Gastos por ayudas técnicas o productos de apoyo para la autonomía personal consecuencia de un accidente

Indemnización por Gastos por ayudas técnicas o Productos de apoyo

Indemnización por daños y perjuicios, materiales y morales. Lucro cesante. Daño emergente
Abogados expertos en reclamación de ndemnizacion de gastos por ayudas técnicas o productos de apoyo para la autonomía personal consecuencia de un accidente
Baremo accidentes. Ayudas técnicas. Productos de apoyo. Gastos por ayudas técnicas o productos de apoyo para la autonomía personal consecuencia de un accidente
El artículo 117 de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, recoge lo siguiente acerca de las ayudas técnicas o productos de apoyo para la autonomía personal.

“1. Se resarce directamente al lesionado el importe de las ayudas técnicas y los productos de apoyo para la autonomía personal que, por el correspondiente informe médico, precise el lesionado a lo largo de su vida por pérdida de autonomía personal muy grave o grave, con un importe máximo fijado en la tabla 2.C para este tipo de gastos.

2. La necesidad, periodicidad y cuantía de las ayudas técnicas y de los productos de apoyo para la autonomía personal deberán acreditarse mediante el correspondiente informe médico desde la fecha de estabilización de las secuelas.

3. La valoración tendrá en cuenta el tipo de secuela, la edad del lesionado, la periodicidad de la renovación de las ayudas técnicas y los productos de apoyo para la autonomía personal en función de su vida útil y el coste de las mismas, atendiendo a las necesidades y circunstancias personales del lesionado.”

En base a la descrita Ley, concretamente el artículo 58, entiende que son productos de apoyo “instrumentos, equipos o sistemas utilizados por una persona con discapacidad, fabricados especialmente o disponibles en el mercado, que potencian la autonomía personal o que tienen por objeto prevenir, compensar, controlar, mitigar o neutralizar restricciones en la vida de relación”. De acuerdo con el 59, tienen la consideración de medios técnicos “las ayudas técnicas incorporadas a un inmueble”.

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Lugo, nº 352/2016, reconoce al demandante 16.500 euros en concepto de gastos producidos tras su nueva condición física, concediéndole además otras cantidades en concepto de daños físicos.

Mediante estas ayudas se resarce directamente al perjudicado. Previo informe médico determinando si éste sufre pérdida de autonomía personal grave o muy grave, se le asignarán las ayudas técnicas y los productos de apoyo necesarios que el perjudicado precise a lo largo de su vida.

Sin el informe médico, el lesionado no podrá ser indemnizado conforme al baremo. Se satisface directamente al lesionado, por lo que habrá de ser este quien aporte presupuesto o factura de los gastos sufragados para que los mismos le sean reembolsados.

Debemos tener en cuenta la importancia del informe médico, ya que sin el mismo no es posible que el damnificado vea reintegrados los gastos que ha tenido que sufragar por su nueva condición. La Sentencia de la Audiencia Provincial, sede Pamplona nº 163/2016, reclama la realización de un segundo dictamen pericial médico al considerar incorrecto el primero, “Mediante escrito de 15 de octubre, la aseguradora aclaró al juzgado cual era el objetivo de la petición, hacer un informe por otro perito, siendo entonces admitida su solicitud mediante la entrega los informes médicos de la lesionada que obraban en poder del Médico Forense, tal y como recoge la Providencia de 13 de enero de 2015. El Juzgado de este modo dio respuesta a lo solicitado por la compañía de seguros, para poder realizar el contrainforme pericial como así lo hizo y lo presentó en la vista oral.”

Respecto a los apartados 2 y 3 del citado artículo 117, diremos que para el reembolso de estas ayudas sigue existiendo el mismo criterio de remitirse al informe médico que determine el alcance y la gravedad de las secuelas soportadas.

Las indemnizaciones por lesiones temporales son las sufridas por el perjudicado desde el momento del accidente hasta el final de la fase de curación o hasta la estabilización de la lesión, pasando entonces ésta a ser una secuela. Se indemnizan también como lesiones temporales los traumatismos cervicales menores que se diagnostican en base a la manifestación del lesionado sobre la existencia de dolor, y que no son susceptibles de verificación mediante pruebas médicas.

El pago de los gastos por productos de apoyo podrá otorgarse de forma cumulativa con los siguientes conceptos:

1) Perjuicio personal básico. Este perjuicio es el común, padeciéndose desde la fecha del accidente hasta el final del proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión en secuela. Es valorado mediante la cantidad diaria establecida en la tabla 3.A, 30 euros.

2) Perjuicio personal particular. Engloba las siguientes situaciones:
A. Pérdida temporal de calidad de vida. Con el pago de este concepto se busca compensar el perjuicio moral particular sufrido por la limitación que las lesiones provocan en la autonomía o desarrollo personal. Este puede ser calificado como muy grave, grave o moderado. La cuantía diaria establecida por cada uno de los grados incorpora ya el importe del perjuicio personal básico.

B. Intervenciones quirúrgicas. Estas intervenciones son resarcidas con una cantidad situada entre el mínimo y el máximo establecido en la tabla 3.B, de acuerdo con las características de la operación, complejidad de la técnica quirúrgica y tipo de anestesia.

3) Perjuicio patrimonial, existiendo dos subcategorías dentro del mismo, el daño emergente y del lucro cesante.

1. El daño emergente engloba:

– Gastos de asistencia sanitaria, importe de las prótesis, órtesis, ayudas técnicas y productos de apoyo para la autonomía personal. Se asimilan a los gastos de asistencia los relativos a los desplazamientos que el lesionado realice;

– Gastos que la lesión produce en el desarrollo de la vida ordinaria del lesionado, en particular, los incrementos de los costes de movilidad del lesionado, los desplazamientos de familiares para atenderle y, en general, los necesarios para que queden atendidos él o los familiares menores o especialmente vulnerables de los que se ocupaba.

La Sentencia nº 444/2016 del Tribunal Superior de Justicia recoge el concepto de daño emergente y lo aplica a un particular que sufrió un accidente y solicita una indemnización a la mutua; La Sentencia nº 6038/2016 del Tribunal Superior de Justicia, aplica el Baremo de la Ley 35/2015 a un particular que sufre un accidente de trabajo y en el fallo le reconocen al mismo tanto el daño emergente como el lucro cesante derivados ambos de su incapacidad para continuar trabajando.


2. Lucro cesante.

Este, a diferencia del anterior, no resarce un gasto ya producido sino una cantidad que no se ha llegado a ingresar debido a la nueva situación del lesionado. Consiste fundamentalmente en la pérdida de ingresos provenientes del trabajo del o en una estimación del valor de las tareas del hogar que realizaba el lesionado en su domicilio, en caso de no poder desempeñarlas.

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia, sede A Coruña, nº 5813/2016, condena a Pxxx,S.A. y TRANSxxxx ,S.L al pago de 204.500 euros, en concepto de lucro cesante, a la parte demandante que había sufrido un accidente y no podía continuar trabajando.

La indemnización por pérdida o disminución de dedicación a las tareas del hogar consiste en la cantidad diaria de un Salario Mínimo Interprofesional anual hasta el importe máximo total correspondiente a una mensualidad en los supuestos de curación sin secuelas o con secuelas iguales o inferiores a 3 puntos.

El importe máximo a resarcir en concepto de productos de apoyo por pérdida de autonomía personal es de 150.000 euros, debiendo ser graduado en función de la gravedad.

Como mencionamos en el párrafo precedente, mediante informe médico se determinará la necesidad, periodicidad y cuantía de las ayudas técnicas o de los productos de apoyo para la autonomía personal. Este informe se realizará una vez estabilizadas las secuelas, no durante el proceso de curación ya que la situación puede variar.

En esta valoración se tendrá en cuenta el tipo de secuela, la edad del lesionado, la periodicidad de la renovación de las ayudas técnicas o los productos de apoyo para la autonomía personal en función de su vida útil y el coste de las mismas, atendiendo a las necesidades y circunstancias personales del lesionado así como el trabajo o el lugar de residencia del mismo.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Su equipo de abogados de indemnizaciones
Gastos por ayudas técnicas o productos de apoyo para la autonomía personal consecuencia de un accidente
Gastos por ayudas técnicas o productos de apoyo para la autonomía personal consecuencia de un accidente
Gastos por ayudas técnicas o productos de apoyo para la autonomía personal consecuencia de un accidente
Gastos por ayudas técnicas o productos de apoyo para la autonomía personal consecuencia de un accidente
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP