Accidentes laborales camiones y camioneros

Accidentes laborales camiones y conductores de camión, Transporte de mercancias

Indemnización por daños y perjuicios, materiales y morales. Lucro cesante. Daño emergente
Abogados laborales expertos en indemnización por accidentes de trabajo durante o derivado de la conducción de camiones Transporte de mercancias
Indemnización accidente de trabajo durante el transporte con camiones
Actualmente, hay déficit de conductores profesionales de camión debido a las malas condiciones laborales que presenta el sector que origina numerosos accidentes de trabajo.

Accidentes laborales camiones y camioneros
Actualmente, en España existe un déficit de conductores profesionales de camiones. Esto se debe a que es un trabajo exigente, sacrificado y sometido a duras condiciones, cuyo salario no compensa.

Accidentes laborales camiones y camioneros. Problemas estructurales


1. Precariedad laboral. El Convenio Colectivo de este sector retribuye a los conductores en función de los kilómetros recorridos y no por el número de horas de trabajo efectivo. Esto provoca que los trabajadores tengan que hacer horas extras y nocturnas, de las cuales solo un tercio son retribuidas. Al salario se le añade las penosas condiciones laborales, debido a la dureza del trabajo.
2. Guerra de precios. Hay muchas multinacionales (españolas y extranjeras) dando servicio de transporte en nuestras carreteras. Esto hace que se revaloricen los contratos a la baja y provoca la pérdida de demanda de empleo, ya que los salario no cubren las necesidades básicas de los trabajadores.
3. “Dumping”: vender un producto por debajo de su precio y coste de producción, a través de una rebaja fraudulenta de los gastos con el fin de eliminar a las empresas competidoras y apoderarse del mercado. Empresas con sede en países de Europa del Este pero que operan en España, reduciendo así los costes laborales y tributarios, y aumentando beneficios. Esto afecta a la economía del sector, ya que las empresas que operan dentro de la legalidad se ven forzadas a bajar los precios para poder sobrevivir en el mercado.
4. Envejecimiento de los trabajadores. Debido a las condiciones laborales que presenta el sector, los jóvenes no quieren ocupar los puestos, por lo que en la actualidad el 72% de los camioneros se encuentran entre los 50 y 64 años.
5. Amenaza de las nuevas tecnologías. Algunas empresas, como Uber Freight y Waymo, han desarrollado camiones sin conductor, lo cual puede suponer la destrucciones de millones de puestos en el sector cuando sea efectiva su implantación.
6. Alza del petróleo. El carburante supone el mayor coste en las empresas de transporte, el cual no ha parado de subir suponiendo que los costes aumenten a la par, a la vez que los precios de los servicios de transporte siguen a la baja.

Condiciones de los puestos de trabajo


Los conductores son trabajadores cuya actividad básica se realiza sentada. Dicha tarea cuando se realiza de forma prolongada puede generar una serie de dolencias:
- Problemas muculoesqueléticos derivados de la postura de trabajo: dolores de cuello, de espalda, lumbares, entumecimiento muscular, artrosis.
- Problemas respiratorio-disgestivos: asma por contaminación, gastritis, úlceras.
- Problemas circulatorios y derivados del sedentarismo de la actividad: obesidad, hipertensión, varices, problemas cadiológicos.
- Problemas de estrés por el cumplimiento de horarios.
- Otros problemas fisiológicos: próstata, hemorroides, fístulas.

A estas condiciones generales para todo tipo de conductores del sector del transporte, hay que añadirles las específicas de los camioneros, ya que suelen desempeñar más actividades a parte de la de conducir, como la carga y descarga del vehículo.
- Riesgos derivados del propio del vehículo: ruido y vibraciones
- Riesgo de pérdida de audición en el oído izquierdo, por llevar bajada esa ventanilla.
- Riesgo de aumento del nivel de estrés, debido a la circulación por carreteras o rutas que no conocen, o por tener que llegar a lugares de difícil localización.
- Riesgo de exposición a contaminantes biológicos para los que transportan animales vivos.
- Riesgo de alcoholismo y tabaquismo.

Clasificación de riesgos


Por lo general, los profesionales del transporte comparten riesgos en las distintas profesiones, aunque hay algunos específicos dependiendo de la actividad. Podemos dividirlos en función de la regularidad con la que se producen en el sector:

Frecuentes:


- Por factores psicosociales u organizacionales debido a la jornada de trabajo:
o Ritmo de trabajo excesivo
o Trabajo monótono
o Incomunicación
o Elevado nivel de atención que requiere la conducción
o Gran repercusión de los errores
- Caídas de personas a distinto nivel a causa de la falta de barandillas en los camiones cisterna y las malas costumbres en la subida y bajada de la cabina o caja del camión.
- Caídas de personas al mismo nivel por la falta de señalización e iluminación, suelos resbaladizos y placas de hielo en el interior de cámaras y cajas frigoríficas.
- Atropellos o accidentes por vehículos en el recinto de carga y descarga por maquinaria de almacén, al descender del camión en zonas no autorizadas por avería o pinchazo, velocidad inadecuada, cansancio, consumo de alcohol, uso de medios de comunicación al volante, comer o beber mientras el vehículo está en marcha, uso incorrecto o fallo de los elementos de seguridad y aviso, características inadecuadas del vehículo para el uso y lugar, mala visibilidad o iluminación defectuosa, estacionamiento en pendientes con el motor en marcha o sin calzos, no señalizar con triángulos cuando el vehículo se encuentra averiado o mal acondicionamiento del lugar de trabajo.
- Exposición a vibraciones debido al diseño defectuoso del asiento, posturas inadecuadas durante la conducción, mal estado de los sistemas de amortiguación, apoyo del codo-brazo en la ventanilla, firme deficiente de las carreteras.

Menos frecuentes:


- Caídas de objetos en manipulación por la manipulación de objetos de grandes dimensiones sin los instrumentos adecuados, bajo nivel de iluminación o falta de visibilidad del conductor, cargar inadecuadamente los camiones y de forma excesiva.
- Atrapamiento o aplastamiento por vuelco de vehículo en las maniobras de elevación de cisternas y cajas, y uso de plataformas para los vehículos.
- Sobreesfuerzos por el mantenimiento prolongado de la misma postura y adoptar posturas inadecuadas, carga de peso excesivo y manipulación incorrecta de la carga, movimientos repetitivos de las manos y piernas.
- Exposición a contactos eléctricos al pasar bajo líneas eléctricas superando la altura, manipulación de las baterías y realización de conexiones incorrectas.
- Exposición al ruido derivado del propio vehículo y de las condiciones del tráfico.

Ocasionales:


- Proyección de líquidos en las operaciones de comprobación/reposición de líquidos del camión, limpieza de cisternas/contenedores/cajas con agua a presión y que han contenido mercancías peligrosas.
- Exposición a temperaturas ambientales extremas debido a la mala climatización de la cabina y falta de ventilación tanto en la cabina como en la caja, y operaciones de carga y descarga en situaciones de temperatura extrema.
- Choques contra objetos inmóviles en las operaciones de limpieza del vehículo, tareas de carga y descarga, falta de orden y protección en lugares de paso peligrosos.
- Atrapamiento por/entre objetos debido a la caída de piezas o elementos móviles de las máquinas, apertura y cierre de las cajas de los camiones, utilización de gatos hidráulicos en labores de mantenimiento y reparación.
- Exposición a sustancias nocivas o tóxicas derivado de los vapores de combustión del tráfico, derrames de los depósitos que contienen sustancias peligrosas, superar la capacidad del vehículo con sustancias nocivas o tóxicas, no seguir los métodos operativos correctos para las labores de carga y descarga, ni utilizar los EPIs adecuados.
- Incendios por fallo en el circuito eléctrico del vehículo, cortocircuitos en los mandos de control, calentamiento del motor, fugas de combustible, colillas de cigarro.

Siniestralidad


La DGT señala que la elevada antigüedad del parque actual de camiones y furgonetas, cuya media es más de 12 años, es la principal causa de la siniestralidad debido a que dichos vehículos carecen de los sistemas y equipamientos de seguridad. La cifra de víctimas se eleva a más de 500 (vías urbanas e interubanas), siendo las carreteras convencionales las más peligrosas y en las que más personas fallecen.

Las distracciones son otra de las causas más frecuentes de accidentalidad en estos vehículos, presentes en el 40% de los accidentes. Además, el 20% de los camioneros implicados en un accidente cometieron alguna infracción.

Junto a las distracciones, la velocidad inadecuada también está presente en las causas de accidente.

Este sector presenta un número de trabajadores fallecidos en accidente de trabajo por encima de todos los sectores. Según datos del Ministerio de Trabajo y Fomento, entre 2001 y 2004 murieron más conductores profesionales que trabajadores en la construcción (sector con alta siniestralidad laboral) durante la jornada laboral.

Estos datos, a pesar de afectar al sector también repercuten seriamente en la sociedad, ya que en muchos accidentes en los que estaban implicados camiones las víctimas mortales o accidentados no pertenecían al sector.

Dicha elevada siniestralidad se debe a las penosas condiciones laborales que hemos explicado y que sufren los camioneros. Producida sobre todo por las largas jornadas de trabajo, que aunque reguladas mediante el tacógrafo, debido a las exigencias productivas los camioneros se ven obligados a falsearlas en muchas ocasiones poniendo en peligro su seguridad y la de los demás que circulan por la vía.

Cuando la jornada se alarga, aparece la temida fatiga, por la cual el 50% de los conductores profesionales europeos reconoce que se ha dormido al volante alguna vez.

Otro de los riesgos a los que se exponen los camioneros son los robos, los cuales no se incluyen en la mayoría de las evaluaciones del puesto. Sin embargo, el 34,8% de los camioneros españoles consideran los atracos como el mayor riesgo en su puesto de trabajo, después de los accidentes de tráfico.

Debido a que gran parte de los accidentes sufridos por los conductores profesionales de camiones, ocurren en la carretera durante la conducción de un vehículo, son camuflados como accidentes de tráfico y no como accidente de trabajo, lo cual distorsiona las cifras de siniestralidad laboral.

Caso real: accidente de trabajo de un conductor de camión


Según lo dictado por una Sentencia de la Sala de lo Social del TSJ de Navarra, debe ser considerada como baja laboral un infarto agudo de miocardio sufrido por un camionero que viajaba desde Navarra hasta Murcia, haciendo parada en Alicante para descargar parte de la mercancía que transportaba.

El trabajador, a fecha de 9 de agosto de 2011, se encontraba en Navarra por orden de su empresa. Mientras conducía, sobre las 21.00 h empezó a sentir un dolor centrotorácico opresivo irradiado a espalda, cuello y brazo izquierdo. A pesar de su malestar, terminó su trabajo a las 21.42h sin reclamar asistencia sanitaria, permaneciendo en Navarra hasta el día siguiente. El día 10 realizó una carga destino a Orihuela y condujo el camión hasta Murcia, donde acudió al hospital a las 23.05h, dónde le diagnosticaron un infarto agudo de miocardio de más de 24 horas de evolución.

Debido a la gravedad de su estado se procedió a su ingreso en la UCI, iniciando al día siguiente el proceso de Incapacidad Temporal por Enfermedad Común.

Fue en febrero de 2012 cuando el INSS le declaró la situación de incapacidad permanente total para su trabajo derivada de enfermedad común. Dicha resolución fue reclamaba por el afectado y el Juzgado de lo Social le dio la razón al declarar que el proceso de incapacidad debía ser declarado como derivado de accidente de trabajo.

La mutua presentó un recurso contra dicha resolución, la cual fue desestimada por la Sala, demostrando que los síntomas del infarto los notó cuando iba al volante, como se ha acreditado con los datos del tacógrafo, y no practicando ningún deporte en el tiempo de descanso.

Si trabaja conduciendo un camión y ha sufrido un accidente, ¡póngase en contacto con nosotros! Nuestro equipo especializado de accidentes laborales de Legalik Central de Servicios Jurídicos: Abogados y Peritos Expertos le asesoran y valoraran las posibilidades de éxito.



Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Su equipo de abogados de indemnizaciones
Accidentes laborales camiones y camioneros
Accidentes laborales camiones y camioneros
Accidentes laborales camiones y camioneros
Accidentes laborales camiones y camioneros
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP