Accidentes laborales caída de altura por trabajos sobre cubiertas o tejados

Abogados indemnizaciones por accidentes de Trabajo por caída de altura desde cubiertas o tejados

Indemnización por daños y perjuicios, materiales y morales. Lucro cesante. Daño emergente
Abogados laboralistas expertos en indemnizacion por accidentes laborales por caídas de altura producidas desde cubiertas y tejados. Abogados y peritos.
Indemnización por caída de altura desde cubierta
En los accidentes producidos por caídas de altura desde cubiertas o tejados, influyen distintas causas, pero las principales son la falta de formación e información de los trabajadores, y la falta de medidas de seguridad preventivas que aseguren la seguridad de los trabajadores en la realización de las actividades.

Índice. Abogados indemnizaciones por accidentes de Trabajo por caída de altura desde cubiertas o tejados

Accidentes laborales caída de altura por trabajos sobre cubiertas o tejados
Una de las causas más frecuentes de accidente de trabajo son las caídas de altura, sobre todo en el sector de la construcción, dónde representan un alto porcentaje de los accidentes con baja (20-30% del total de accidentes en el sector), muchos de ellos mortales. No obstante, estas características también se dan en otros sectores o campos de actividad. Por lo que podemos deducir que se trata de accidentes que se dan con cierta frecuencia, y además, cuando se dan, lo hacen con una notable gravedad.

Para definir la altura o diferencia de nivel mínima, a partir de la cual se considera que representa un riesgo ante un accidente humano, remitimos a la normativa vigente: RD 1627/1997, de 24 de octubre de Seguridad y de Salud en las obras de construcción en cuyas disposiciones mínimas, en el punto 3 de la parte C del Anexo IV establece: “las plataformas, andamios y pasarelas, así como los desniveles, huecos y aberturas existentes en los pisos de las obras, que supongan para los trabajadores un riesgo de caída de altura superior a 2 metros se protegerán mediante barandillas y otro sistema de protección colectiva de seguridad equivalente…”

Dentro de las causas por las cuales se producen accidentes mortales por caídas, la tasa más alta corresponde a las producidas desde cubiertas de edificios y construcciones (31%), tanto en la etapa de construcción, como posteriormente durante la vida útil de las instalaciones.

La utilización de cubiertas ligeras para realizar el cubrimiento de distintos tipos de estructuras: edificios, naves industriales, patios de luces, etc., es un hecho generalizado en el sector de la construcción. Estas cubiertas están hechas con materiales ligeros como vidrio, chapa ondulada, fibrocemento (uralita), resinas y polímeros, son frágiles y no están concebidas para soportar grandes pesos, incluido el tránsito de personas, ya que se pueden romper con facilidad y convertirse en un grave peligro para quienes tengan que trabajar sobre ellas si no se instalan o utilizan medios auxiliares o elementos complementarios de seguridad.

Esto, unido a que los trabajos se realizan desde el exterior, y por lo general, a gran distancia del suelo, supone que los accidentes ocurridos tengan consecuencias graves o mortales. Por lo que los trabajadores de altura están sujetos a legislación particular, ya que la actividad que realizan se considera peligrosa.

Principales causas de accidente:


Las causas más frecuentes de los accidentes ocurridos en los trabajos sobre cubiertas, son las roturas de las cubiertas al circular sobre ellas, ya que como hemos comentado tienen poca resistencia. También se producen al subir o bajar de la cubierta y por [inclemencias climatológicas]. Otros riesgos asociados suelen ser la caída de objetos o parte de la cubierta sobre personas por acumular cargas excesivas sobre ellas (materiales, herramientas, accesorios de limpieza, etc.)

Como hemos mencionado, los accidentes en las cubiertas se producen tanto en su etapa constructiva como durante la vida útil de las instalaciones. En el primer caso, los accidentes se suelen relacionar con la caída de trabajadores por el perímetro de la cubierta, por zonas en fase de cubrición y por aberturas existentes en las partes ya ejecutadas. Sin embargo, en la segunda etapa se observan más casos relacionados con la rotura de elementos propios de la cubierta (placas ligeras y lucernarios), aunque también destacan los casos de caídas por el perímetro de la cubierta.

Los trabajos de mantenimiento en tejados ya existentes, incluyen las labores de inspección, mantenimiento y limpieza, así como, las de restauración, vaciado y eliminación de impurezas. Estos trabajos suelen realizarse a menudo por personas no especializadas como los encargados de la limpieza, porteros o conserjes de los edificios.

Recomendaciones preventivas:


• Ante la realización de trabajos con riesgo de caída de altura se deberán adoptar medidas de protección colectiva, o de protección individual. Teniendo en cuenta que se trata de una cubierta frágil y por tanto no transitable, además de las medidas de protección, se deberán habilitar superficies de paso resistentes para que los trabajadores puedan transitar por la cubierta.

• La evaluación de riesgos deberá relejar los riesgos reales que estén presentes en las tareas que se vayan a realizar.

• En la ejecución de los trabajos deberá estar presente un recurso preventivo que asegure que se han adoptado las medidas preventivas previstas en la evaluación, y que los trabajadores cumplen con los procedimientos seguros de trabajo y el uso de los equipos de protección individual.

• La empresa titular del centro de trabajo deberá informar a la empresa concurrente de los riesgos generales del centro y de las medidas preventivas a adoptar.

• Antes de entregar la obra terminada y al realizar un proyecto de ejecución de obra, se deberán tener en cuenta la adopción de medidas preventivas necesarias para la realización de futuros trabajos (mantenimiento, limpieza, inspección o reparación).

Medidas preventivas:


Antes de realizar cualquier trabajo es esencial identificar todos los peligros y definir las medidas preventivas a adoptar. Es decir, que quienes vayan a acceder a la cubierta conozcan las características, configuración y el estado de conservación de esta. Así como, los medios de protección disponibles y cómo utilizarlos de manera correcta. Por ello, de manera previa se debe analizar:

• Las características de la cubierta: inclinación, resistencia, estado.
• Los materiales de fabricación: fibrocemento, chapas ligeras, tejas.
• Los sistemas de protección existentes: barandillas, sistemas anticaídas, etc.

Las cubiertas no deben ser zonas de acceso libre, debe estar exclusivamente limitado a los trabajadores con formación, capacidades y equipo de trabajo adecuados. Por lo que se deben proteger y bloquear los puntos de entrada y señalizar el grave peligro que representan.

Es importante verificar el estado de los sistemas de protección existentes (adecuados y suficientes). De no ser así, se deberán tomar medidas adicionales para asegurar la seguridad y salud de los trabajadores.

Dada la naturaleza de estos trabajos, que entrañan características especiales, nunca se deben realizar en solitario. Siempre debe haber un trabajador que controle las operaciones y pueda actuar en caso de emergencia.

El acceso a la cubierta se debe realizar utilizando equipos destinados a este fin y en condiciones seguras. Además, se deberá de disponer de equipos adecuados para la evacuación de los trabajadores, en caso de ser necesaria.

Por lo tanto, teniendo en cuenta todo lo anterior y siendo conocedores de que gran parte de los accidentes ocurridos en cubiertas están relacionados directamente con el desconocimiento y la improvisación, algunos de los aspectos a tener en cuenta son:

Factores climatológicos. Las condiciones climatológicas son un factor muy importante a considerar, ya que afectan a la seguridad de los trabajadores y pueden desencadenar accidentes graves y mortales. Antes de empezar los trabajos, es imprescindible comprobar si las condiciones climatológicas permiten realizarlos de manera correcta y segura.

o La lluvia puede ocasionar resbalones y limitar la actuación de los servicios de emergencia.
o El viento puede desestabilizar al trabajador y limitar la actuación de los servicios de emergencia.
o La nieve/hielo puede ocasionar resbalones y ocultar lucernarios y zonas peligrosas.

Sistemas de protección existentes y grado de conservación. Cuando se trabaje sobre cubiertas frágiles y/o con lucernarios se deberá tener en cuenta:

- Analizar si los sistemas de protección previstos son capaces de proteger al trabajador frente a una eventual caída a través de un lucernario.
- Comprobar el correcto estado de conservación y funcionamiento de los sistemas de protección que se vayan a utilizar.
- Localizar, previamente sobre plano y posteriormente al acceder a la cubierta, todos los lucernarios existentes en la zona que se vaya a transitar.
- Señalizar y proteger todos los lucernarios, y delimitar la zona.
- Los sistemas anticaídas deben estar homologados y cuando se monten evitar dejar “cuerda libre”.
- No apoyarse ni pisar sobre un lucernario, como norma general, aunque se hayan diseñado para resistir el peso de las personas.
- Se deberán instalar las denominadas “líneas de vida” o puntos de anclaje para la utilización de sistemas anti caídas, que tendrán la suficiente resistencia para garantizar su efectividad.
- Utilizar siempre arneses de seguridad, ya que son obligatorios en trabajos que se realicen a más de 2 metros de altura.

Existencia de lucernarios y elementos frágiles. Los lucernarios son zonas diseñadas para dejar pasar la luz del sol. Una parte importante de los accidentes mortales en cubiertas está relacionado con la caída de trabajadores a través de ellos. El principal peligro es su limitada capacidad para soportar peso (construcción, características y paso del tiempo) a lo que se suma que sobre ellos se acumula suciedad, haciendo que puedan confundirse con otras zonas resistentes, provocando que los trabajadores pisen sobre ellos y se rompan.

Estado y tipo de cubiertas frágiles (fibrocemento, fibra de vidrio, derivados de plástico, etc.) Las cubierta frágiles o ligeras, al igual que los lucernarios, no están diseñadas para soportar determinados pesos, ya que están construidas con materiales de baja resistencia, que ganan fragilidad con el paso del tiempo y la exposición a la intemperie, haciendo que aumente el riesgo de rotura. En los trabajos en cubierta se deberá:

- Informar y concienciar a las personas que accedan del peligro de transitar sobre la cubierta sin equipos de trabajo y seguridad adecuados. Solo cuando los trabajadores hayan sido formados e informados y dispongan de los medios y sistemas preventivos, estarán autorizados para el acceso a la cubierta. Esta autorización deberá ser otorgada por el propio empresario o por una persona expresamente designada.

- Antes de iniciarlos se valorará la posibilidad de realizarlos con equipos y medios de trabajo independientes (por ejemplo: andamios) para evitar transitar y situarse directamente sobre la cubierta.

- Siempre que sea posible, realizar una verificación previa del estado de los materiales que conforman la cubierta, delimitando en un plano las zonas deterioradas.

- Analizar si existen pasarelas en la cubierta que permitan realizar los trabajos sin la necesidad de que el trabajador se posicione directamente sobre los elementos de la cubierta frágil. De no ser así, se localizarán las partes fuera de la estructura que serán los lugares de apoyo.

- Vigilar que los trabajadores cumplen las instrucciones al realizar su tarea.

Posibilidad de caída por el perímetro de la cubierta y a través de aberturas. Es importante delimitar y señalizar estas zonas. Además, se deberá proteger el perímetro de las cubiertas con barandillas de seguridad, así como, con de redes de seguridad para la recogida de personas en caso de caída. La altura de las barandillas, nunca podrá ser inferior a 0,90 metros.

Tipos de tejados:


TEJADOS HORIZONTALES

En este tipo de tejados son necesarias algunas medidas de protección específicas, debido a que el riesgo que entraña trabajar sobre este tipo de tejados es muy alto, ya que la caída puede sobrevenir:
• Desde el puntal de un tejado completo
• Desde el puntal donde se está trabajando
• A través de aperturas, boquetes o estructuras frágiles.

TEJADOS A DOS AGUAS

Es necesario instalar medios de acceso, de evacuación y de trabajo seguros. Las escaleras adaptadas para tejado o equipo similar pueden resultar necesarias en caso de que las tejas o pizarras constituyan una mala superficie de apoyo. Las plataformas elevadoras pueden ser una alternativa eficaz a trabajar sobre el propio tejado. En tejados a dos aguas, la caída puede producirse:

• Desde los aleros
• Por deslizamiento con precipitación posterior sobre los aleros
• Internamente a través del tejado

TEJADOS FRÁGILES

Como hemos comentado anteriormente este tipo de tejados están hechos con materiales frágiles, por lo que este tipo de tejados no son lugares de trabajo seguros, y no se debe acceder a ellos sin las medidas de prevención adecuadas. Especialmente en los trabajos en tejados de fibrocemento (uralita), debido a la toxicidad del material, lo que supone un riesgo añadido, se deben cumplir las normas establecidas en el plan de prevención, respecto a la protección de los trabajadores en labores de retirada de amianto.

TECHUMBRE INDUSTRIAL

Los riesgos que entraña el trabajo en este tipo de tejados, se puede limitar considerablemente con una buena planificación:

• Limitar la necesidad de desplazamientos por el tejado para minimizar la posibilidad de caídas.
• Concentrar los esfuerzos de seguridad en las condiciones de trabajo, más que el equipo de seguridad empleado para neutralizar una posible caída.

Casos reales de caídas de un tejado trabajando


Como hemos mencionado existen muchos casos en nuestro país en los que trabajadores sufren accidentes mientras realizan su actividad al caerse del tejado. Algunos ejemplos son:

En la provincia de Murcia, con fecha de junio de 2017, un hombre de 55 años que se encontraba en su puesto de trabajo, se cayó al vacío desde el tejado donde estaba trabajando a una altura de 10 metros quedando inconsciente en el suelo. Fueron los testigos que presenciaron el accidente los que se pusieron en contacto con el servicio de emergencias, los cuales estabilizaron a la víctima y trasladaron al hospital.

No tan buena suerte tuvo un operario de 34 años, el cual falleció en la localidad de Aritzu (Pamplona) el 13 de julio de 2017 al caer desde el tejado de una granja. El trabajador se encontraba junto a dos operarios, todos ellos trabajadores de una empresa dedicada a la instalación de estructuras metálicas, cuando la víctima se precipitó desde una altura de 8 metros mientras colocaban una viga metálica, sufriendo un traumatismo craneoencefálico que le causó la muerte en el acto.

Ante la diversidad de casos y las particularidades de cada uno, debido a sus circunstancias propias, la jurisprudencia se pronuncia tras la investigación de cada accidente y considerando el acta de la Inspección de Trabajo.

Cabe destacar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA núm. 947/2006 Rec. 23/2005):
Un trabajador, perteneciente a la categoría profesional de peón, prestaba sus servicios dentro del Plan de Empleo de un ayuntamiento, destinado a la realización de unas obras de rehabilitación del conjunto del patrimonio municipal, que conllevaban a la mejora de la infraestructura cuando sufrió un accidente al caerse desde la cubierta de uralita de una nave, cuando procedía a cambiar a sustituir dicha placa de uralita porque estaba rota.

Para acceder a la zona de trabajo, utilizó un montículo de arena y otros materiales que le sirvieron para subir a un tejado más inmediato y de menor altura (3-4 metros), para llegar después al punto (8 metros de altura). El operario retiró la cubierta rota y procedió a colocar la nueva, izada con una cuerda por sus compañeros de trabajo. Finalizada la reparación, y tras recoger las herramientas situadas al borde del tejado, el trabajador accidente pisó una de las placas translucidas de la nave que cedió con su peso y se rompió, produciéndose la caída del accidentado desde una altura aproximada de 4 metros.

Consta (acreditado) que el trabajador por cuenta propia, sin recibir orden o indicación de un superior, decidió subirse al tejado y verificar el estado de la placa de uralita. Desatendiendo los requerimientos de su encargado de zona (superior directo) para que abandonase la tarea, el cual no estaba presente en el momento en que accedió al tejado, abandonó el lugar tras indicarle en cuatro ocasiones que se bajara del mismo, recibiendo como respuesta del trabajador que así lo haría cuando quedase concluida la tarea.

Dicho accidente le ocasionó lesiones al trabajador (no especificadas en la sentencia) por las cuales adquirió la condición de incapacitado temporal derivado de la contingencia de accidente de trabajo (AT).

La primera sentencia, del Juzgado de Instrucción, se limitó a archivar el hecho denunciado constitutivo de infracción penal, y la declaración de inexistencia de responsabilidad empresarial por falta de medidas de seguridad e higiene en el trabajo dictada por el INSS en el accidente acontecido.

La posterior sentencia, dictada por el Juzgado de lo Social, declaró la responsabilidad del ayuntamiento por omisión de medidas de seguridad en el accidente donde se imponía un recargo de prestaciones del 30%.

Ante ambas sentencias, tanto el ayuntamiento como el INSS recurrieron en suplicación al TSJA, para defender la culpa exclusiva del trabajador en el siniestro. Este tribunal se pronunció, declarando que la cubierta de uralita del tejado de la nave no disponía de ningún sistema de protección (colectiva o individual) contra las caídas de altura, y que el trabajador no estaba formado para tal tarea.

Confirma que el accidente sufrido por el trabajador es debido a una acción imprudente por parte de este, ya que la cubierta de la nave no pertenecía a su lugar de trabajo, ni estaba entre sus funciones repararla, además desobedeció las órdenes de su superior para que descendiera de la cubierta.

Por lo tanto, estima el recurso de suplicación interpuesto por el INSS y el ayuntamiento y se revoca la sentencia del Juzgado de lo Social, que declaraba responsable al ayuntamiento por omisión de medidas de seguridad, desestimando así la demanda interpuesta por el trabajador accidentado.

Al hilo de la sentencia comentada, es destacable la importancia, como una medida de prevención más, de la formación e información de los riesgos que suponen la realización de determinadas actividades, para evitar accidentes innecesarios. Con lo que la jurisprudencia se muestra tajante, cuando percibe atisbo de imprudencia por parte del trabajador accidentado (ejemplo: modificar el lugar de trabajo y la tarea encomendada, no adaptar las medidas de seguridad facilitadas por la empresa, desobediencia de órdenes, etc.)

Aunque no podemos obviar, dejando de lado la presente sentencia, una causa que suele ser común en este tipo de accidentes: la deficiente gestión preventiva por parte de las empresas, especialmente en trabajos de reparación y/o mantenimiento de cubiertas, donde prevalece casi siempre el factor económico sobre el preventivo, ya que las medidas a adoptar suelen ser consideradas como “desproporcionadas y con un elevado coste económico”, en relación con la poca duración de los trabajos a realizar.

Por lo tanto, si ha sufrido un accidente debido a una caída desde un tejado mientras realizaba su trabajo o su empresa no cumple con las medidas de seguridad adecuadas para la realización de la tarea encomendada, ¡Póngase en contacto con nosotros! El equipo especializado de accidentes laborales de Legalik Central de Servicios Jurídicos: Abogados y Peritos Expertos le asesoran de acuerdo a sus circunstancias personales para ayudarle a obtener la máxima compensación e indemnización que pueda corresponderle.

Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Su equipo de abogados de indemnizaciones
Accidentes laborales caída de altura por trabajos sobre cubiertas o tejados
Accidentes laborales caída de altura por trabajos sobre cubiertas o tejados
Accidentes laborales caída de altura por trabajos sobre cubiertas o tejados
Accidentes laborales caída de altura por trabajos sobre cubiertas o tejados
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta