Abogados especialistas en testamentos de padres con hijos de diferentes progenitores

Testamentos de padres con hijos de diferentes progenitores

Herencias con testamento y sin testamento, en España y en el extranjero. Legitimas
Abogados especialistas en testamentos de padres con hijos de diferentes progenitores

¿ Tiene hijos de diferentes matrimonios y se plantea hacer testamento y necesita asesoramiento legal?
¿ Quiere conocer que derechos tienen hijos de anteriores matrimonios en caso de sucesión testada o no?
¿ Desea revocar testamentos anteriores sobre la base de nuevos hijos en nuevo matrimonio y necesita abogados?

Abogados especialistas en testamentos de padres con hijos de diferentes progenitores
Las ventajas en este supuesto de realizar testamento son enormes, ya que protegeremos los derechos que tienen todos y cada uno de nuestros hijos, ya que lo importante es que son descendientes nuestros con independencia de quien es el otro progenitor, ya que heredan de nuestro patrimonio.

También es fundamental señalar que mientras que sean menores de edad los representantes legales de estos menores son los otros progenitores. Por ello, es conveniente también nombrar en la misma escritura pública de otorgamiento de testamento un tutor para que administre sus bienes y proteja sus derechos, una vez que los herede.

Pero es frecuente que el padre o madre casados por segunda vez pretendan favorecer a los hijos de la última relación, sobre todo si esa familia reconstituida permanece completa al tiempo de hacer testamento.

Suelen concurrir varias consideraciones: el posible desapego hacia los hijos del primer matrimonio, sobre todo si concurren datos de maliciamiento o parasitismo, la previsión de que los segundos hayan de ser su apoyo durante su vejez y última enfermedad, la consideración a que los primeros han disfrutado más años de la ayuda económica del padre, y que la situación económica global de ellos, como herederos a su vez del progenitor custodio, suele ser mejor que los del segundo y estar ya resuelta al tiempo del testamento, etc. Por otro lado, se analiza la situación de la segunda viuda o viudo, pero no puede dejarse de mencionar como ingrediente de la última voluntad del padre bínubo (casado por segunda vez), la intención de contentar a la madre de su segunda camada de hijos, que es con quien convive en esos momentos.

Para estos casos, el esquema legal (excepto para las regiones con derecho especial) es que el padre tiene obligación legal de dejar una tercera parte de la herencia (la legítima estricta) por partes rigurosamente iguales entre todos sus hijos, sean de un matrimonio u otro. Para echar cuentas, hay que computar todos los hijos, vivos o muertos (de éstos, sólo si quedan nietos), nacidos de cualquier matrimonio o relación sin matrimonio (tienen los mismos derechos) y repartir entre ellos una tercera parte de la herencia.

El testamento se puede hacer estableciendo las cuotas o porcentajes en que se pretende que hereden los hijos la totalidad de la herencia, respetando las legítimas. Sin embargo esta fórmula no es práctica pues aunque se designen albaceas que organicen el reparto, hace muy conflictiva la partición, es decir, la distribución en escritura de los bienes del fallecido haciendo lotes individuales (hijuelas) para cada uno de los hijos, y frecuentemente terminan en largos y costosos pleitos. Por eso, el padre divorciado puede desigualar a los hijos, dándose las siguientes fórmulas:

- Repartir individualmente los bienes en el testamento. Por ejemplo, dejando la totalidad de la vivienda de la que sea dueño el padre a uno de los hijos en concepto de herencia, y dinero del banco o de un seguro de vida, o una plaza de garaje a otro u otros hijos en concepto de legado legitimario. Si se ha respetado el mínimo que debe percibir cada uno, esto permite que el hijo heredero de la vivienda no tenga que compartir nada con sus hermanos o hermanastros desfavorecidos.

- Dejar en testamento todos los bienes de la herencia a uno o a varios de los hijos y facultarles para que paguen de su propio bolsillo la parte de la herencia mínima a la que tienen derecho sus hermanos o hermanastros. No debe confundirse con la desheredación, no se trata de dejar a algunos sin nada, sino de dejarles lo mínimo legal y que ese mínimo en lugar de cobrarlo de los bienes del padre se lo paguen sus hermanos de los bienes propios de éstos. Es una situación muy habitual cuando lo único que deja el padre es un bien, generalmente la vivienda que adquirió tras el divorcio. A veces plantea problemas de valoración pues los hijos perjudicados intentarán demostrar el mayor valor posible de la vivienda, frente a los adjudicatarios de la vivienda que alegarán su estado de deterioro, antigüedad, etc, para justificar que vale lo menos posible. El nombramiento de un albacea o el establecimiento de criterios objetivos de valoración (designar una sociedad de tasación oficial) puede ser muy útil. Es importante destacar que los adjudicatarios tienen el derecho pero no la obligación de pagar con dinero propio la parte de la herencia de sus hermanos y que esa opción caduca trascurrido un año desde la muerte del padre, y tras ese plazo los desfavorecidos tienen derecho a cobrar su parte en bienes de la herencia.

- Nombrar albaceas que se encarguen del reparto de la herencia entre los hijos, que se trata de personas de confianza del testador que intervienen tras su muerte para formar los lotes respetando las instrucciones del testamento o, de no haber dado ninguna, respetando las proporciones o porcentajes designados. No se trata de un mediador ni de un árbitro, pues el reparto que haga tiene que ser aceptado por todos los herederos aunque no les guste y ni siquiera tiene que contar con la conformidad de ellos. El cargo es voluntario, tiene que ser aceptado tras la muerte del testador a solicitud de cualquiera de los herederos. Generalmente es gratuito, desempeñan el cargo por afecto al fallecido o a sus herederos pero no cobran nada salvo que se diga expresamente en el testamento. Se puede designar a un familiar o amigo cercano a quien hace testamento, que conozca la situación de la familia, sepa interpretar y haga respetar la voluntad del fallecido.
Nombrar albaceas puede ser muy útil cuando sólo se tiene claro que se quiere favorecer a unos hijos sobre otros, pero no se sabe cuál va a ser la composición final de la herencia. Por ejemplo, la vivienda familiar sigue ocupada por la excónyuge y hasta que se independice el último hijo no puede precisarse si se conservará o se venderá.


Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Su equipo de abogados especialistas en herencias
Abogados especialistas en testamentos de padres con hijos de diferentes progenitores
Abogados especialistas en testamentos de padres con hijos de diferentes progenitores
Abogados especialistas en testamentos de padres con hijos de diferentes progenitores
Abogados especialistas en testamentos de padres con hijos de diferentes progenitores
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2022 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta