Accidentes laborales saneamiento, recogida residuos y basuras

Accidentes de Trabajo en el sector de Saneamiento Público y Recogida de Residuos Urbanos. Basura

Indemnización por daños y perjuicios, materiales y morales. Lucro cesante. Daño emergente
Abogados laborales expertos en indemnización por accidentes de trabajo derivados de actividades de limpieza y recogida de residuos urbanos y basuras
Indemnización accidente de trabajo en sector de Saneamiento Público y Recogida de Residuos Urbanos
Debido a que este sector se dedica al tratamiento de residuos, y los peligros que entrañan, los trabajadores están expuestos a multitud de riesgos que pueden derivar en accidentes con consecuencias fatales.

Índice. Accidentes de Trabajo en el sector de Saneamiento Público y Recogida de Residuos Urbanos. Basura

Accidentes laborales saneamiento, recogida residuos y basuras
El sector de saneamiento público y recogida de basuras tiene por objeto los residuos , estos se definen como materiales no útiles ni deseados, originados por la actividad humana. Los residuos pueden ser de distinta naturaleza (sólidos, líquidos y gaseosos), y pueden ser liberados a cualquier medio receptor (agua, tierra o aire).

Los residuos urbanos provienen de tres fuentes: residuos industriales, residuos municipales, residuos domésticos. Ambas, producen residuos sólidos (orgánicos e inorgánicos), líquidos (industriales y urbanos), y gaseosos (industriales y urbanos). Este sector se trata de un servicio público, cuya gestión es compartida entre la empresa privada y la pública.

Por lo general, el perfil de los trabajadores de recogida de RSU es: varón de edad media-alta, sin cualificación profesional, a excepción de los conductores. Predominando los contratos temporales sobre los indefinidos.

Los riesgos más frecuentes en el sector de Recogida de Residuos Urbanos


Los riesgos de accidente en este sector se pueden dividir en diferentes categorías:
Riesgos de Seguridad
- FALTA DE ORDEN Y LIMPIEZA EN LOS LUGARES DE TRABAJO:
Caída a distinto nivel y al mismo nivel. Siendo más frecuentes las caídas a distinto nivel, que se producen fundamentalmente en los bordillos de las aceras o al subir y bajar de un vehículo.
Cortes durante las actividades de manipulación de residuos (presencia de restos metálicos, vidrios u objetos punzantes), de herramientas manuales o partes de los vehículos.
Atrapamientos y atropellos producidos por las partes móviles de la maquinaria y de los vehículos.
Accidentes de tráfico debido a que los vehículos se conducen por la vía pública y está sujeta a las circunstancias del tráfico, siendo como cualquier otro vehículo susceptible de sufrir accidentes de tráfico.
Golpes con objetos y herramientas. Se producen frecuentemente.

Para evitar estos accidentes se recomienda no correr al desplazarse en zonas de tránsito o escaleras, pisar con precaución zonas mojadas o resbaladizas, avanzar al mismo tiempo que se barre para detectar posibles obstáculos y dificultades, transportar las bolsas cerradas para mejor agarre y cogiéndolas por el nudo para evitar cortes, y utilizar los Equipos de Protección Individual (EPIs) adecuados para cada actividad ( guantes de protección mecánica, calzado de seguridad y ropa de alta visibilidad)

- MANIPULACIÓN MANUAL DE CARGAS Y POSTURAS FORZADAS:
Sobreesfuerzos. Es uno de los riesgos más frecuentes del sector ya que tiene consecuencias manifiestas, debido a la manipulación de cargas más o menos pesadas (bolsas de residuos, contenedores, cubos) de forma continua durante toda la jornada de trabajo. Esto origina lesiones muscoloesqueléticas.

Ante trabajos que requieran el transporte de objetos o bolsas de residuos pesados, es conveniente asegurarse previamente del peso y dimensiones de los mismos, y utilizar siempre que sea posible ayuda mecánica o hacerlo con apoyo de uno o varios compañeros para repartir el peso.
Si tienes que desplazar cargas, es recomendable observar el espacio disponible y si es suficiente para el manejo de la misma, y que esté libre de obstáculos. Así como, seguir las pautas preventivas de manipulación de cargas.
Para evitar futuras lesiones, se aconseja trabajar manteniendo una postura erguida, por ejemplo: al barrer se debe mantener la escoba la más cerca posible de los pies efectuando movimientos sólo con los brazos. Además de llevar los utensilios de trabajo recogidos o acoplados en el carro destinado a tal fin.

Riesgos de Higiene y Medio Ambiente de Trabajo
- MANIPULACIÓN DE PRODUCTOS QUÍMICOS:
Contacto con sustancias químicas durante los procedimientos de limpieza.
• [ n Flujo de aerosoles] procedentes de los camiones o de los cubos, que pueden inhalarse por los operarios cercanos.
Contacto con agentes biológicos. Son los riesgos más preocupantes ya que son aparentemente riesgos invisibles, que no son perceptibles por los trabajadores. Estos riesgos pueden estar presente en los restos de basura, que pueden ser fuente de infecciones, así como, puede haber pequeños animales como ratas, moscas, etc., cuya picadura también puede transmitir infecciones, alergias y diversos tipos de toxicidad.

Debido a la peligrosidad de la manipulación de estos productos, se recomienda que estén identificados todos los recipientes mediante etiquetas sobre su contenido. Se sugiere conocer los riesgos del uso del producto antes de utilizarlo y evitar trasvases de estos, aunque de ser necesario debe hacerse en un lugar ventilado y extremando las precauciones.
No es recomendable transportar productos químicos sosteniéndolos pegados al cuerpo, ya que un vertido ocasional puede originar lesiones. En caso de contaminación con la ropa o proyección del producto al cuerpo, hay que lavar de forma inmediata la zona afectada y sustituir la ropa manchada.
Es altamente peligroso comer, beber o fumar mientras se manipulan productos, y después de su uso se advierte lavar las manos, aunque se usen guantes.
Para prevenir riesgos se aconseja usar los EPIs específicos para cada tarea: guantes de látex, vinilo o contra productos químicos y pantallas faciales.


Ruido derivado de la conducción o del trabajo en las cercanías de vehículos, que supone la exposición a elevados niveles de ruido, que pueden originar problemas auditivos graves e incluso sordera profesional.
Vibraciones procedentes de la conducción y el desplazamiento en los vehículos utilizados en la recogida de residuos, originadas por el propio movimiento del camión y por el funcionamiento de las partes móviles, provocando alteraciones muscoloesqueléticas y otras alteraciones fisiológicas.
Condiciones ambientales de Humedad y Temperatura. Los trabajos se realizan mayoritariamente a la intemperie, estando los operarios expuestos a las variaciones de temperatura, temperaturas bajas ya que los horarios de recogida se hacen normalmente por la noche o a primera hora de la mañana. Igualmente, los trabajadores pueden estar expuestos a la lluvia, el viento y otras condiciones climatológicas. La principal alteración de la salud que puede producirse es la bronquitis crónica.

Riesgos ergonómicos y psicosociales
Trabajo nocturno. La recogida de basuras se realiza, generalmente, por la noche para reducir las molestias en la vía pública. El trabajo nocturno puede producir alteraciones en los ritmo biológicos que se manifiestan en forma de patologías como alteraciones digestivas, alteración del sueño, etc. Además de limitar la vida social, que pueden ocasionar problemas en el ámbito familiar.
Estrés por conducción derivado de soportar situaciones de tensión de forma continuada al conducir por la vía pública, generando crisis de ansiedad y estrés.
Ritmos de trabajo forzados generados por el destajo, que se manifiesta como una de las principales causas de los accidentes de trabajo porque produce cansancio, pérdida de capacidad de reacción y descuidos, así como, enfermedades y daños a medio y largo plazo.
Escasa formación e información específica a pesar de que la ley de PRL reconoce ambos aspectos como derechos básicos de los trabajadores y obligación del empresario.

Riesgos específicos


• Para evitar el contacto directo con el material contaminado sigue las técnicas y métodos de trabajo establecidos.
• Toma la precauciones necesarias para reducir al mínimo las lesiones por pinchazos y cortes:
o No es conveniente introducir las manos en papeleras o recipientes. Para vaciar los mismos, vuélcalos en la bolsa, carro o contenedor.
o Si encuentras objetos punzantes (ej: jeringuillas) sigue el procedimiento de actuación establecido.
o Cuando recojas cristales rotos o similares, se recomienda envolverlos en cartón o papel y tíralos a un contenedor.
o Se aconseja utilizar siempre guantes de protección frente a cortes y pinchazos.

- TRABAJOS EN LA VÍA PÚBLICA:
Atropellos por vehículos durante el tránsito por vías de circulación, al invadirla calzada o al cruzar de manera indebida.
Golpes o choques con vehículos aparcados o mal estacionados.
Caídas por tropiezos en el desplazamiento a pie por la vía pública.

Durante los trabajos en la vía pública se sugiere prestar atención al tráfico y a las señales de tus compañeros. Si las tareas de limpieza implican la ocupación de la calzada, se debe extremar la precaución y señalizar la presencia.
Para evitar accidentes, se deben seguir la normas viales como cruzar la calle por el paso de peatones (siempre que sea posible) y no proceder a hacerlo hasta que no estén parados todos los vehículos.
Se recomienda cruzar la calle por el lado más corto y en línea recta, no se debe hacer en diagonal, ni correr o pararte en medio de la calzada.
Es peligroso atravesar las vías en las curvas o cambios de rasante, así como, cruzar cuando en un paso a nivel se divise el tren o se hayan bajado las barreras.
No se deben usar auriculares o teléfonos mientras trabajas en la vía pública.

- TRABAJOS A LA INTEMPERIE:
Los factores de riesgo a tener en cuanta son el tiempo de exposición y los hábitos, así como, las características personales como la edad, la forma física, la mediación o la falta de aclimatación, entre otros.

La aclimatación al calor es el mecanismo por el cual, el organismo es capaz de adaptarse a las distintas temperaturas por medio de repetidas exposiciones, permitiendo de esta manera una mejor tolerancia al calor. Es un proceso gradual que dura entre 1 y 2 semanas.
En ausencias prolongadas (más de un mes) se pierde la aclimatación al calor, por lo que se deberá iniciar nuevamente el proceso.

Los riesgos más comunes debidos a la realización de trabajos a la intemperie son:
Estrés térmico, calambres y agotamiento, causado por los efectos patológicos que se producen cuando se acumula excesivo calor en el cuerpo, como resultado de la actividad física o el ambiente que le rodea (temperatura, humedad, carga solar y velocidad del aire). Un exceso de calor puede agravar dolencias previas, tales como enfermedades cardiovasculares, respiratorias, renales o cutáneas, entre otras.
Hipotermia por la realización de las tareas a bajas temperaturas.
Quemaduras o congelación de las partes expuestas a frío intenso (nariz, mejillas, orejas y manos).

El riesgo de sufrir lesiones por frío aumento cuando hay fuerte viento, se usa ropa inadecuada, en el caso de afecciones patológicas (deshidratación, diabetes, problemas de circulación) o cuando la ropa se encuentra mojada, produciendo una pérdida rápida de calor.

Se recomienda para los trabajos a la intemperie en verano evitar la exposición solar directa sobre la cabeza y el cuerpo, beber agua o bebidas isotónicas con frecuencia (aunque no tengas sed) para reponer agua y sales minerales perdidas al sudar. No es recomendable ingerir alcohol, ni café o bebidas con cafeína. Además se deben evitar las comidas copiosas y con grasa.
Las tareas de mayor esfuerzo físico hay que procurar no hacerlas en horario de máxima carga solar.

En cuanto a los trabajos a la intemperie en invierno se aconseja usar ropa adecuada a las condiciones climatológicas para prevenir las lesiones causadas por el frío.
Se suele indicar mantener la piel seca, ya que la humedad hace que se congele más rápido la piel.
Se recomienda tomar agua y bebidas templadas de forma regular, y evitar las bebidas con cafeína ya que un uso inadecuado aumenta nuestro metabolismo produciendo la pérdida rápida de calor. Además de realizar comidas de alto poder energético, variadas y de pequeña cantidad de forma frecuente.
En los días de frío extremo un buen aliado puede ser un gorro que cubra las orejas, así como, guantes, bufanda y calcetines de lana.

- EQUIPOS DE TRABAJO:
Para evitar posibles accidentes, los equipos de trabajo deben ser utilizados exclusivamente por operarios formados y autorizados para ello. La maquinaria y sus complementos deben ser usados de forma adecuada para cada tarea, previa información sobre las recomendaciones e instrucciones del fabricante y de los superiores.

En operaciones de limpieza de equipos o en caso de avería, es aconsejable desconectar la máquina y señalizar la situación. No es recomendable hacer reparaciones o modificaciones, salvo en caso de estar capacitado y autorizado para ello.

Considera que anular las protecciones de las máquinas o no utilizar los EPIs requeridos para su manejo, puede ocasionar accidentes graves. Del mismo modo que al utilizar las herramientas y utensilios de limpieza para fines distintos de los cuales fueron diseñados. Es conveniente mantenerlos en buen estado y guardados en el lugar establecido después de su utilización, así como, revisarlos periódicamente y retirar los que se encuentren en mal estado, avisando a un superior de dicha situación.

Por seguridad, se debe evitar la ropa excesivamente holgada, llevar pulseras, cadenas o anillos que puedan engancharse con los órganos móviles de la máquina. Del mismo modo que se recomienda llevar el cabello recogido.

- CAMIÓN DE RECOGIDA DE RESIDUOS:
Choques o colisiones con otros vehículos y obstáculos.
Atrapamientos y golpes por vuelco del camión.
Caídas durante el acceso o abandono de la cabina, o desde las estriberas traseras.
Atropellos por el camión en maniobras marcha atrás.

Todas las personas asignadas a los camiones de RRU tienen una misión y unas tareas que deben ejecutarse correctamente para evitar accidentes. Para lograr este fin, se recomienda revisar diariamente, los siguientes elementos:
 La parada de emergencia.
 El estado de los estribos.
 El funcionamiento del avisador marcha atrás.
 El buen estado de los asideros.
 El timbre del conductor.
 El funcionamiento del elevador.
 La iluminación del área de trabajo.
 El rotor luminoso.
 La limpieza de peldaños y guardabarros.
 Otros dispositivos de seguridad.

En caso de observar alguna avería, es conveniente comunicarlo al servicio de mantenimiento mediante el parte previsto.
Además, para evitar lesiones sube y baja de la cabina sin saltar y agarrándote a los asideros, y antes de abandonar la cabina asegura el frenado del vehículo.

Durante la conducción, como cualquier vehículo debes respetar los límites de velocidad. Se recomienda esperar a la señal de los peones para arrancar y no sobrecargar el camión ni transportar objetos que sobrepasen las medidas del mismo.
Al estar expuestos a las condiciones del tráfico, se aconseja mantener la calma frente a los agobios del tráfico.
No es aconsejable circular marcha atrás, siempre que sea posible se debe maniobrar y dar la vuelta al camión. En caso de necesidad, activa las luces de peligro al iniciar la marcha, baja la ventanilla y comprueba que los peones no están encima de los estribos ni en las trayectorias a seguir. Para ello, intenta recurrir a un compañero como observador y comunícate con él mediante señales gestuales.

- RECOGIDA DE RESIDUOS:
Golpes por la caída de contenedores de los brazos de sujeción.
Cortes durante la manipulación de las bolsas de basura.
Caídas por tropiezos con objetos e irregularidades de la calzada, suelos resbaladizos o durante el ascenso y descenso de la cabina o las estriberas.
Atrapamiento en la colocación de los contenedores con los brazos de sujeción o en la elevación de éstos, y durante la operación de prensado.
Atropello por la realización de tareas en zonas de circulación de vehículos y durante las maniobras del camión.
Sobreesfuerzos durante la manipulación de los contenedores o en la retirada de restos de residuos junto a los mismos.

Ante estos peligros se pueden adoptar algunas medidas preventivas para evitarlos o reducirlos. Por ejemplo, se aconseja colocar el contenedor agarrándolo por las asas y no por el burlón, y si fuera necesario pide ayuda a un compañero para repartir la carga.
Aunque el contenedor se quede enganchado, no se debe asistir nunca con las manos el brazo elevador del vehículo, ya que es muy peligroso.
Es conveniente tener precaución con los objetos grandes que sean aplastados y engullidos por la tolva, ya que al romperse pueden salir despedidos del vehículo. Mientras los objetos son prensados no se deben apretar ni sujetar.

También se recomienda esperar a que el vehículo se encuentre totalmente detenido para ascender o descender del mismo, Así como, al estar subido al estribo se debe agarrar con ambas manos y no inclinarse sobresaliendo de la caja del camión.
De acuerdo a la normativa, solo se pueden desplazar los operarios sobre los estribos en trayectos cortos y a velocidades no superiores a 30 km/h. En el resto de casos deben viajar en la cabina del camión junto al conductor.

- BARREDORA:
Caídas, golpes y atrapamientos por vuelcos de la máquina o durante el acceso y abandono de la misma.
Choques, atropellos o colisiones con otros vehículos y obstáculos de la vía pública.

Se deben evitar las condiciones que puedan causar la inestabilidad de la máquina como levantar el cajón de residuos cuando la máquina está en pendiente, realizar tareas con el cajón de residuos levantado, efectuar giros bruscos, circular a alta velocidad, sobre todo en pendientes o con el cajón de residuos lleno y llevar los neumáticos con baja presión. Así como, respetar
las normas en las zonas de almacenaje y repostaje de combustible.

No es aconsejable abandonar la máquina sin antes apagar el interruptor, retirar la llave y echar el freno de estacionamiento. Tampoco, utilizarla como vehículo de transporte.

Si trabajas bajo el capó o con los portillos abiertos, verifica que no se puedan cerrar accidentalmente. Y cuando descargues los residuos comprueba que no hay nadie en la proximidad.

- LIMPIEZA DE SOLARES (MÁQUINA EXCAVADORA, TRACTOR DE PLAYA Y DESBROZADORA):
Atropellos por visibilidad reducida o por la presencia de trabajadores en el acceso a la zona a limpiar.
Atrapamiento por vuelco de la máquina o en transmisiones y órganos en movimiento.
Golpes con partes móviles de la excavadora por permanecer en su radio de acción.
Caídas al subir o bajar de la máquina.
Exposición a vibraciones, ruido y polvo.
Colisión con otros vehículos en vías de circulación.
Proyección de fragmentos o partículas al realizar el corte de ramas, plantas o arbustos.
Sobreesfuerzos y posturas forzadas por el trabajo con la máquina.
Arañazos y pinchazos con las plantas.


Antes de realizar estos trabajos se recomienda revisar la máquina.
La normativa establece que está prohibido que haya personas en el interior de la cuchara y que se deben respetar los límites de velocidad.
No se debe pasar la cuchara por encima del camión y circular con ella elevada.

Las maniobras marcha atrás se realizarán cuando esté garantizada la visibilidad.

Para evitar riesgos se aconseja subir y bajar de la máquina utilizando los peldaños y asideros, utilizando ambas manos, nunca con el vehículo en marcha. Al subir a la cabina revisa que tus zapatos estén limpios de arena o grava, ya que esto puede hacer que se resbalen en los pedales.

También, presta atención al contrapeso al girar la excavadora y al finalizar los trabajos, estaciona la máquina en un terreno horizontal con el equipo bajado.

Durante el desarrollo de la actividad, utilizada calzada de seguridad, protección respiratoria y auditiva.

Cuando circules por carretera, se debe transitar por los arcenes y recuerda conectar el girofaro y la conexión eléctrica de alumbrado para el remolque.

En el caso de la desbrozadora, es preciso guardar una distancia de al menos 10 m del resto de operarios y no acceder a la zona de corte con la máquina en movimiento. Trabajando siempre con el arnés ajustado.

- SOPLADORA:
Proyección de fragmentos o partículas arrastrados por la sopladora.
Sobreesfuerzos al manipular el equipo.
Ruido y vibraciones durante la realización de las tareas.

En el uso de sopladoras se recomienda desconectar el cable de la bujía antes de realizar trabajos de inspección o mantenimiento. Para cargar combustible, se debe hacer en un lugar ventilado, estando parado y frío el motor.

Estás máquinas están diseñadas para usos en el exterior solamente, prestando atención a la fuerza y dirección del flujo de la descarga del soplador.

Ante cualquier vibración o sacudida anómala, es preciso detener el equipo e inspeccionarlo.

Para evitar posibles lesiones se debe trabajar con arnés debidamente ajustado, al igual que se aconseja utilizar ropa ajustada para proteger piernas y brazos, guantes de seguridad, pantalla facial, equipo de protección auditiva y respiratoria.

- BALDEO MANUAL Y MECÁNICO:
Sobreesfuerzos por posturas inadecuadas durante el baldeo.
Caídas por resbalones debido a la realización de las tareas sobre suelos mojados y tropiezos con la manguera.
Atropellos y golpes con vehículos.
Golpes y cortes por objetos o herramientas como las boquillas de las mangueras, al trabajar con agua a presión.

Ante estas lesiones, se pueden adoptar determinadas medidas preventivas para evitarlas. Algunas de ellas son: intentar que la manguera esté al ras del suelo y evitar que esté tensa, sujetándola fuertemente con las dos manos y con la debida atención al punto de riego.
Baldea, siempre que sea posible, en el sentido de la circulación a fin de apreciar los obstáculos y las dificultades de paso. Prestando atención al vehículo que te acompaña manteniendo siempre una comunicación continua con el conductor.
Se recomienda extremar la señalización cuando se ocupe la calzada, evitando en todo momento exponerte innecesariamente al tráfico.

- LIMPIEZA DE PINTADAS:
Proyección de partículas en el empleo de máquinas de agua o arena a presión para la retirada de pinturas y carteles.
Exposición a agentes químicos empleados en la retirada de pinturas (decapantes o disolventes)
Cortes por instrumentos de limpieza de fachadas (raspadores o rasquetas)
Posturas forzadas por trabajar de forma prolongada con los brazos por encima de los hombros.
Caídas de altura desde escaleras portátiles.
Atropellos o golpes con vehículos.

Debido a la toxicidad de los productos utilizados en estos trabajos, antes de empezar se debe observar si es necesario delimitar una zona de seguridad. También, leer las etiquetas e instrucciones de seguridad de los productos químicos.

Para evitar daños, se aconseja transportar de forma segura las herramientas con filos cortantes y punzantes.

Si el trabajo a realizar supone una altura en la que tengas que elevar los brazos por encima de los hombros, utiliza siempre que sea posible una escalera portátil o útiles de limpieza que eviten la adopción de dicha postura (mangos telescópicos). Antes de usar una escalera manual, revisa el correcto estado de la misma para su uso. Y sigue las recomendaciones preventivas para el trabajo sobre escaleras. (VER ACCIDENTES DE TRABAJO POR CAÍDAS DE ALTURA DESDE ESCALERAS).

Siniestralidad en el sector de saneamiento público



De todas las actividades que se desarrollan en el sector, la recogida de basura es la que tiene mayor índice de siniestralidad, y por lo tanto la que genera más pérdidas de salud.

La principal causa de accidentes son los sobreesfuerzos, como hemos visto en el desarrollo de los accidentes por actividad, esta es la más repetida. Se debe al levantamiento continuo de cargas pesadas, las posturas forzadas y mantenidas, el ritmo elevado de trabajo y a la formación escasa en la manipulación de cargas. Los sobreesfuerzos tienen especial incidencia en el puesto de peones de recogida de residuos.

La segunda causa son los golpes por objetos y/o herramientas, dónde los contenedores juegan un importante papel como agente material de esta siniestralidad, ya que son causantes de números golpes y contusiones.

En tercer lugar se encuentran las caídas a distinto y al mismo nivel que se producen al subir o bajar de los vehículos, de escaleras de mano, por resbalones o tropiezos con objetos o bordillos. Aunque las consecuencias suelen ser leves, causan bajas y pueden tener recaídas, como en el caso de los esguinces que si no se curan bien pueden causar bajas reiteradas.

Otras causas de accidente con menor incidencia son los atropellos con vehículos, aunque menos frecuentes son los que tienen consecuencias más graves e incluso mortales. También, la proyección de partículas o fragmentos, caídas de objetos y atrapamientos.

Respecto a las lesiones más frecuentes, se encuentran las torceduras y esguinces, originadas fundamentalmente por caídas y sobreesfuerzos. Seguidas están las contusiones y aplastamientos, por atrapamientos. Otras formas de lesión frecuentes son lumbalgias, cuerpos extraños en ojos por proyecciones y fracturas de diversa consideración.

El número de Enfermedades Profesionales (EP) declaradas en este sector es muy bajo. Sin embargo, las actividades que se llevan a cabo en la recogida de residuos y en la limpieza viaria son origen de numerosas patologías que, en muchas ocasiones son asimiladas a las Enfermedades Comunes (EC), debido a sus características y a un mal diagnóstico clínico.
La mayor parte de estas patologías están relacionados con alteraciones muscoloesqueléticas, debido a la actividad física intensa, que acaban volviéndose crónicas porque no llegan a curarse por completo. Algunas de ellas son: lumbago, hernias, artritis, desviaciones de columna, dolores dorsolumbares.
También aparecen afecciones en los pies, dermatitis y alergias, enfermedades de origen infeccioso (tétanos, hepatitis, tuberculosis, VIH) y pérdidas de audición por la exposición continuada al ruido.

Propuesta Preventiva


De acuerdo a los riesgos más importantes del sector, los accidentes más comunes y las patologías más frecuentes, vistos anteriormente, se propone que las empresas de saneamiento público lleven a cabo unas medidas generales que incluyan:
- Formación e información específica sobre métodos de trabajo y riesgos a los que están expuestos los operarios en cada puesto de trabajo. Ambas deben realizarse periódicamente y debe estar actualizada.
- Correcta Organización del Trabajo para que haya una buena coordinación de los equipos de trabajo y así evitar los cambios temporales, estableciendo pausas periódicas de descanso dentro de los horarios.
- Progreso y mejora continua de los vehículos y maquinaria, introduciendo nuevas tecnologías en el sector. De esta forma se dignifican las condiciones de trabajo y facilita muchas operaciones gravosas para los trabajadores.

Caso real: accidente al caer desde un camión de RRU


Nos encontramos ante un accidente, considerado entre aquellos que pudieron haber evitado. Ocurrió en octubre de 2016, cuando un operario del servicio de recogida de contenedores de residuos sólidos urbanos se cayó desde las estriberas traseras donde se encontraba situado, sufriendo un fuerte golpe en la cabeza.

El trabajador, de 44 años de edad, llevaba empleado en una S.A. de servicios de limpieza pública más de 20 años. Su labor dentro de la empresa, era recoger los contenedores de residuos sólidos urbanos.

El accidente ocurrió a medianoche, al principio de la jornada, cuando había recogido 25 contenedores aproximadamente. En el camión de recogida, propiedad de la empresa, iban el conductor, un operario en la estribera trasera izquierda y el trabajador accidentado que se encontraba en la estribera trasera derecha.

El trabajador se cayó de la estribera al suelo, cuando el camión realizó un giro muy cerrado para recoger unos contenedores. Sufrió un fuerte golpe en la cabeza que le causaron una conmoción y varias lesiones intracraneales, que tuvieron como consecuencia la posterior incapacidad laboral del trabajador.

Circunstancias a tener en cuenta:
- El camión se había adquirido recientemente, y disponía de un sistema de detección de personas en los estribos que se encontraba en perfecto estado. Este sistema funciona de tal manera, que si detecta presencia en los estribos, el camión no puede circular a más de 30 km/h, ni dar marcha atrás, ni tampoco deja funcionar el sistema de elevación de contenedores.
- La empresa contaba con una siniestralidad de 3 accidentes de media al año por caída desde la estribera.
- La actividad preventiva era mixta entre el Servicio de Prevención Propio y un concierto con el Servicio de Prevención Ajeno para alguna especialidad.
- Hay constancia documentada de que el trabajador había recibido formación en Prevención de Riesgos Laborales hacía 10 años, aunque no constaba que hubiera recibido formación específica sobre el riesgo que produjo el accidente.
- La Evaluación de Riesgos Laborales incluía el resigo de caída a distinto nivel. Establecía, como medidas pendientes de aplicar, la implantación de un sistema que evite las caídas de las estriberas durante los trayectos, documentada como “actuaciones pendientes”. La medida emprendida por la empresa frente a ese riesgo se basó únicamente en colocar carteles informativos, sin acompañar a la medida correctora señalada de otras medidas que minimizasen el riesgo, como el uso de EPIs.

Causas:
• Medidas preventivas propuestas en la planificación derivada de la evaluación de riesgos insuficientes o inadecuadas. A pesar de haberse repetido el accidente en 8 ocasiones en los últimos 3 años, con diferentes consecuencias.
• Inejecución de las medidas preventivas propuestas en la evaluación de riesgos. Estaba pendiente la instalación de un sistema que evitase las caídas de las estriberas durante los trayectos.
• Los equipos de protección eran inadecuados o insuficientes, ya que no se facilitó ningún EPI que evitase la caída desde el camión en marcha o las consecuencias de golpearse.

Medidas preventivas:
En los camiones de recogida de residuos sólidos urbanos, el principal riesgo se deriva de la posición de los operarios en las estriberas de los vehículos. Ya que desplazarse así es incómodo y peligroso, por riesgos de caídas y choques con otros vehículos o elementos (postes, farolas…).

El número de accidentes (notificados) en este sector nos da la idea de la importancia de establecer medidas preventivas que sean suficientes y adecuadas, ya que tanto trabajadores como empresas no están concienciados del peligro que supone desplazarse en los estribos de un vehículo en movimiento y trabajar cerca de los camiones de recogida de residuos urbanos.

En este caso, la mejor opción es eliminar el transporte de las personas en los estribos y que viajen en la cabina del camión, descendiendo de él a la mismo vez que deben mover contenedores para su descarga. Para asegurar el ascenso y descenso de los trabajadores existen camiones con cabinas bajas y puertas de apertura lateral. Eliminando de esta forma el riesgo derivado del transporte de personas en los estribos.

Otra opción hubiese sido el uso de algún elemento que protegiera contra el riesgo de caída fortuita o un sistema de sujeción en el puesto de trabajo sobre las estriberas que evitaran las caídas de los trabajadores del camión durante su marcha. Como medida temporal hasta que se instalase un sistema de protección más eficaz, podrían haberse utilizado EPIs.

Además, tanto conductores como recogedores deben ser formados para reconocer zonas de peligro alrededor del vehículo de recogida de residuos, que dependen de los puntos ciegos del conductor y la distancia necesaria para frenar el vehículo con suavidad, sin lazar a un operario desde el estribo.

El informe preventivo recomienda no superar los 15 km/h cuando los operarios se encuentren sobre los estribos y se desplacen en distancias cortas (300 m aproximadamente), por lo que la limitación de circular a un máximo de 30 km/h puede ser inadecuada.

Por lo que sí ha sufrido un accidente, ¡Póngase en contacto con nosotros! Nuestro equipo especializado de accidentes laborales de Legalik Central de Servicios Jurídicos: Abogados y Peritos Expertos le asesorarán y valoraran las posibilidades de éxito.



Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Su equipo de abogados de indemnizaciones
Accidentes laborales saneamiento, recogida residuos y basuras
Accidentes laborales saneamiento, recogida residuos y basuras
Accidentes laborales saneamiento, recogida residuos y basuras
Accidentes laborales saneamiento, recogida residuos y basuras
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta