Abogados nacionalidad española sefardíes

Adquisición de la nacionalidad española para sefardíes

Nacionalidad Española.Residencia.Reagrupación familiar. Arraigo. Recursos por denegación
Abogados de extranjeria expertos en adquisición de nacionalidad española para sefardíes originarios de España

¿Es usted sefardí originario de España y desea adquirir la nacionalidad española?
¿No sabe si cumple los requisitos necesarios para ser considerado sefardí originario de España?
¿No sabe que trámites llevar a cabo?

Abogados nacionalidad española sefardíes
Fue la Ley 12/2015 de 24 de junio en materia de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España la que incluyó esta novedad en nuestro ordenamiento. Esta Ley ha permitido que estos obtengan la nacionalidad española por carta de naturaleza sin que sea necesario residir en España, o por residencia requiriéndose un plazo menor al común.

Su regulación ha tenido lugar tras una larga pretensión de la comunidad sefardí cuyos antepasados tuvieron que huir y exiliarse en el extranjero. Solo tienen acceso a la nacionalidad española quien acredite ser judío sefardí, esto es, ser un descendiente de los judíos que huyeron en la Edad Media de la Península Ibérica. O como el propio preámbulo de esta Ley establece: "Se denomina sefardíes a los judíos que vivieron en la Península Ibérica y, en particular, a sus descendientes, aquéllos que tras los Edictos de 1492 que compelían a la conversión forzosa o a la expulsión tomaron esta drástica vía".

Quien sea judío no sefardí, o no cuente con los medios necesarios para acreditar tal condición o su vinculación con España, no puede acogerse a esta Ley. Sin embargo, podrá adquirir la nacionalidad española por uno de los otros medios previstos de adquisición de la nacionalidad.

El sefardí que pretenda la obtención de la nacionalidad española cuenta con dos cauces: por residencia cumpliendo los mismos requisitos que cualquier otro residente, o por carta de naturaleza otorgada discrecionalmente al cumplirse ciertas circunstancias. Ambos son procedimientos electrónicos, aunque el de residencia es todavía posible tramitarlo en formato papel ante el Registro Civil.

Adquisición de la nacionalidad española por carta de naturaleza


Este modo de adquisición de la nacionalidad se otorga de forma discrecional por el Gobierno y mediante Real Decreto al darse ciertas circunstancias excepcionales. En el caso de los sefardíes originarios de España, se entiende que estas circunstancias excepcionales se dan cuando cumplen los requisitos recogidos en la Ley, esto es que prueben dicha condición y su especial vinculación con España. Además de ello, deberán aportar un certificado de nacimiento, que en caso de provenir del extranjero debe ser traducido, legalizado o apostillado.

Condición de sefardí

El artículo 1.2 de la Ley establece que la condición de sefardí originario de España se puede acreditar por los siguientes medios, que serán valorados en su conjunto:

a) Certificado expedido por el Presidente de la Comisión Permanente de la Federación de Comunidades Judías de España.
b) Certificado expedido por el presidente o cargo análogo de la comunidad judía de la zona de residencia o ciudad natal del solicitante.
c) Certificado de la autoridad rabínica competente, reconocida legalmente en el país donde resida el solicitante.
d) Acreditación del uso como idioma familiar del ladino o «haketía», o por otros indicios que demuestren la tradición de pertenencia a tal comunidad.
e) Partida de nacimiento o la «ketubah» o certificado matrimonial en el que conste su celebración según las tradiciones de Castilla.
f) Informe motivado, emitido por entidad de competencia suficiente, que acredite la pertenencia de los apellidos del solicitante al linaje sefardí de origen español.
g) Cualquier otra circunstancia que demuestre fehacientemente su condición de sefardí originario de España.

Acreditación de la autoridad emisora del certificado

Para avalar la condición de autoridad de quien lo emite, el interesado podrá acompañarlo de un certificado expedido por el Presidente de la Comisión Permanente de la Federación de Comunidades Judías de España que avale tal condición.

De forma alternativa, cuando el certificado sea emitido por el presidente o cargo análogo de la comunidad judía de su zona de residencia o por la autoridad rabínica competente de su país de residencia, el interesado para acreditar su idoneidad deberá aportar:

a) Copia de los Estatutos originales de la entidad religiosa cuando esta se encuentre en el extranjero.
b) Certificado de la entidad extranjera donde acredite la identidad de los designados como representantes legales.
c) Certificado o documento donde se acredite que la entidad extranjera está legalmente reconocida en su país de origen.
d) Certificado emitido por el representante legal de la entidad, donde acredite que el Rabino que firma el certificado, ostenta de forma efectiva y actual, tal condición conforme a los requisitos establecidos por sus normas estatutarias.

Estos documentos, al proceder de una entidad extranjera, necesitan encontrarse debidamente autorizados, traducidos al castellano por un traductor jurado, y además deberán contar con la Apostilla de La Haya o el sello de la legalización correspondiente.

Acreditación de la especial vinculación con España

Además de su condición de sefardí, es necesario que acrediten su especial vinculación con España por uno de los siguientes medios probatorios y que serán valorados en su conjunto:

a)Certificados de estudios de historia y cultura españolas expedidos por instituciones oficiales o privadas con reconocimiento oficial.

b) Acreditación del conocimiento del idioma ladino o «haketía».

c) Inclusión del peticionario o de su ascendencia directa en las listas de familias sefardíes protegidas por España, a que, en relación con Egipto y Grecia, hace referencia el Decreto-ley de 29 de diciembre de 1948, o de aquellos otros que obtuvieron su naturalización por la vía especial del Real Decreto de 20 de diciembre de 1924. Deberá acreditar el peticionario su condición de descendiente directo.

d) Parentesco de consanguinidad del solicitante con una persona de las mencionadas en el punto anterior. Podrá acreditarlo mediante copia del expediente de inmigración o naturalización del pariente a quien le fue concedida la nacionalidad española o la protección consular correspondiente, y los certificados de nacimiento que sean necesarios para acreditar su parentesco de consanguinidad con el interesado.

e) Realización de actividades benéficas, culturales o económicas a favor de personas o instituciones españolas o en territorio español, así como aquellas que se desarrollen en apoyo de instituciones orientadas al estudio, conservación y difusión de la cultura sefardí. Podrá acreditarse por el certificado en el que conste la realización de dicha actividad expedido por la Institución que la ofrezca.

f) Cualquier otra circunstancia que demuestre fehacientemente su especial vinculación con España. La Instrucción del 29 de septiembre de 2015 de la Dirección General de los Registros y del Notariado da una lista de ejemplos “Estar casado con un/a nacional español/a, acreditar parentesco en línea directa con un nacional español, tener acciones en una empresa española, tener una vivienda u otros bienes en España, haber cursado estudios de intercambio en una ciudad española, tener un contrato de trabajo en España, ser patrocinador de instituciones españolas que desarrollen actividades benéficas, científicas o culturales, realizar donativos a instituciones benéficas españolas, vivir o haber vivido en España durante al menos seis meses, haber celebrado cursos de diferente naturaleza impartidos en España, tener hijos matriculados en colegios españoles, ser socio de un centro cultural de España en el extranjero o de cualquier club español de diversa índole (deportivo, cultural...)“.

Además de estos documentos, será necesario que para probar la especial vinculación con España, el peticionario supere dos tipos de pruebas: una de idioma español y otra de conocimientos socioculturales. Estas pruebas son las mismas que se prevén para la adquisición de la nacionalidad por otros medios. Para realizarlas, el solicitante puede desplazarse a cualquier sede o centro homologado del Instituto Cervantes presente en el mundo.

Deberán realizarlas los mayores de dieciocho años y personas que no tuvieran capacidad modificada judicialmente. Quien sea menor o sea incapaz, queda exento de realizarlas. Sin embargo, deberán aportar un certificado del centro donde resida, esté acogido, o se le eduque, donde se recoja dicha circunstancia.

1. Prueba de conocimiento del idioma español (DELE): La primera prueba acreditará un conocimiento básico de la lengua española, necesario para demostrar un grado de integración suficiente, ya que permite entablar relaciones sociales o trabajar en España. La superación del examen otorga un diploma de español como lengua extranjera DELE nivel A2, o superior, del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas del Consejo de Europa. Su precio es de 124 euros, y una vez realizado su validez no caduca.

Los solicitantes nacionales de países o territorios en los que el español sea idioma oficial estarán exentos de la prueba de dominio del español, siempre que demuestren que efectivamente son nacionales de uno de estos países: idioma oficial: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

2. Prueba sobre conocimientos constitucionales y socioculturales (CCSE): Esta prueba supone otro indicativo de un suficiente grado de integración en la sociedad, ya que se considera necesario un conocimiento básico de las instituciones, costumbres y sociedad española. También se puede realizar en cualquier sede o centro homologado del Instituto Cervantes en el mundo. Tiene una validez de 4 años y se recibe el certificado a los 20 días.

El coste es de 85 euros y la inscripción da derecho a presentarse hasta un máximo de dos ocasiones sin coste adicional. Si suspende la primera vez, debe presentarse a la segunda convocatoria en un plazo máximo de 18 meses desde la inscripción y en el mismo centro de examen que haya realizado la primera. No existe límite en cuanto al número de veces que puede inscribirse un candidato.

Para poder estudiar el examen, el Instituto Cervantes ha divulgado un Manual de Estudio con 300 preguntas y sus respuestas. El temario se centra en el Gobierno, leyes, participación ciudadana, cultura, historia y sociedad. El examen consta de 25 preguntas, de las cuales es necesario aprobar 15 para obtener el Certificado.

Otra documentación

-Pasaporte completo y en vigor del país de origen.
-Certificación de nacimiento del interesado, debidamente traducido y legalizado.
-Certificado de antecedentes penales de su país de origen: debe además estar traducido y legalizado o apostillado. También es posible presentar un Certificado de buena conducta, expedido y legalizado por la autoridad nacional competente de su país de origen y legalizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Procedimiento


La solicitud se puede presentar en cualquier momento siempre que sea antes del 1 de octubre del 2018, plazo máximo previsto por la Ley. Sin embargo, esta misma prevé la posibilidad de que el Consejo de Ministros amplíe el plazo de un año.

Quien ya se encuentre inmerso en un procedimiento de solicitud de nacionalidad española por el cauce ordinario y cumpla con los requisitos recogidos en esta Ley, debe en principio continuar con dicho procedimiento anterior. En caso de encontrarse en un procedimiento de adquisición de la nacionalidad española por carta de naturaleza, le Ley prevé que de no haberse recibido notificación alguna, se opte por el nuevo procedimiento previsto en la Ley de sefardíes. En cuyo caso se tendrá en cuenta la documentación ya presentada previamente en el Registro, y que podrá ser completada.

Para iniciar el procedimiento, se debe presentar la solicitud a través de la página web del Ministerio de Justicia habilitada al respecto.

En esta web deberá rellenar el formulario y aportar los documentos antes citados. La Ley establece un plazo de resolución de 1 año, pasado el cual se entiende que la solicitud ha sido desestimada por silencio administrativo.

Los pasos a seguir son los siguientes:

1.Cumplimentar la solicitud: para ello debe proporcionar sus datos personales. A continuación recibirá automáticamente un código identificador de su solicitud que debe conservar.

Deberá aportar toda la documentación requerida de forma digital, para lo que previamente debe haber sido escaneada. Además de estar en otro idioma, esta debe ser traducida por traductor jurado, legalizada o apostillada. También se debe aportar diploma acreditativo de haber superado las dos pruebas obligatorias para obtener la nacionalidad: el CCSE y el DELE (exentos los nacionales de países hispanohablantes).

2. Una vez obtenido este código identificador se le otorga un plazo de 4 meses para escoger un notario que tramite el Acta de Notoriedad. Transcurrido ese plazo sin haber seleccionado notario, la solicitud será eliminada del portal.

El notario debe examinar los datos y documentación aportada digitalmente, para así hacer una estimación inicial de su condición de sefardí y de su vinculación con España, y levantar el correspondiente Acta de Notoriedad. En este momento es obligatoria la presencia del interesado en España, quien deberá comparecer ante el notario designado.

Este Acta la remitirá a la Dirección General de los Registros y del Notariado para que continúe el procedimiento de solicitud.

3. En todo momento podrá hace un seguimiento del estado de su solicitud a través de la misma página web y hasta la resolución final que le otorgue o no la nacionalidad.

Coste

La Ley establece el pago de una tasa de 100 euros, que deberá abonarse previamente a la presentación de la solicitud. El pago de esta tasa se puede realizar desde el extranjero o en España, por uno de los siguientes medios:

1/Pago a través de la pasarela de pagos de la Agencia Tributaria:
Se realiza mediante formulario específico accesible en su Sede Electrónica. Para acreditar el pago hay dos opciones:
a. Mediante justificante que facilita la página web de la AEAT.
b. Comprobante de pago de la entidad bancaria, cuando ésta preste el servicio de banca electrónica para el pago de la tasa. En este deberá figurar el Número de Referencia Completo (NRC), junto con la hoja "Ejemplar para la Administración" del modelo 790- código 026.

2/Pago a través de sistemas de banca electrónica:
Para ello debe de disponer de cuenta abierta y firma electrónica para realizar el pago de forma electrónica a través de una de las entidades financieras colaboradoras. Es necesario descargarse el modelo 790-código 026 del portal del Ministerio de Justicia, e incluir su número de justificante en el apartado correspondiente de su sistema de banca electrónica.

3/ Presencial en España:
Solo disponible para personas que dispongan del NIE o DNI. Con el impreso 790- código 026 cumplimentado, disponible en el portal del Ministerio de Justicia, puede acudir a realizar el pago a una entidad financiera colaboradora con la Agencia Tributaria. Se justificará el pago con la validación mecánica o firma autorizada de la entidad financiera en la copia “Ejemplar para la Administración” del impreso 790- código 026 que deberá ser aportado junto con la solicitud.

Subsanación y mejora de la solicitud

Una vez presentada la solicitud y los documentos que deben acompañarla, si estos adolecieran de algún defecto o faltase alguno, se requerirá al interesado o a su representante para que subsane la falta o defecto acompañando de forma física o telemática para su cotejo los documentos que procedan. Si se realizara de forma física, se realizarían las actuaciones necesarias para incluirlo de forma electrónica al expediente.

En el caso de que la subsanación no se produjera en el plazo de 3 meses desde la notificación que requería el aporte, se tendrá al interesado por desistido de su petición de nacionalidad española.

Concesión

Una vez la Dirección General de los Registros y del Notariado haya recibido el Acta de notoriedad, dictará resolución estimatoria o desestimatoria de la solicitud. Si la estima, remitirá copia de la misma al Encargado del Registro Civil competente para la inscripción del nacimiento.

El interesado contará entonces con 1 año de plazo desde la notificación de la resolución, para prestar declaración ante el Encargado del Registro Civil o el Consulado español que corresponda a su lugar de residencia, donde jure o prometa fidelidad al Rey y obediencia a la Constitución y a las leyes. Requisito del que quedan exceptuados los menores de 14 años e incapacitados. En el caso de los sefardíes, no es necesario que renuncien a su anterior nacionalidad, siendo posible que ostenten la doble.

Cumplido este requisito se procederá a la inscripción de la nacionalidad en el Registro Civil competente, concluyendo así la tramitación de su solicitud. Posteriormente, se procederá a expedir la partida de nacimiento para así solicitar el DNI y pasaporte español.

Adquisición de la nacionalidad española por sefardíes residentes legalmente en España


El sefardí que pueda acreditar esta condición, y resida de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la solicitud en territorio español, podrá pedir la nacionalidad española por residencia por el procedimiento normal aplicable a cualquier residente.

La única diferencia con el resto de peticiones se encuentra en el periodo requerido de residencia, ya que se les exige un periodo de dos años de residencia, y no 10 como al resto. Además otro beneficio con el que cuentan es que no se les obliga a renunciar a su anterior nacionalidad, pudiendo ostentar la doble nacionalidad.

Documentación

Además de la documentación general requerida para todas las solicitudes de nacionalidad por residencia, se añade la de acreditar su condición de sefardíes.

-Tarjeta de Identidad de extranjero, Tarjeta de Familiar de ciudadano de la Unión Europea o Certificado del Registro Central de Extranjeros o del Registro de ciudadano de la Unión.
-Pasaporte completo y en vigor del país de origen.
-Certificación de nacimiento del interesado, debidamente traducido y legalizado.
-Certificado de antecedentes penales de su país de origen: debe además estar traducido y legalizado o apostillado. También es posible presentar un Certificado de buena conducta, expedido y legalizado por la autoridad nacional competente de su país de origen y legalizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.
-Certificado de antecedentes penales del Registro Central de penados, puede sustituirse un certificado de antecedentes penales expedido por el Ministerio de Justicia español.
-Justificante del pago de la tas.
-Certificado de empadronamiento: disponible en el Ayuntamiento del domicilio del interesado, este puede sustituirse por la autorización de consulta al Ministerio de Justicia consignada en el modelo de solicitud.
-Diplomas del Instituto Cervantes de la prueba de conocimientos constitucionales y socioculturales (CCSE) y la prueba de conocimiento del idioma español (DELE). Quedan exentos los menores e incapacitados judicialmente. Además cuando se trate de un solicitante nacional de un país en el que el castellano sea lengua oficial, este quedará exento de la realización del examen DELE siempre que acredite la efectiva nacionalidad del país hispanohablante. Además podrá sustituirse por la autorización de consulta al Ministerio de Justicia consignada en el modelo de solicitud.

A esta documentación general, deben añadir la misma prevista para la obtención de la nacionalidad por carta de naturaleza, que es la que acredita su condición de sefardí originario de España y su especial vinculación con España. Acreditar estos dos requisitos es importante, ya que solo de esta manera podrán obtener el beneficio del periodo de residencia requerido de 2 años, y no el general de 10 años.

Procedimiento

Como para los otros solicitantes de nacionalidad por residencia, ahora es posible tramitar el procedimiento de forma telemática en todas sus fases desde el Real Decreto 1004/2015, de 6 de noviembre, por el que aprobaba el Reglamento por el que se regula el procedimiento para la adquisición de la nacionalidad española por residencia. Este nuevo procedimiento permite agilizar el trámite y hacerlo más accesible, además de que la propia Ley establece un plazo máximo de tramitación de un año.

Actualmente nos encontramos en un periodo transitorio en el que se pueden presentar las solicitudes de ambas maneras, telemáticamente o en formato papel ante el Registro Civil correspondiente, este periodo termina el 30 de junio de 2017 fecha en la que solo se podrá tramitar de forma online.

Este procedimiento se hará enteramente de forma telemática, esto es, desde la solicitud inicial y la presentación de documentos hasta la notificación final donde se otorgue o deniegue la nacionalidad. También se podrá hacer un seguimiento del estado del proceso en todo momento.

La solicitud la puede realizar tanto el propio interesado, como el representante del menor o incapacitado judicialmente, o quien ejerce la patria potestad, tutela o curatela. También puede ser presentada por un abogado con su certificado digital profesional.

Para acceder a la tramitación online, se deberá entrar a través del portal del Ministerio de Justicia: https://sede.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Sede/es/tramites/nacionalidad-espanola

Una vez dentro del portal, se completará el formulario y se deberán aportar los mismos documentos que de forma presencial, para lo que será necesario escanear los documentos solicitados. Todos los documentos que se presenten y que requieran una firma del solicitante, serán suscritos mediante certificado electrónico reconocido del interesado, de su representante o del abogado habilitado.

Iniciado el procedimiento de forma telemática, dispondrá de un plazo de 4 meses para rellenar la solicitud y aportar toda la documentación requerida, pasado este plazo sin completarla, ésta se borrará de forma automática. La resolución sobre la concesión de nacionalidad deberá tener lugar en un plazo máximo de 1 año desde la solicitud, o se entenderá desestimada.


Estos son los dos procedimientos previstos para que los sefardíes originarios de España puedan adquirir la nacionalidad. La fecha hasta la que pueden tener lugar las solicitudes es el 1 de octubre del 2018, sin embargo se prevé que el Consejo de Ministros lo pueda ampliar 1 año.

Nuestros abogados expertos en extranjería les ayudarán en todos los trámites necesarios.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados expertos en derecho de extranjería e inmigración
Abogados nacionalidad española sefardíes
Abogados nacionalidad española sefardíes
Abogados nacionalidad española sefardíes
Abogados nacionalidad española sefardíes
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP