Partición judicial o extrajudicial de herencias. con o sin acuerdo

Particion de herencia

Herencias con testamento y sin testamento, en España y en el extranjero. Legitimas
Abogados partición de herencia. Sin testamento. Judicial. Extrajudicial. En documento privado. De Común acuerdo. Sin acuerdo. Gananciales
En que consiste la partición de una herencia
La partición de la herencia se encuentra regulada en los arts. 1051 a 1087 del Código Civil, disciplinándose en los mismos el momento final del fenómeno sucesorio que engloba tanto la disolución de la comunidad hereditaria como su liquidación, así como la concreta adjudicación material de los derechos adquiridos por los herederos.

Partición de herencia sin testamento.
Partición de herencia judicial.
Partición de herencia extrajudicial.
Partición arbitral.
Partición de herencia en documento privado.
Modelo de partición de herencia.
Partición de herencia de común acuerdo.
Partición de herencia sin acuerdo
Partición de herencia bienes gananciales
Cuaderno particional
Contador-partidor.

Partición judicial o extrajudicial de herencias. con o sin acuerdo
La partición de la herencia se encuentra regulada en los arts. 1051 a 1087 del Código Civil, disciplinándose en los mismos el momento final del fenómeno sucesorio que engloba tanto la disolución de la comunidad hereditaria como su liquidación, así como la concreta adjudicación material de los derechos adquiridos por los herederos.

La partición es, pues, la causa normal de extinción de la comunidad hereditaria, mediante la división y adjudicación a los coherederos del activo de la herencia. La indivisión sólo es admisible si el testador prohibió expresamente la división, y aún en este caso, la división tendría lugar si se da alguna de las causas por las que tiene lugar la extinción de la sociedad (art. 1051), debiendo considerarse al respecto el supuesto concreto de indivisión de una explotación económica establecida por el testador, ex. art. 1056,2º CC.

Clases de partición de herencia


La distribución de los bienes hereditarios entre los coherederos, en que consiste la partición, puede llevarse a cabo de distintas maneras, a saber:
1ª. Partición judicial, por el procedimiento de división de la herencia regulado en la LEC.
2ª. Partición extrajudicial, distinguiéndose a su vez:
a) Partición hecha por el propio testador.
b) Partición hecha por el comisario o contador-partidor .
c) Partición convencional, practicada por los propios coherederos.
3ª. Partición arbitral, realizada por un arbitro en virtud de un contrato de compromiso celebrado por los propios coherederos o bien ordenada por el testador.

Partición de la herencia


La partición de la herencia es el reparto de los bienes del fallecido entre los herederos en proporción a la cuota que a cada uno de ellos corresponde, una vez que se ha acreditado con el título hereditario, el testamento o con la declaración de herederos, quiénes son las personas con derecho a heredar y dichas personas han aceptado la herencia.

La partición de la herencia puede ser voluntaria,. Judicial o la realizada por contador-partidor.
Es por partición voluntaria, aquella que efectúan todos los herederos de común acuerdo. Puede formalizarse en documento privado, pero es conveniente efectuarla en escritura pública ante Notario, siendo necesario hacerla en escritura ante Notario cuando en la herencia existen bienes (por ejemplo inmuebles) inscribibles en los distintos registros públicos. La escritura de partición puede realizarse en la Notaría que elijan los herederos y requiere que la firmen todos los herederos, de forma personal o por medio de apoderado.

Si los herederos no se ponen de acuerdo sobre cómo repartir los bienes del fallecido, deberán acudir al Juez de Primera Instancia para que se realice una partición judicial. En este caso, el Juez designará un Perito para que forme el cuaderno particional con el reparto de los bienes de la herencia.

El procedimiento judicial para solicitar la división de la herencia comienza con una demanda que debe ir firmada por Abogado y Procurador y a la que debe acompañarse el certificado de defunción, el certificado del Registro de Actos de Ultima Voluntad (del Ministerio de Justicia) en el que conste que el fallecido no otorgó testamento, así como el documento que acredite que el demandante tiene la condición de heredero o legatario así como la documentación relativa a los bienes que componen la herencia.

Una vez solicitada la división se puede acordar la intervención de los bienes y la formación de inventario, así como el nombramiento de una persona que se encargue de la administración de los mismos.

Los herederos serán convocados a una Junta, a la que también acudirá el Ministerio Fiscal si alguno de los herederos es menor o incapaz o ha sido declarado ausente y aún no se ha designado a su representante.
En esta Junta los interesados deben ponerse de acuerdo para nombrar a un “contador-partidor” que practique las operaciones de división, así como aquellos peritos que sean necesarios para valorar y tasar los bienes.

El contador partidor testamentario es aquel que ha sido nombrado con tal carácter por el testador en el testamento para que realice la partición de la herencia.

El contador-partidor dativo es el nombrado por el Notario o por el Secretario Judicial (antes de la entrada en vigor de la nueva Ley de la Jurisdicción Voluntaria lo era por el Juez) a solicitud de los herederos que representen al menos el cincuenta por ciento del haber hereditario. La partición de la herencia realizada por el contador-partidor requerirá, una vez hecha, la aprobación del Notario o del Secretario Judicial si no cuenta con la confirmación expresa de todos los herederos y legatarios.

El nombramiento de contador-partidor para realizar la partición de la herencia evita tener que acudir a una partición judicial cuando los herederos no se ponen de acuerdo en la forma de repartir los bienes.

Si no se alcanza ningún acuerdo, se le designará por sorteo (el cargo de contador-partidor debe recaer sobre un abogado en ejercicio).

El contador-partidor es la persona que realiza las operaciones divisorias y está obligado a respetar, si existen, las reglas para la valoración de los bienes que hayan sido impuestas por el testador, siempre que éstas no perjudiquen a la legítima de los herederos forzosos.

Las operaciones de división tendrán una duración máxima de 2 meses. El informe que emita el contador-partidor debe contener una relación de los bienes que componen la herencia, su valoración, la división que se practica de los mismos y su atribución a cada uno de los herederos.

Estas operaciones les serán comunicadas a todas las partes que intervengan en el procedimiento para que, si no están conformes, puedan oponerse a ellas en un plazo de diez días y esta oposición debe formularse por escrito.

Ahora, se plantean dos posibilidades:

• Si no se formula oposición, el juez dictará una resolución (un “auto”) por la que se aprobarán las operaciones divisorias.
• Si se formula oposición, el juez citará a las partes a una nueva comparecencia en la que se expondrán los motivos de dicha oposición y en la que incluso podrá acordarse la práctica de alguna prueba (por ejemplo, los herederos no están de acuerdo con la valoración que se ha dado a los bienes y se solicita una nueva tasación).

El procedimiento se tramitará a partir de este momento como un juicio verbal, y una vez que se haya realizado la partición y la adjudicación, cada coheredero adquiere la propiedad y la posesión de los bienes que se le otorguen.

La resolución judicial que en su caso se dicte, permitirá al beneficiario cambiar a su favor la titularidad de los bienes inmuebles en el Registro de la Propiedad, aunque previamente deberá liquidar el impuesto de sucesiones y donaciones y el impuesto sobre el incremento de valor de los bienes de naturaleza urbana o plusvalía.

Cuaderno particional de la herencia


Los interesados han de formar y aprobar un cuaderno particional, que se divide en:

- Antecedentes: se reseñarán las circunstancias personales y familiares del difunto, como la fecha y lugar de fallecimiento, su domicilio habitual en el momento de fallecer, su estado civil, la vecindad civil, que determina el derecho aplicable a la herencia, la existencia o no de descendientes y ascendientes, así como cualquier otra circunstancia relevante para la partición hereditaria. También expresarán los datos referentes al título sucesorio.

-Inventario: el inventario del activo y del pasivo, en el que se mencionarán separadamente los bienes y derechos del activo y las deudas del pasivo, indicando su respectivo valor.

- Liquidación de la herencia: una vez formado el inventario, se procederá a la liquidación de la herencia y, en su caso, de la sociedad de gananciales, en el que se sumará y se expresará el valor de todas las partidas del activo y de todas las partidas del pasivo, y se determinará el valor neto de a masa hereditaria restando del activo el importe del pasivo. Igualmente se indicará en este apartado el valor de la cuota correspondiente a cada uno de los herederos y, el valor de la cuota correspondiente al viudo o la viuda por la liquidación de la sociedad de gananciales.

-Adjudicaciones hereditarias: se expresarán las adjudicaciones de bienes que se hagan a cada uno de los interesados en la herencia.

Para realizar la partición voluntaria en escritura pública deberán entregarse en la Notaría:

-El testamento o la declaración de herederos.
-Certificado de Ultimas Voluntades.
-Certificado de defunción del fallecido.
-Títulos de propiedad de los bienes del fallecido (inmuebles, acciones, derechos de propiedad intelectual o industrial, créditos a su favor, etc.), ya se trate de escrituras públicas o de documentos privados.
-Recibo de contribución (I.B.I.) o cédula parcelaria de los inmuebles.
-Certificados bancarios que acrediten el dinero en efectivo o las participaciones en fondos o depósitos financieros de cualquier tipo de que era titular el fallecido.
-Documentos de cualquier tipo de los que resulten las deudas y cargas de la herencia.

Si usted desea asesoramiento legal en la partición de una herencia, no dude en contactar con nosotros. Por teléfono o rellenando el formulario adjunto los abogados especialistas en testamentos y herencias de ABOGAHERENCIA le contactarán a la mayor brevedad para ayudarle a defender sus derechos.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Su equipo de abogados especialistas en herencias
Partición judicial o extrajudicial de herencias. con o sin acuerdo
Partición judicial o extrajudicial de herencias. con o sin acuerdo
Partición judicial o extrajudicial de herencias. con o sin acuerdo
Partición judicial o extrajudicial de herencias. con o sin acuerdo
¿Eres un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerte. Contacta con nosotros.

[email protected]


Sede: Calle gran via 59,
piso 10 DCH 5 28013 Madrid


Llámenos 24x7 días
900 52 52 92

LEGALIK

@ Legalik. 2018 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP