Ventajas de guardia y custodia compartida en caso de divorcio

Ventajas de la guardia y custodia compartida en caso de divorcio

Divorcio Express , de común acuerdo o contencioso. Divorcios con o sin hijos en Común
Abogados expertos en Ventajas de guardia y custodia compartida en caso de divorcio con hijos en el matrimonio.
Ventajas que ofrece el régimen de guarda y custodia compartida de los hijos

Ventajas de guardia y custodia compartida en caso de divorcio
a. Ventajas de la guarda y custodia compartida.

Al finalizar el proceso de separación, divorcio o nulidad matrimonial, la atribución de un régimen de guarda y custodia compartida contempla grandes beneficios, tanto para los progenitores, como para sus hijos comunes menores de edad.

Dentro de la multitud de ventajas que otorga este sistema de guarda y custodia compartida a los progenitores, en comparación con el régimen de guarda y custodia exclusiva, pueden encontrarse las siguientes:

* La guarda y custodia compartida permite a ambos progenitores que participan activamente en el desarrollo, educación y formación de sus hijos.

* Refuerza el vínculo afectivo entre padres e hijos.

* Los padres poseen total plenitud sobre todos los derechos y obligaciones respecto a sus hijos menores de edad.

* Las obligaciones de los progenitores se distribuyen de manera equitativa y natural, fomentando el valor de la igualdad de sexos, en la figura del menor.

* Favorece la cooperación entre los progenitores, dado que es necesario pactar, acordar y transigir todas aquellas medidas respecto a las relaciones con los hijos y entre ellos mimos. De modo que el hijo menor aprenda que los problemas y controversias pueden resolverse a través de la negociación.

* Los progenitores se involucran más en las relaciones paternofiliares, en condiciones de igualdad. Manteniéndose comunicados y consensuando tanto las decisiones que afecten o incumban a sus hijos, como pactando el abono de los gastos generados por los mimos (normalmente de forma proporcional a sus rendimientos económicos).

* Se logra una mayor concienciación de ambos progenitores sobre la necesidad de contribuir a los gastos ocasionados por los hijos, dado que se hacen más evidentes y palpables en el día a día.

* La guarda y custodia compartida ayuda a desterrar los tópicos de “mi expareja vive de la pensión de mi hijo”, “mi expareja quiere más pensión para no trabajar” o “mi expareja usa la pensión de mi hijo para pagarse sus caprichos”.

* Garantiza el no incumplimiento del régimen de comunicaciones y visitas o deber de prestar alimentos, propio del régimen de guarda y custodia exclusiva.

* Por lo tanto, con la guarda y custodia compartida desaparece la polémica que tanta frustración ha generado, tanto en el progenitor custodio (por el incumplimiento del abono de la pensión de alimentos al hijo), como en el progenitor no custodia (por el incumplimiento del régimen de comunicaciones y visitas). Dejándose de utilizar dichas situaciones como armas arrojadizas entre los cónyuges, que únicamente generaban una fuente de tensiones, obstáculos, conflictos y disputas, llevados a las comisarías de policía y Juzgados de Primera Instancia.

* Los padres evitan el sentimiento de pérdida, solidad o frustración, al no atribuirse la guarda y custodia a un único progenitor en régimen de exclusividad.

* Ambos progenitores poseen una mayor libertad, en cuanto al tiempo vital disponible para ellos mimos, a diferencia de lo que ocurre en la guarda y custodia exclusiva (en la que uno de los progenitores queda demasiado vinculado a la guarda y custodia de los hijos, careciendo de tiempo libre para desarrollar su vida personal).

Este punto es de vital importancia, en comparación con el tradicional sistema de guarda y custodia a favor de la figura materna, en condiciones de exclusividad. Ya que ha concedido a los padres la posibilidad seguir formando parte de la vida de sus hijos de forma continuada y permanente; al mismo tiempo que ha permitido a las madres compartir las obligaciones y deberes paternales con la figura del progenitor y, poder así, insertarse sin tantas dificultades en la vida laboral, tener su propio tiempo libre y, en definitiva, obtener una mayor integración social, laboral y económica, optando a mayores retos profesionales y personales.

* Se profundiza en el valor de la responsabilidad, debido a que los progenitores se comprometen a ser adultos más maduros, sensatos, responsables, leales, solidarios y, en su conjunto, mejores padres.

* Con el paso del tiempo, la guarda y custodia compartida favorece la relajación progresiva de la tensión entre los progenitores. Puesto que se pasa de una situación de ruptura a un estado emocional en el que, necesariamente, los padres deben formalizar acuerdos previos a la toma de decisiones de sus hijos y negociar sobre determinados extremos adicionales.

* No hay padres culpables o inocentes, ni vencedores o vencidos dentro de la ruptura matrimonial. Debido a que no se cuestiona, ni queda manifiesto por Sentencia judicial, que uno de los progenitores no es idóneo para la guarda y custodia de sus hijos y por lo tanto, los padres se evitan el estigma que ello supone.

* Menor litigiosidad. Los progenitores que disfrutan de un régimen de guarda y custodia compartida, no acuden tanto a la Administración de Justica, en comparación con los progenitores que ostentan un régimen de guarda y custodia exclusiva, al existir menor posibilidad de persistencia de conflictos.

* Además, el régimen de guarda y custodia compartida también presenta numerosos beneficios a favor de los hijos comunes menores de edad, pudiendo clasificarse dichas ventajas en las siguientes:

* La guarda y custodia compartida permite que los hijos menores de edad disfruten de la presencia de ambos progenitores, sin perder contacto directo con ninguno de ellos.
* Los hijos no son tan conscientes del cambio provocado por la separación o divorcio o nulidad matrimonial (principalmente en el cese de la convivencia familiar) y, por lo tanto, sufren menos la nueva situación.
* Genera una mejor compresión del alejamiento entre los progenitores, por parte de los hijos menores de edad.
* Evita que los menores sientan que han perdido a uno de sus padres. Ahorrándose, en gran medida, el shock postraumático de la ruptura.
* Interiorizan, comprenden y aceptan, de mejor forma, lo que ha sucedido en su estructura familiar.
* Aprenden que el diálogo y la negociación resuelven los problemas y discrepancias.
* Fomenta el valor de la igual de sexos en la figura del menor.
* Mejora la formación y desarrollo de los menores, al sentir una mayor integración por parte de sus progenitores.
* Incrementa la posibilidad de estrechar lazos de afectividad entre los padres y los hijos, provocando una mayor estabilidad en la educación del menor.
* Disminuye el fracaso escolar. Puesto que existen datos objetivos empíricos, que muestran que en los supuestos en los que se aplica la guarda y custodia compartida, se aumenta sustancialmente el éxito escolar del menor y disminuyen sus carencias afectivas, sobre la base del refuerzo y aumento de su estabilidad emocional.
* Aminoran los riesgos de comportamientos psicológicos negativos en el menor, como pueden ser la introversión, la disminución o deterioro de su autoestima o confianza en sí mismo y el desarrollo de comportamientos asociales o conductas agresivas.
* Los menores desarrollan una mentalidad más abierta, generando un aumento en su autoestima y capacidad de socialización.

En el caso de que los progenitores creen un nuevo grupo familiar, la guarda y custodia compartida fomenta que se los hijos de la relación inicial, se integren y participen en el nuevo contexto familiar.
* Los menores se enmarcan en un entorno en el que las fricciones, enfrentamientos y discrepancias con las segundas parejas de sus progenitores, son menos frecuentes.
* Evita que aparezcan sentimientos como el miedo al abandono, la lealtad, el sentimiento de culpa, negación o suplantación, propios del régimen de guarda y custodio exclusiva.
* El menor evita verse sujeto a un conflicto de lealtades con sus padres, reduciéndose sustancialmente, la eventualidad de síndromes de alienación parental.

* Objetivamente, es la mejor fórmula para que los menores no resulten manipulados o influenciados en contra de uno de sus progenitores.

* Se reducen las posibilidades de situaciones extremas, en las que los hijos pueden ser sustraídos por alguno de los progenitores (secuestro parental de menores).

* Disminuye la frustración del menor, al no estar permanentemente envuelto en litigios ante la Administración de Justicia, en comparación con lo que normalmente sucede en los regímenes de guarda y custodia exclusiva a favor de uno de los progenitores

Si esta pensando en divorciarse y necesita abogados expertos en guardia y custodia compartida no dude en contactar con nosotros. LLámenos por teléfono o rellene el formulario adjunto y el abogado de ABOGADIVORCIO más cercano a usted le contactará a la mayor brevedad para ayudarle a defender sus derechos
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en divorcio y custodia compartida
Ventajas de guardia y custodia compartida en caso de divorcio
Ventajas de guardia y custodia compartida en caso de divorcio
Ventajas de guardia y custodia compartida en caso de divorcio
Ventajas de guardia y custodia compartida en caso de divorcio
¿Eres un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerte. Contacta con nosotros.

[email protected]


Sede: Calle gran via 59,
piso 10 DCH 5 28013 Madrid


Llámenos 24x7 días
900 52 52 92

LEGALIK

@ Legalik. 2018 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP