Accidentes laborales conductores profesionales de furgonetas

Abogados indemnizacion por accidentes de trabajo de conductores de furgoneta

Indemnización por daños y perjuicios, materiales y morales. Lucro cesante. Daño emergente
Abogados laborales expertos en indemnización por accidentes de trabajo durante la conducción de furgonetas o derivados.
Indemnización accidente de trabajo durante el transporte con furgoneta
Las furgonetas, son unos vehículos que cuenta con unas características particulares que hacen que su conducción sea más compleja que la de un utilitario común, aumentando así el riesgo de sufrir accidentes durante su conducción si no se extreman las precauciones en su uso.

Accidentes laborales conductores profesionales de furgonetas
Las furgonetas presentan una alta siniestralidad en el entorno laboral. Una de las principales causas es la situación actual de este colectivo en el parque automovilístico.

Los conductores de furgonetas tienen más de un 60% de riesgo de sufrir un accidente de tráfico con respecto a otros conductores. Dato que se agrava para los menores de 26 años, lo cuales presentan hasta un 70% más de riesgo de sufrir un accidente.

Dado que la herramienta de trabajo de estos conductores, es principalmente el vehículo que utilizan, se suelen considerar los accidentes sufridos por los conductores de furgonetas en la carretera durante la jornada laboral como accidentes de tráfico, y no como accidentes de trabajo.

Entre 2011 y 2015 se produjeron casi 1.000 muertes en accidentes con furgonetas, de los cuales el 62% eran culpables las furgonetas. Esto se debe a que el 52% de los repartidores profesionales afirman desconocer los límites de velocidad de las furgonetas.

El accidente tipo por excelencia en este sector, es por alcance contra turismos producido por hombres en autovía con furgonetas antiguas y con anomalías.

Clasificación vehículos: tipos de furgonetas. Definición


Las furgonetas, también conocidas como vehículos comerciales ligeros, son vehículos de categoría N1 con una capacidad de carga de más de 500 kilos y peso bruto inferior a 3,5 toneladas. Esta definición también incluye a furgonetas de pasajeros, vehículos con una capacidad máxima de 8 pasajeros sin contar el conductor.

Para conducirlas se necesita el carné tipo B, el mismo que para turismo si la furgoneta no supera el peso máximo de 3.500 kilos. Según datos de la DGT, en España hay más de 2 millones de furgonetas.

Si bien es cierto, que resulta difícil atender a un único criterio de clasificación ya, que en función de variables tan diversas como su estructura, dimensiones o capacidad de carga, el concepto que resulta de furgoneta varía.

- Furgón o furgoneta (COMBI y FURGONES VAN): automóvil de cuatro o más ruedas, concebido y construido para el transporte de mercancías, cuya cabina está integrada en el resto de la carrocería y con un máximo de 9 plazas (incluido el conductor).
- Derivado de turismo (VAN): vehículo automóvil destinado a servicios o a transporte exclusivo de mercancías, derivado de un turismo del cual conserva la carrocería y dispone únicamente una fila de asientos.
- Vehículo mixto adaptable (COMBIS MIXTOS): automóvil especialmente dispuesto para el transporte, simultáneo o no, de mercancías y personas hasta un máximo de 9, y en el que se puede sustituir eventualmente la carga, parcial o totalmente, por personas mediante la adicción de asientos.

¿Cuál es el problema?


El uso de furgonetas en nuestro país va en aumento debido al incremento del sector de reparto a domicilio. La evolución de la logística del transporte de mercancías urbanas ha dado lugar a un cambio hacia las furgonetas, ya que llevan mercancías a centros de distribución centralizados y las distribuyen en las zonas urbanas. Ampliando los turnos de reparto a horarios de oficina en las zonas urbanas centrales, y repartos nocturnos o a primera hora de la mañana a supermercados.

El fenómeno de las compras “on line” ha incrementado en gran medida los repartos de pequeños artículos a los hogares en 24 horas tras su adquisición por la web. De hecho, las colisiones en vehículos de transporte ligero han aumentado un 55% por el boom del comercio electrónico.

Esto se debe a la precariedad laboral que vive el sector, caracterizada por jornadas maratonianas con prisas para realizar el mayor número de pedidos en el menor plazo de tiempo posible. A lo que se añade que muchos de los conductores operan sin título habilitante y trabajan bajo contrato de subcontratación. Aunque no es un problema nuevo, se ha agravado con el auge del comercio online y los estragos de la crisis, ya que muchos trabajadores parados se han visto obligados a ponerse frente al volante de estos vehículos que transportan hasta 3.500 kilogramos, cuyos conductores son víctimas de mucha presión para repartir más en menos tiempo y por poco dinero, bajo unas condiciones laborales cada vez más precarias.

El problema es que las furgonetas que pesan menos de 3,5 toneladas no están sujetas al mismo escrutinio legal que los vehículos pesados de mercancías, cuyas normas exigen a los operadores que tengan una licencia y a los conductores que cuenten con Certificados de Competencia Profesional (CCP). Por lo que en las flotas de furgonetas hay un déficit de profesionalismo.

Otros factores de riesgo que suelen estar presentes en las investigaciones de accidentes en este sector, son la edad de los conductores, debido a que las empresas de transporte contratan la mano de obra de jóvenes, los cuales suelen verse involucrados en más accidentes que los conductores de mayor edad. También influye el tráfico en dos direcciones, puesto que las furgonetas colisionan con más frecuencia con el tráfico que va en dirección contraria y suelen estar implicadas en colisiones con la parte trasera. Se suma que gran cantidad de conductores utilizan el vehículo de reparto para desplazamientos personas, aunque la furgoneta sea propiedad de la empresa los trayectos que realizan no siempre están relacionados con el trabajo.

Problemática específica de las furgonetas: características


Entre las características más relevantes que definen a las furgonetas están:

Características dinámicas del vehículo:


- Centro de gravedad elevado. Al ser más inestable aumenta la probabilidad de perder el control del vehículo.
- El peso total del vehículo puede doblar al de un turismo
- Grandes diferencias en el comportamiento del vehículo dependiendo de si circula o no con carga, y de su correcta colocación y sujeción.
- Mayor propensión al vuelco.
- Menor presencia de dispositivos de seguridad fundamentales, como el control de estabilidad o el sistema antibloqueo en frenadas de emergencia.
- Es el vehículo que más defectos graves presenta en neumáticos, especialmente al circular con el dibujo por debajo del mínimo legal.
- Alcanza grandes velocidades de circulación.

Características del conductor:


- Poca formación específica para el conductor de furgonetas.
- No existe carné específico para vehículos ligeros de transporte de mercancías.
- Efecto turismo
- Jornadas muy largas
- Estrés de las entregas
- Colocación de la carga

Comercio electrónico en España:


- Mayor volumen de circulación en ciudades y carreteras
- Mal estacionamiento por las entregas, dificultando la visibilidad.
- Distracciones por el manejo de GPS, hablar por el móvil…
- Mala disposición de la carga por falta de tiempo y formación.

Consejos


1. Una furgoneta no es un turismo. Antes de alquilar una, si le es posible, realice un curso de capacitación y aprenda las peculiaridades de estos vehículos, especialmente en lo referente a la velocidad, la colocación de la carga y como tomar las curvas.
2. Consulte las recomendaciones de la DGT respecto a la colocación de la carga. Recuerde: si es posible, colóquela sobre la plataforma del vehículo, preferiblemente entre los ejes, y fíjela con cuerdas o redes.
3. Al volante de una furgoneta aumente la distancia de seguridad, ya que estos vehículos necesitan más distancia de frenada para detenerse.
4. Mucha precaución al aparcar, especialmente si lo hace al lado de pasos de peatones. Al tratarse de un vehículo grande puede dificultar la visibilidad de los otros usuarios de la vía.
5. Permanezca atento a los retrovisores exteriores y los ángulos muertos porque la visibilidad siempre es más reducida que la de un turismo.

Los accidentes de trabajo más comunes con furgoneta


Teniendo en cuenta la distribución de accidentes según tipo, poder observar como en furgonetas el tipo de accidente más frecuente es la colisión por alcance, con un 33,8% de los casos, debido a su mayor dificultad para detenerse en una frenada de emergencia en un espacio menor. Le siguen los accidentes por salidas de vía que suceden en un 25% de los casos, y la colisión frontal en un 20%.

RIESGO DEBIDO A CHOQUE POR ALCANCE Y COLISIONES FRONTALES


Los choques por alcance y frontales se dan en 1 de cada 2 accidentes de furgonetas, los primeros se producen sobre todo en las colas de los atascos y, los choques frontales en las intersecciones.

Esto se debe a que la distancia de frenado de una furgoneta varía en gran medida en función de si se encuentra cargada o vacía, y el estado de sus neumáticos. Además, las consecuencias del accidente resultan de mayor gravedad para el vehículo contrario debido a la mayor masa y dimensiones de la furgoneta.

En esta clase de accidente, el riesgo de sufrir graves lesiones es muy alta, especialmente en lesiones cervicales y lesiones en piernas y tórax.
Estos accidentes podrían evitarse mediante sistemas de ayuda a la frenada de emergencia, que frenan el vehículo en la menor distancia posible o sistemas como el ABS, que evita que en una frenada de emergencia las ruedas de la furgoneta se bloqueen y el conductor pierda el control. Es fundamental equipar el vehículo con unos neumáticos en buen estado que aseguren el agarre a la carretera, para disminuir al máximo la distancia de frenado y evitar el accidente por alcance.

RIESGO DEBIDO A LA PÉRDIDA DE CONTROL (SALIDAS DE LA VÍA)


Un 25% de los accidentes de furgoneta se producen por derrapes peligrosos que terminan con salidas de la vía.

La causa de la pérdida de control de estos vehículos son principalmente el mal estado de los neumáticos y la influencia que ejercen sobre ellos el estado de la carga. Durante una maniobra peligrosa para esquivar o durante el recorrido de una curva, resulta muy fácil derrapar y perder el control debido a la influencia que ejerce la colocación y sujeción de la carga. Cuando la carga se desplaza, el punto de gravedad del vehículo cambia constantemente, siendo más fácil perder el dominio del vehículo, por lo que si las mercancías están sujetas correctamente, el resigo de derrapar o volcar será menor.

También es importante que estos vehículos incorporen el programa electrónico de estabilidad (ESP) que detecta que la trayectoria del vehículo no es la deseada y frena una o varias ruedas para hacer que el vehículo se mantenga en su trayectoria ideal, evitando así accidentes o atenuando sus consecuencias. Se ha comprobado que con el sistema ESP se podría hacer con seguridad un recorrido en zigzag hasta a 54 km/h, aumentando el peligro de vuelco o derrape al aumentar la velocidad.

Sin embargo debido a la antigüedad del parque de furgonetas, muchas carecen del mismo, siendo fundamental junto a los neumáticos en buen estado para evitar accidentes.

RIESGO DEBIDO A DEFECTOS EN LOS NEUMÁTICOS


Las furgonetas, junto con los derivados de turismo y los vehículos mixtos adaptables son los que mayoritariamente presentan neumáticos con problemas graves para la seguridad.

Respecto a los defectos más habituales detectados en los neumáticos de las furgonetas son:
- No se respeta la profundidad legal del dibujo de la banda de rodadura. Este tipo de defecto es debido principalmente a circular con una presión incorrecta en el neumático, lo que acelera en gran medida el desgaste, o bien a prolongar en exceso la vida útil del neumático.
- Desgaste irregular excesivo debido a una mala suspensión, alineación incorrecta o a circular con una presión incorrecta.

Fuentes de riesgo específicas de las furgonetas


A pesar de que una furgoneta pueda conducirse con el permiso de conducir de la case B, no se conduce igual que un turismo ya que no reacciona de la misma manera ni tiene el mismo límite de velocidad.

Antes adelantábamos que pertenecían a la problemática específica de las furgonetas el centro de gravedad y la colocación de la carga, esto se debe a que su centro de gravedad es más alto que en los utilitarios y por lo tanto tienen mayor inestabilidad. Es importante la colocación de la carga y no superar el peso máximo establecido para cada vehículo. Ser conscientes de la necesidad de adaptar la conducción al transportar las cargas nos puede ayudar para evitar accidentes, debiendo tener en cuenta que:
- Con el vehículo cargado los movimientos son más lentos y la distancia de seguridad debe ser aumentada al aumentar el espacio para detenerse.
- Los frenos sufren mayor esfuerzo con lo que puede disminuir la capacidad de frenada debido al calor generado.
- La inercia de las curvas será mayor, por lo que debemos disminuir la velocidad de entrada en éstas.
- Tener un mayor peso en el eje trasero supone que la altura del vehículo al suelo disminuye, lo que debe tenerse en cuenta especialmente cuando se circula por firme irregular.
- Con la carga se verá afectada la altura de los faros, por lo que cuando se utilicen las luces (si el vehículo dispone de esta opción) debemos regular de nuevo su altura para adaptarlas.

La velocidad inadecuada está presente en aproximadamente el 13% del total de accidentes con víctimas. En el caso de las furgonetas la velocidad adecuada es aún más fundamental, debido a su mayor masa y centro de gravedad más alto, hacen que el vehículo tienda en mayor medida a seguir en línea recta, por lo que suelen producirse salidas de la vía o vuelcos con mayor frecuencia.

Mientras conducimos debemos mantener la velocidad de circulación lo más uniforme posible, evitando frenazos y aceleraciones. Esto se puede conseguir con una adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 o 3 coches por delante. Una de las grandes diferencias entre turismos y furgonetas es la velocidad máxima permitida, distinta según qué tipo de vehículo teniendo en cuenta sus características.

La furgoneta, es un vehículo utilizada durante la mayor parte de la jornada laboral en el que es frecuente que aparezcan distracciones al ser la oficina del trabajador. Atender al teléfono, buscar direcciones, anotar algo o fumar son acciones que se compatibilizan con la conducción con demasiada frecuencia, con el consiguiente riesgo para la seguridad de todos los usuarios.

La distracción aparece como factor concurrente en los accidentes. Uno de los motivos que conlleva a la distracción del conductor es la utilización del teléfono móvil durante la conducción y el uso de los sistemas de navegación mientras el vehículo está en marcha.

Es necesario hacer una correcta gestión del trabajo (carga de trabajo del conductor) para que pueda ponerse al volante en las mejores condiciones psicofísicas posibles. En operaciones de reparto de mercancías o jornadas laborales donde seas necesarios múltiples desplazamientos, se debe realizar una planificación de la jornada ya que un cálculo erróneo de la carga de trabajo puede llevar a que las jornadas sobrepasen las ocho horas diariamente.

Por otro lado, la furgoneta al ser un vehículo de grandes dimensiones tiene un amplio campo visual frontal debido a la altura del puesto de conducción, pero presenta mayores complicaciones especialmente en:
- Visión trasera. En muchas ocasiones no se dispone de retrovisor interior por lo que la maniobra de marcha atrás resulta especialmente peligrosa, en la cual habrá de extremarse la precaución ante usuarios vulnerables como peatones y ciclistas.
- Ángulo muerto. Debe realizarse una observación directa girando la cabeza para ver por las ventanillas laterales.

El uso del cinturón de seguridad, sirve para reducir las consecuencias del accidente más que para evitar el accidente en sí. Junto con el uso del cinturón, también es fundamental el correcto reglaje del reposacabezas, sobre todo en uso urbano donde es frecuente que el conductor se baje del vehículo constantemente para hacer entregas y esto hace que no se utilice el cinturón.

Como hemos dicho, la mayor masa de la furgoneta hace que debamos mantener una mayor distancia de seguridad con el resto de vehículos para ser capaces de detenernos en el espacio visible.

Además hay conductores que no circulan por el carril correcto, utilizando sistemáticamente el carril izquierdo o central para circular, cuando tienen libre el carril derecho. Como norma general debe circularse por el carril de la derecha, no entorpeciendo al resto de usuarios ni provocando desorden en la circulación. Este error está muy extendido y es sancionable.

Otro factor importante es el correcto mantenimiento del vehículo. La seguridad activa de un vehículo hace referencia al conjunto de mecanismos o dispositivos destinados a disminuir el riesgo de que se produzca un accidente. Así, unos frenos eficaces, una dirección precisa, unos neumáticos y amortiguadores en buen estado, o un motor con buena capacidad de respuesta son factores que intervienen en la seguridad activa.

La situación económica provoca que en muchas ocasiones se descuide el estado de los vehículos, por lo que no se realizan las correspondientes revisiones y se alarga el cambio de algunos elementos de seguridad tan importantes como los frenos, la amortiguación, los neumáticos o los cambios de aceite. El buen estado del vehículo es fundamental para la seguridad, tanto de los ocupantes como la del resto de usuarios.

Los neumáticos deben cambiarse antes de alcanzar los indicadores de desgaste (1,6 mm mínimo legal) y la presión se aconseja revisarla cada 2.000 km, un mes o cada vez que se haga un desplazamiento largo.

La suspensión es uno de los elementos mecánicos más influyentes en la estabilidad del vehículo, limitando el balanceo y obteniendo el agarre necesario para conducir con seguridad. Los amortiguadores están sujetos a importante desgaste que se incrementa dependiendo del firme por el que se circule, la velocidad y la carga que lleve el vehículo, por lo que resulta importante vigilarlo, así como, la caída en el rendimiento del sistema de amortiguación. Este desgaste puede ser detectado cuando:
- Al ejercer presión sobre una de las esquinas rebota para regresar a su posición original.
- El balanceo de la carrocería es anormalmente superior, especialmente en aceleraciones, frenadas y cambios de dirección.
- Se aprecian zonas de desgaste irregulares en los neumáticos.
- Observamos pérdidas de aceite en su cuerpo.

Accidente de trabajo con víctimas mortales: choque frontal camión y furgoneta


El pasado mes de febrero en la carretera A-394 entre los municipio de Utrera y Arahal se produjo una colisión frontal entre un camión y una furgoneta.

Como consecuencia del accidente fallecieron los 5 ocupantes de la furgoneta que volvían de trabajar en las obras del AVE que se llevan a cabo en la localidad granadina de Loja. El vehículo donde viajaban los fallecidos quedó volcado sobre la cuneta y hecho un amasijo de hierros. Las víctimas comprendían edades de entre 19 y 48 años.

El conductor del camión quedó atrapado en la cabina del camión y tras su rescate presentaba un pronóstico grave por lo que fue trasladado al hospital con un cuadro de policontusiones.

El accidente está siendo investigado por una presunta comisión de delito de homicidio imprudente por parte del camionero al invadir con su vehículo el carril contrario. Tras realizarle las pruebas de alcohol y drogas con resultado negativo, el conductor del camión negó su culpabilidad alegando que fue el conductor del otro vehículo el que colisionó con su camión.

Las causas del accidente son una incógnita debido a que tuvo lugar en una recta con buena visibilidad, por lo que se descarta cualquier circunstancia que pueda achacarse a la carretera y se baraja como posibilidad que alguno de los conductores se quedase dormido o tuviese un despiste. De los hombres que iban al volante, la Guardia Civil se inclina por el camionero como causante del sinestro.

¿Qué hacer ante un accidente de tráfico?


Lo primero es mantener la calma, esto le permitirá tomar decisiones correctas. La serenidad y reflexión son los mejores aliados para afrontar una situación de emergencia. La tranquilidad en los comportamientos favorecerá la seguridad de las personas que están a su alrededor.

El siguiente paso es delimitar el lugar del accidente, esta es una medida básica y prioritaria para prevenir que el accidente se complique con otros. Inmovilizar el vehículo (colocar freno de mano), apagar el motor y colocar los triángulos de seguridad.

Posteriormente, llame a los servicios de emergencias (112) y transmita toda la información posible.

Si hay heridos hay que muy cautos en el manejo de los mismos, ya que una movilización inadecuada puede dar lugar a lesiones irreversibles. Preste los primeros auxilios a las víctimas según sus conocimientos, pero procure mover lo menos posible al accidentado. Si la víctima no respira o si la respiración es irregular, hay que practicarse inmediatamente la respiración artificial.

Intente tranquilizar a las personas heridas mientras llegan los servicios de emergencias y no genere alarma entre las personas que se encuentren en el lugar del accidente.

Una vez lleguen al lugar del accidente los Equipos de Intervención, colabore con ellos en la medida de lo posible.

Por lo tanto, si trabaja conduciendo un una furgoneta o derivado y ha sufrido un accidente, ¡póngase en contacto con nosotros! Nuestro equipo especializado de accidentes laborales de Legalik Central de Servicios Jurídicos: Abogados y Peritos Expertos le asesoran y valoraran las posibilidades de éxito.





Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Su equipo de abogados de indemnizaciones
Accidentes laborales conductores profesionales de furgonetas
Accidentes laborales conductores profesionales de furgonetas
Accidentes laborales conductores profesionales de furgonetas
Accidentes laborales conductores profesionales de furgonetas
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP