abonados por los progenitores a sus hijos, pueden dividirse a su mismo tiempo en: gastos ordinarios usuales y gastos ordinarios no usuales.

3. Gastos ordinarios más usuales recogidos en las sentencias de divorcio.


Son aquellos gastos ordinarios que se encargan de cubrir las necesidades comunes de todos los hijos.

Por ejemplo, pueden considerarse como gastos ordinarios usuales:

La vivienda, los gastos derivados de la vivienda, la ropa, los calcetines, la ropa interior, el calzado, las faldas, los vestidos, los pantalones, las camisas, los jerséis, la ropa de abrigo, la ropa de baño, los enseres de higiene, la comida, la bebida, el comedor, el ocio, la guardería, los gastos de material escolar, el colegio, la matrícula, los libros, uniforme, el AMPA , el seguro escolar, el aula matinal, las excursiones escolares el transporte, el material docente no subvencionado, los estudios universitarios en un centro público, los recibos expedidos por los centros educativos, todo lo necesario para la instrucción diaria de los hijos, el seguimiento del embarazo, las pruebas médicas del embarazo y todos los gastos que pueda precisar la madre para asegurar el bienestar del hijo concebido no nacido, las medicinas, las revisiones médicas, los gastos médicos, los gastos de farmacia, etc.

4 Gastos ordinarios no usuales en sentencia de divorcio:


Son aquellos gastos ordinarios que deben ser acordados de mutuo acuerdo por los progenitores, con carácter expreso y de forma escrita en el Convenio Regulador, para que se garantice el abono de la cuantía conjunta del gasto.

Sin embargo, a falta de acuerdo entre los progenitores igualmente, de forma expresa y por escrito, puede estipularse dicho gasto en el Convenio Regulador. Concretando que será el progenitor que desea que su hijo sea benefactor de dicho gasto, quien satisfaga su cuantía de forma individual.

En el caso de que la discrepancia se sostenga en si el menor debe o no realizar la actividad que promueve uno de los cónyuges de forma individual, con carácter previo a la fijación de la medida se puede instar la acción establecida en el artículo 156 del Código Civil.

Por ejemplo, pueden considerarse como gastos ordinarios usuales: las actividades extraescolares, fútbol, baloncesto, tenis, natación, gimnasia rítmica, patinaje, golf, equitación, música, piano, baile, informática, idiomas, campamentos, cursos de verano, viajes al extranjero, fiestas de cumpleaños u onomásticas, celebraciones necesarias de los hijos, los gastos derivados de los colegios y universidades privadas, máster, cursos de postgrado, las estancias en residencias universitarias, colegios mayores o similares, etc.

En los gastos ordinarios no usuales, puede encontrarse también la calificación de gastos voluntarios o potestativos, dependiendo de la terminología jurídica empleada.

5. ¿Qué se entiende como gastos voluntarios o potestativos en la sentencia de divorcio?


Los gastos voluntarios o potestativos, son gastos que debe tenerse en cuenta a la hora de pactar y regular el Convenio Regulador, para garantizar el sostenimiento del nivel de vida de los hijos y regular todas las posibles consecuencias jurídicas que puedan derivarse de los procedimientos de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

Se denomina gastos voluntarios o potestativos de los progenitores, a aquellos gastos que son satisfechos, sin que realmente sean necesarios para los hijos. Es decir, son gastos que no atienden a la necesidad de asentar el ritmo de aprendizaje de los menores.

Estos gastos, como su propio nombre indica, son voluntarios o potestativos, ya que se producen de común acuerdo entre los progenitores.

Los progenitores, al ejercer la patria potestad sobre os menores, pueden decidir de común acuerdo que sus hijos lleven a cabo determinadas actividades, y en virtud de esa decisión común, devengan una obligación al pago correlativa con la aceptación de los mimos.

Por ejemplo, pueden considerarse como gastos voluntarios o potestativos típicos, algunas clases o actividades extraescolares: clases de tenis, pádel, golf, equitación, gimnasia rítmica, patinaje, piano, violín, dulzaina, ect., y todos los posibles gastos derivados de ellos, fuera del horario escolar.

Los ejemplos mencionados son los gastos ordinarios más recogidos en los Juzgados, a la hora de concretar dónde deben ubicarse los gastos que fijan la pensión de alimentos de los hijos, y asegurar la obligación de los progenitores de efectuar su pago

No obstante, independientemente de los gastos ordinarios enunciados en los apartados anteriores, pueden existir infinidad de nuevos gastos calificados como ordinarios, al no tener los mencionados un carácter puramente exclusivo.

6. ABOGADIVORCIO, su equipo de abogados expertos en asuntos relativos a gastos ordinarios en la pensión alimenticia fijada en la sentencia de divorcio


Nuestros Abogados especializados en Derecho matrimonial y todo el equipo de ABOGADIVORCIO se encuentra a su disposición para asesorar a usted, a los cónyuges o progenitores sobre la normativa vigente en materia de pensión alimenticia y ser un vehículo que facilite la comunicación ente las partes, con el fin de llegar a pactar los acuerdos más beneficiosos para cada uno de ellos y para los posibles hijos que tengan en común. Igualmente, si se ha producido algún tipo de incumplimiento o impago en lo relativo a lo acordado en la sentencia de divorcio no dude en consultarnos. Sea cual sea su necesidad, Si necesita ayuda legal en cualquier aspecto de la pensión alimenticia resultante de su sentencia de divorcio no dude en contactar con nosotros por teléfono o email y los abogados de ABOGADIVORCIO más cercanos a usted en su domicilio o lugar de conveniencia le contactarán.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en rupturas matrimoniales
Que se entiende por gastos ordinarios en pensión alimenticia
Que se entiende por gastos ordinarios en pensión alimenticia
Que se entiende por gastos ordinarios en pensión alimenticia
Que se entiende por gastos ordinarios en pensión alimenticia
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta