Indemnizacion accidente trafico resultado fallecimiento de victima

Abogados indemnización por accidente de trafico con fallecimiento de victima

Indemnización por daños y perjuicios, materiales y morales. Lucro cesante. Daño emergente
Abogados expertos en reclamación de indemnización por accidente de trafico no culpable con resultado fallecimiento de la victima (coche, moto o atropello
¿Que indemnización preve la ley para accidentes con resultado fallecimiento?

Índice. Abogados indemnización por accidente de trafico con fallecimiento de victima

Indemnizacion accidente trafico resultado fallecimiento de victima

Indemnización a los perjudicados por accidente de trafico con resultado fallecimiento de la victima


Uno de puntos que se plantea como objetivo la nueva ley 35/2015 era ampliar y definir el catálogo de perjudicados, como consecuencia del accidente de tráfico.

Por un lado no cabe duda que lo es la persona que sufre físicamente el accidente de tráfico (la víctima) ya sea mortal o lesiva, y por otro personas que relacionadas con aquéllos sufren un perjuicio por la situación en la que incurren los primeros.

* En caso de fallecimiento existen cinco categorías autónomas de perjudicados con eventual derecho a indemnización:

1. el cónyuge viudo,
2. los ascendientes,
3. los descendientes,
4 los hermanos
5. allegados.

5.1.1 Indemnización al cónyuge viudo por fallecimiento por accidente de trafico de su cónyuge.


La regulación relativa al cónyuge viudo se recoge en los artículos 63 y 63.2 de la ley 35/2105 o Barómetro a aplicar a los accidentes de circulación.

Entendemos a estos efectos por cónyuge con derecho a indemnización por fallecimiento a aquel cónyuge viudo,sea matrimonial o sea de hecho del que quede acreditada inscripción en registro o documento público o que hubiera convivido un mínimo de un año inmediatamente anterior al fallecimiento o un período inferior si tiene un hijo en común.

Para que proceda la indemnización dicho cónyuge no debe estar separado legalmente y la ley establece que recibirá un importe fijo hasta los quince años de convivencia, en función del tramo de edad de la víctima, y un incremento por cada año adicional o fracción.

Resulta importante la precisión a efectos del cómputo establecido en el apartado anterior, de que si quienes constituyen pareja de hecho estable contraen matrimonio, los años de convivencia se podrán sumar a los de matrimonio.

5.1.1.1 Efectos de la separación y divorcio del cónyuge viudo en relación a la indemnización por el accidente de tráfico con resultado fallecimiento de su ex cónyuge


La ley exige como requisito que dicho cónyuge no esté separado legalmente o de hecho, considerando como momento de separación legal desde el momento en que se interpone la demanda de nulidad separación o divorcio. (art. 63).

Cabe preguntarse que sucede si la separación es de hecho y no legal. Pues bien a estos efectos, la separación de hecho y la presentación de la demanda de nulidad, separación o divorcio se equipara a la separación legal.

Quedan así excluidos del derecho a indemnización por fallecimiento en accidente de trafico de un ex cónyuge los separados legalmente, divorciados y anulados desde el momento de la presentación de la demanda así como también los separados de hecho.

5.1.1.2 Equiparación del cónyuge viudo y la pareja de hecho a efectos de indemnización por el accidente de trafico con resultado fallecimiento de su ex pareja


El artículo 36 de la ley 35/2105 equipara al cónyuge viudo a la pareja de hecho, que viene a exigirle como requisitos para ser considerado como tal y acceder a la indemnización que dicha relación esté constituida mediante inscripción en un registro o documento público o que por el contrario haya convivido un mínimo de un año inmediatamente anterior al fallecimiento o un período inferior al año si tuviera un hijo en común.

No significa que no quepan otros supuestos, pero si que fuera de los supuestos de inscripción o documento público la consideración perjudicado y con tal el derecho a indemnización será un problema de prueba pudiendo acreditarse la convivencia anterior o el hijo en común por cualquiera de los medios admitidos como prueba en nuestro ordenamiento jurídico.

5.1.1.3 Varios cónyuges o parejas estables e indemnización por accidente de tráfico


El artículo 63.4, que recoge la posibilidad de la existencia de varios cónyuges o parejas de hecho estables: “ En caso de concurrencia de cónyuges o parejas de hecho estables, en los supuestos en que la legislación aplicable lo permita, el importe fijo que establece el apartado 1 se distribuye a partes iguales, y en caso de existir incrementos adicionales, se toma el incremento mayor y se distribuye en proporción a los años adicionales de convivencia. “

Este articulo concreto genera no pocos matices en su lectura e interpretación a la vista de la prohibición general que de la bigamia y de la poligamia hace bandera nuestro ordenamiento jurídico, que no solo lo considera delito en el artículo 217 del Código Penal, sino que resulta manifiestamente contraria al orden público (art 12.3 CC). Cabe entender que en este supuesto se ha preferido establecer un mecanismo para lograr la adecuada reparación de los implicados vinculados al fallecido/a con carácter conyugal o asimilado, evitando conflictos y desamparo a las víctimas.

Su interpretación lógica cabe hacerla y así lo está considerando la Jurisprudencia en relación a víctimas con legislación nacional que permite tener varios cónyuges como pudiera ser países musulmanes y como de hecho se viene reconociendo a saharauis.

De la misma forma cabe interpretar el segundo apartado en el que se refiere al mantenimiento de relaciones con varias parejas de hecho estables.

Cabe preguntarse que sucederá si del tenor de este artículo llegase a nuestros tribunales el supuesto de un amante en concurrencia con un matrimonio no separado.

La norma pues es clara y en caso de concurrencia de cónyuges o parejas de hecho estables, estando permitido por la legislación aplicable lo permite, el importe fijo se distribuirá a partes iguales, y en caso de existir incrementos adicionales, se toma el incremento mayor y se distribuye en proporción a los años adicionales de convivencia.

La doctrina marca varias sentencias como reconocedoras de dichos derechos. Así, en materia de pensiones de viudedad, la STSJ Galicia Sala de lo Social, S 2-4-2002, rec. 4795/1998 reconoció a las dos viudas de un senegalés muerto en accidente de tráfico en 1995 el derecho a percibir pensión de viudedad.

En la misma dirección la STSJ Madrid Sala de lo Contencioso-Administrativo, sec. 9ª, S 16-6-2009, nº 754/2009, rec. 477/2006, manifiesta: “Pese a la complejidad que pudiera revestir tal cuestión desde la perspectiva del orden público nacional, para su resolución debe partirse de que la pensión de viudedad es única en su naturaleza y cuantía, aunque es plenamente admisible en nuestro Derecho la división proporcional de la misma en función del tiempo de convivencia con el causante. En el caso de poligamia la posibilidad de reparto igualitario no es desconocida para el Derecho español. Tal es la solución que, además, viene aplicando pacífica y reiteradamente la Administración española respecto de las viudas saharauis y ha sido admitida en diversas resoluciones de la Jurisdicción Social.”

El Tribunal Supremo, sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo de 19 de Junio de 2008 (rec.6358/2002), consideró la poligamia contraria al orden público para denegar la nacionalidad al recurrente “la poligamia no es simplemente algo contrario a la legislación española, sino algo que repugna al orden público español, que constituye siempre un límite infranqueable a la eficacia del derecho extranjero (art. 12.3 CC ).

Entendido el orden público como el conjunto de aquellos valores fundamentales e irrenunciables sobre los que se apoya nuestro entero ordenamiento jurídico, resulta incuestionable la incompatibilidad con el mismo de la poligamia; y ello sencillamente porque la poligamia presupone la desigualdad entre mujeres y hombres, así como la sumisión de aquéllas a éstos. Es perfectamente ajustado a derecho, por ello, que la Administración española considere que alguien cuyo estado civil es atentatorio contra el orden público español no ha acreditado un “suficiente grado de integración en la sociedad española”.

Nos encontramos pues en un supuesto en el que el legislador ha preferido atender la realidad de unos hechos ciertos y legales en país de origen para no generar desprotección a las víctimas en España generando su derecho a indemnización.

5.1.1.4 Indemnización de quien ejerce las funciones de cónyuge de hecho de fallecido víctima de accidente de trafico también denominados perjudicados funcionales


El artículo 62 en su punto tercero explica que:

“ Igualmente tiene la condición de perjudicado quien, de hecho y de forma continuada, ejerce las funciones que por incumplimiento o inexistencia no ejerce la persona perteneciente a una categoría concreta o asume su posición.”

Asimismo y en relación a los periodos de computo de relación para calcular la indemnización que corresponde vinculada a los años de convivencia la legislación vuelve a proteger los derechos de la pareja de hecho afirmando en el apartado 3 del mismo artículo:

3. Igualmente tiene la condición de perjudicado quien, de hecho y de forma continuada, ejerce las funciones que por incumplimiento o inexistencia no ejerce la persona perteneciente a una categoría concreta o asume su posición.

5.1.1.5 Indemnización por perjuicio personal básico del cónyuge viudo en caso de fallecimiento del cónyuge en accidente de trafico


La indemnización correspondiente al cónyuge viudo se compondrá de varios conceptos. ( perjuicio personal básico, particulares, excepcionales, daño emergente y lucro cesante ) Siendo el primero de estos conceptos la indemnización por perjuicio personal básico, la ley prevé que el cónyuge viudo accederá a una indemnización con importe fijo hasta los 15 años de matrimonio en función de la edad que tuviera la víctima en el momento del fallecimiento con tres tramos que engloban hasta los 67 años, de 67 a 80 y más de 8014 (90.000, 70.000 y 50.000 euros respectivamente).

A partir de esos 15 años de matrimonio la ley prevé un incremento de 1000 euros por cada año o fracción de convivencia adicional con la víctima, con independencia de la edad de ésta.

5.1.2 Indemnización a los ascendientes por fallecimiento por accidente de trafico de su familiar.


A la indemnización que reciben los ascendientes en caso de fallecimiento de su hijo o nieto se refiere el artículo 64 que manifiesta que cada progenitor recibe un importe fijo que varía en función de si el hijo fallecido tenía hasta treinta años o más de treinta.

En su apartado 2. la ley declara que cada abuelo tiene la consideración de perjudicado en caso de premoriencia del progenitor de su rama familiar y percibe una cantidad fija con independencia de la edad del nieto fallecido.

Tanto el artículo 64 como el 65 hablan genéricamente de ascendientes y descendientes pero lo cierto es que se precisa a través del concepto premoriencia que sólo son perjudicados padres o abuelos, según los casos, e hijos o nietos, respectivamente).

Estos últimos perjudicados pueden entrar también a través de la categoría de los allegados que la ley también reconoce,. Los incluidos en todas estas categorías tendrán derecho a indemnización, salvo prueba en contrario(presunción iuris tantum), art. 62.

5.1.2.1 Indemnización por perjuicio personal básico para el ascendiente del fallecido en accidente de trafico


La indemnización correspondiente al ascendiente del fallecido se compondrá de varios conceptos. ( perjuicio personal básico, particulares, excepcionales, daño emergente y lucro cesante ) Siendo el primero de estos conceptos la indemnización por perjuicio personal básico, la ley prevé que para el caso de los ascendientes (art. 64) se tiene en cuenta si el fallecido era o no mayor de 30 años(categoría 2 de la tabla).

Cuando cabria pensar que el criterio pudiera estar vinculado a la convivencia o no del hijo o nieto con el padre o abuelo la nueva normativa ha preferido fijar una edad los 30 años al considerarla media de edad en la que los jóvenes españoles se emancipan de media según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística. Según este instituto dicha emancipación viene produciéndose en la horquilla que va desde los 25 a los 34 años. La interpretación que hemos de hacer pues para este supuesto y en aquellos otros que a lo largo de la nueva norma se explicitan es que el legislador entiende que hasta que tenga 30 años el hijo convive de hecho en el hogar, es económicamente dependiente de los progenitores y por ello existe un plus emocional o un daño moral añadido nacido de la convivencia diaria que ha de ser debidamente indemnizado en el caso de que desafortunadamente se produzca su fallecimiento.

Como señala la doctrina ciertamente es dificilmente justificable cuando se habla en términos de afectividad, dado que estamos tratando el capítulo de indemnizaciones por perjuicio personal, parece muy cuestionable que se quiera más a un hijo de 29 años que convive que a uno de 33 que no lo hace. Se señala asimismo que es igual la indemnización para los menores de edad que claramente en mayor proporción forman parte del día a día del núcleo familiar y de la convivencia diaria que los mayores de edad menores de 30 años , dado que el umbral de edad se fija en los 30 años y los dos tramos quedan subsumidos en el mismo epígrafe indemnizatorio.

La normativa prevé (categoría 2 de la tabla 1 A) en concepto de indemnización por perjuicio básico derivado de accidente de tráfico con resultado fallecimiento la cantidad de 70.000 euros para cada progenitor si la víctima tenía hasta 30 años y 40.000 si tenía más de treinta años.

En caso de que se hubiese producido la premoriencia del padre, corresponderá al abuelo una indemnización de 20.000 euros con independencia de la edad del nieto, salvo claro está que aquel viniera ejerciendo las funciones de padre.

5.1.3 Indemnización a descendientes por fallecimiento en accidente de trafico de su familiar


A la indemnización que reciben los descendientes en caso de fallecimiento de su padre o abuelo se refiere el artículo 65 que en su apartado primero señala que :

1. “ Se asigna una cantidad fija a cada hijo que varía en función de su edad, distinguiéndose, en atención a sus distintas etapas de madurez y desarrollo, los cuatro tramos siguientes:

a) hasta catorce años,
b) desde catorce hasta veinte años,
c) desde veinte hasta treinta años y
d) a partir de treinta años.

Los nietos tienen la consideración de perjudicados en caso de premoriencia del progenitor que fuera hijo del abuelo fallecido y perciben una cantidad fija con independencia de su edad.

El baremo recoge para los nietos una indemnización de 15.000 euros para cada uno con independencia de la edad de ascendiente fallecido. El nieto solo tendrá derecho a indemnización como como perjudicado en caso de premoriencia del progenitor hijo del abuelo fallecido.

5.1.3.1 Indemnización por perjuicio personal básico para el descendiente del fallecido en accidente de trafico.


La indemnización correspondiente al descendiente del fallecido se compondrá de varios conceptos. ( perjuicio personal básico, particulares, excepcionales, daño emergente y lucro cesante ) Siendo el primero de estos conceptos la indemnización por perjuicio personal básico, la ley prevé que para el caso de los descendientes(art. 65) cuatro franjas de edad cuando de los hijos se trata: hasta los catorce años, de los catorce a los veinte, de los veinte a los treinta y a partir de los treinta. Aquí vemos que se tiene en cuenta esa convivencia y el grado de madurez del perjudicado y por lo tanto su mayor o menor vinculacion con el ascendiente fallecido.

5.1.4 .Indemnización a hermanos por fallecimiento en accidente de trafico de su hermano.


A la indemnización que reciben los hermanos en caso de fallecimiento de su padre o abuelo se refiere el artículo 66 :

“ Cada hermano recibe una cantidad fija que varía en función de su edad, según tenga hasta treinta años o más de treinta. A estos efectos, el hermano de vínculo sencillo se equipara al de doble vínculo.”

La indemnización que corresponde a los hermanos en caso de accidente de trafico con resultado fallecimiento de hermano/a aparece regulada en el artículo 66. Como sucede en toda la norma el criterio de los 30 años en el perjudicado como salto indemnizatorio vuelve a producirse . Entiende la doctrina que la norma presume que por edad se produce una cercanía entre el fallecido y el hermano debida a la convivencia que se presume en los menores de 30 años y que ya no se produce cuando uno de ellos excede tal edad.

En el baremo que acaba de entrar en vigor viene a producirse una modificación pues en relación al sistema vigente anteriormente dado que antes solo se permitía que los hermanos accedieran a una indemnización cuando fuesen los únicos perjudicados ( esto es no existiese cónyuge, ascendientes o descendientes) o en los casos en los que existiese una relación de dependencia clara por tratarse de un hermano menor y huérfano y por tanto dependiente total de la víctima.

La categoría 4 de la tabla 1 a) establece una indemnización para los hermanos en función de la edad de 20.000 y 15.000 euros respectivamente.

5.1.5 Indemnización a allegados de fallecido en accidente de trafico.


El artículo 67 establece que son allegados aquellas personas que, sin tener la condición de perjudicados según las reglas anteriores, hubieran convivido familiarmente con la víctima durante un mínimo de cinco años inmediatamente anteriores al fallecimiento y fueran especialmente cercanas a ella en parentesco o afectividad.

Se trata pues de una nueva categoría de perjudicados la reconocida en el artículo 67 que exige para tener la consideración de tal que haya existido una convivencia de un mínimo de cinco años inmediatamente anteriores al fallecimiento y que estas personas se encuentren vinculadas al fallecido con especiales lazos por parentesco o afinidad.

Como indemnización a los allegados a víctima de fallecimiento en accidente de trafico establece el artículo 67.2 que la cantidad en concepto de indemnización por perjuicio básico será siempre la misma, al margen de la edad que tuviere, y queda cuantificada en los 10.000 euros en la categoría 5 de la tabla.

Es frecuente la confusión, cuando no debiera ser tal de este epígrafe o colectivo de allegados con la del perjudicado funcional del art 62.3. En este ultimo caso la indemnización deriva de ocupar la posición de aquel perjudicado familiar reconocido que o bien falta o bien no ejerce como tal mientras que lo hace el perjudicado funcional en su lugar.

5.1.6.Indemnización al ex-conyuge de fallecido en accidente de trafico.


El art 92 que recoge la duración de la dependencia de otros afectados recoge en su punto segundo un supuesto que no aparece recogido en el listado de perjudicados del articulo 62 al decir que:

2. Si el fallecimiento provoca la extinción de la pensión que tenía derecho a percibir el cónyuge separado o el ex cónyuge, su perjuicio se concreta en el importe correspondiente a dicha pensión durante un máximo de tres años.

Parece un clausulado lógico y por lo tanto solo cabe apuntar que así debe ser mientras la cantidad a devengar por ducha pensión no deba extinguirse antes de los 3 años por que su duración temporal previamente estipulada así lo fijase. De ser así no cabe duda que la cantidad a la que dicho ex cónyuge tiene derecho habrá de limitarse al tiempo que falta para la extinción de ese derecho.

La doctrina señala como incongruente este criterio con el que enuncia el articulo 87 del tenor:  Cuando exista más de un perjudicado, la cuota del cónyuge será del sesenta por ciento, la de cada hijo del treinta por ciento y la de cualquier otro perjudicado del veinte por ciento, incluido el cónyuge separado o el ex cónyuge que tenga derecho a percibir una pensión compensatoria que se extinga por el fallecimiento de la víctima.

Y señala dicha incongruencia por la equiparación de quien ya tiene una cantidad fijada por sentencia judicial y que tiene carácter fijo y limitado en el tiempo con el resto de perjudicados cuando estamos en sede de lucro cesante de un 20 por ciento.

5.1.7 Indemnización a víctimas indirectas de fallecido en accidente de trafico


La ley fija en su artículo 36.3 que:

Excepcionalmente, los familiares de víctimas fallecidas mencionados en el artículo 62, así como los de grandes lesionados, tienen derecho a ser resarcidos por los gastos de tratamiento médico y psicológico que reciban durante un máximo de seis meses por las alteraciones psíquicas que, en su caso, les haya causado el accidente.

Así pues nos encontramos con perjudicados que no siendo los enumerados en el listado del articulo 62 son victimas indirectas del accidente de trafico que sufrido por su familiar ha devenido en el fallecimiento de aquel Para este supuesto corresponderá indemnizar de los gastos que hubieran sido necesarios para el tratamiento médico o psicológico durante un periodo máximo de 6 meses.

EL BAREMO DE TRAFICO Y LOS ACCIDENTES CON RESULTADO FALLECIMIENTO GENERICO




El baremo se refiere al fallecimiento prematuro de la victima de un accidente de trafico en los articulos 44 a 46 de la norma

El artículo 44 señala que La indemnización que deben percibir los herederos del lesionado se fijará de acuerdo con el tiempo transcurrido desde el accidente hasta la estabilización de sus lesiones, o en su caso, hasta su fallecimiento, si éste es anterior.

La indemnización corresponde a los herederos de la víctima.



Si las victimas del accidente de trafico sufren lesiones con secuelas y tras llegar a la estabilizacion de dichas secuelas falleciesen antes de que quede fijada la indemnización, el artículo 45 marca el criterio de indemnización por concepto perjuicio personal para los herederos que resultara de la suma de las cantidades que resultan de dos reglas:

a) En concepto de daño inmediato, el quince por ciento del perjuicio personal básico que corresponde al lesionado de acuerdo con las tablas 2.A.1 y 2.A.2. esto es la tabla que fija el baremo médico y la tabla que fija el valor económico de la secuela o secuelas en función de edad y puntuacion obtenida.

b) Las cantidades que correspondan al porcentaje restante del perjuicio personal básico y a la aplicación de las tablas 2.B y 2.C en lo relativo al lucro cesante, en proporción al tiempo transcurrido desde la fecha de la estabilización hasta el fallecimiento, teniendo en cuenta la esperanza de vida del fallecido en la fecha de la estabilización, de acuerdo con la tabla técnica de esperanzas de vida (TT2) incluida en las bases técnicas actuariales a las que se refiere el artículo 48.

Esto es la segunda regla nos dice que las cantidades que correspondan al porcentaje restante del perjuicio personal básico (85 % restante), al perjuicio personal particular (tabla 2.B) y al perjuicio patrimonial (tabla 2.C) en lo que se refiere al lucro cesante, en proporción al tiempo transcurrido desde la fecha de estabilización de las lesiones hasta el fallecimiento,se fijarán teniendo en cuenta la esperanza de vida del fallecido en la fecha de la estabilización.

En cuanto a la referida esperanza de vida debemos irnos a la tabla TT2 que está en el anexo justo a continuación de la TT1



Esperanza de vida del mayor de 80 años a efectos de indemnizacion según baremo

La esperanza de vida de víctimas de más de 80 años se entiende, a efectos de este cálculo, que es siempre de 8 años. De forma que para cualquier calculo posterior solo podremos fijar en 8 los años sobre los que efectuar los calculos para esta persona.

La formula de calcular sera pues una sencilla regla de tres, aplicando el porcentaje resultante al resto de la indemnización pendiente de percibir. Es decir que si una persona de 84 años fallece a los dos años de la estabilización lesional, nos da un porcentaje de un 25% ( puesto que ha vivido 2 años sobre los 8 que tenia de esperanza de vida). Este porcentaje sera de aplicación a la indemnización correspondiente para determinar el importe que corresponde a los herederos.

Así de haber correspondido 100.000 euros de no haber fallecido, corresponderá a los herederos el 25 % de esa cantidad, por lo que volvemos a hacer una regla de tres que nos da un resultado de 25.000 euros

En cuanto a los gastos establece el artículo 46 que se abonaran únicamente los realizados hasta la fecha del fallecimiento. Regla lógica que tiene por finalidad evitar un enriquecimiento injusto de los herederos.



El artículo 47 que establece que en caso de que el fallecimiento de la víctima tenga lugar por causa de las lesiones padecidas en el accidente y antes de fijarse la indemnización, la indemnización fijada conforme a los artículos anteriores es compatible con la indemnización que corresponda a los perjudicados por su muerte según las reglas del sistema.



Si la victima del accidente de trafico fallece como consecuencia de las lesiones que ha sufrido en el y ya hubiera sido fijado su indemnizacion. Los derechos provinientes del fallecimiento se convierten en patrimonio del fallecido y serán estos quienes como transmitidos integros de tales derechos puedan ejercerlos .

Lo mismo sucede con la indemnización que de haber sido cobrado previamente formara parte del caudal hereditario sin que quepa la devolucion del mismo.

La ley se plantea el perjuicio personal basico como un daño de carácter moral ,personal, aflictivo derivado de la perdida de una persona que en los perjudicados identificados como tales resulta ciertamente cercana . Es por ello que las cantidades indemnizatorias que recibe cada uno no son excluyentes sino que todos tienen derecho a su indemnizacion particular porque todos han sufrido individualmente la perdida de dicho familiar.

El articulo 61 establece los criterios de valoracion de las indemnizaciones por perjuicio personal basico correspondientes a resultado fallecimiento o muerte por accidente de trafico:

1. Las indemnizaciones por causa de muerte se cuantifican conforme a las disposiciones y reglas que se establecen en esta Sección y que se reflejan en los distintos apartados de la tabla 1 que figura como Anexo.

2. La tabla 1 contiene tres apartados para valorar los perjuicios de cada uno de los perjudicados:

a) La tabla 1.A establece la cuantía de perjuicio personal básico de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema. ( ver seccion primera del capitulo II Arts 62 a 69). En dicha tabla se pueden inferir cuantias precisas que no necesitan mayor procesado, con carácter no excluyente entre si, que varian en funcion de la naturaleza del perjudicado (cónyuge,pareja de hecho, ascendientes, descendientes, hermanos o allegados),tiempo de duración del matrimonio en el caso de cónyuge, la edad del perjudicado para hijos y hermanos,o edad del fallecido en el caso de que el perjudicado sea cónyuge viudo o ascendiente.

b) La tabla 1.B establece las cuantías de los perjuicios personales particulares y excepcionales de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema.
c) La tabla 1.C establece las cuantías de los perjuicios patrimoniales, distinguiendo las categorías del daño emergente y del lucro cesante, de acuerdo con los criterios y reglas de este sistema.

5.2.2 Indemnización por perjuicios particulares derivados de accidente de trafico con resultado muerte



La nueva ley 35/2015 amplia de 4 a 9 los supuestos que dan lugara indemnizacion por perjuicios particulares derivados de circunstancias concretas que requieren un plus indemnizatorio a los perjuicios personales de carácter básico. En determinados supuestos tanto la regulacion previa como la doctrina y desde luego el legislador en esta regulación entiende que media un daño superior que genera una mayor indemnización y a ello obedece esta normativa. Su regulacion se encuentra en la subseccion segunda de la seccion primera del capitulo II donde se recogen los supuestos de fallecimiento de la víctima del accidente de tráfico y se materializan en en la tabla 1B del anexo.

El artículo 68 que encabeza la subseccion segunda dice:

Subsección 2.ª Perjuicio personal particular (Disposiciones relativas a la tabla 1.B)

Artículo 68. Resarcimiento de perjuicios particulares.
1. Los perjuicios particulares de cada perjudicado se resarcen mediante la aplicación de criterios específicos que incrementan la indemnización básica fijada en la tabla 1.A.
2. Los perjuicios particulares no son excluyentes entre sí y, de concurrir en un perjudicado, son acumulables.
3. En el caso del allegado el único perjuicio particular resarcible es, en su caso, el de su discapacidad física, intelectual y sensorial según lo dispuesto en el artículo siguiente.

La doctrina apunta que con esta limitacion no se tiene en consideración que el allegado puede ser además pariente, y que por lo tanto podría ser igualmente familiar único del fallecido.

La ley ley 35/2015 recoge hasta 9 supuestos de perjuicios personales particulares a añadir a los que con carácter básico pudieran corresponder a los perjudicados por accidente de trafico en el que la víctima hubiese fallecido:

1. Perjudicado que sufra discapacidad
2 Perjudicado que conviviera con la víctima,
3 Perjudicado único de su categoria
4 Familiar único de la víctima,
5 Fallecimiento de progenitor único,
6 Perjudicado al que fallecen ambos progenitores en el mismo accidente,
7 Fallecimiento de hijo único,
8 Fallecimiento como consecuencia del accidente de víctima embarazada con pérdida de feto
9 Perjuicio excepcional



En los casos en los que el perjudicado padezca una discapacidad fisica intelectual o sensorial, bien sea previa al accidente de trafico o directamente vinculada al propio accidente el legislador ha deseado que este perjudicado disfrute un plus adicional de indemnizacion. Amplia los supuestos objeto de indemnización en dos direcciones al incluir frente a la legislación previa la discapacidad sensorial como supuesto indemnizatorio por un lado y al permitir que dichas discapacidades puedan haberse originado en el propio accidente, supuesto que en la regulación previa no estaba contemplado:

En efecto el articulo 69

Artículo 69. Perjuicio particular por discapacidad física, intelectual o sensorial del perjudicado.

1. El resarcimiento del perjuicio particular por discapacidad física, intelectual o sensorial, previa al accidente o a resultas del mismo, tiene por objeto compensar la alteración perceptible que el fallecimiento de la víctima provoca en la vida del perjudicado.

Así pues no vale cualquier situación de discapacidad sino solo aquellos casos en los que como consecuencia del siniestro se hubiera producido una alteración perceptible derivada del fallecimiento de la victima en la vida de este perjudicado más vulnerable y dependiente que en el resto de los supuestos. Dicha alteración deberá ser probada.

Por su parte el punto 2 del mismo articulo incorpora una restriccion para poder acceder a este plus indemnizatorio:

2. Para que este perjuicio sea resarcible se requiere como mínimo un grado de discapacidad del treinta y tres por ciento, que se acredita mediante resolución administrativa o cualquier otro medio de prueba admitido en Derecho.

La doctrina debate si ha de entenderse como grado de discapacidad stricto sensu o por el contrario hay que tener en cuenta los elementos sociales que podrian incorporarse al grado de discapacidad total. Del tenor del articulo debemos entender que ha de ser discapacidad stricto sensu debidamente probada, al contrario de lo que sucedia en la legislación anterior donde la afectación extra se daba por presumida.

En el punto tercero se explicita el plus de indemnizacion para los perjudicados con discapacidad fisica intelectual o sensorial de un accidente de trafico con resultado fallecimiento:

3. Este perjuicio se resarcirá mediante un incremento de la indemnización básica que le corresponda, que oscilará entre el veinticinco y el setenta y cinco por ciento, en atención al grado de discapacidad, la intensidad de la alteración y la edad del perjudicado.




Artículo 70. Perjuicio particular por convivencia del perjudicado con la víctima.

1. La convivencia con la víctima constituye un perjuicio particular en todos los perjudicados, con excepción del cónyuge y víctimas o perjudicados menores de treinta años. En los casos exceptuados, esta circunstancia ya está ponderada en la indemnización por perjuicio personal básico.

Nuevamente pues la norma asume que los menores de 30 años estan sujetos a un plus inmdemnizatorio con carácter intrinseco y como dice la norma lo considera incluido en la indemnizacion básica.

En terminos tangibles, del analisis de la tabla ( En su apartado 2 de la tabla 2.b, en el caso de los progenitores si el hijo fallecido tenia mas de 30 años le corresponde indemnizacion de 30.000 euros a cada uno.Sobre la base de la tabla, pues a los abuelos les corresponderá 10.000 euros de indemnizacion para cada uno de ellos. A los hijos que tuvieren más de 30 años . 30.000 € a cada uno A cada nieto, si correpondiete 7.500 € . Finalmente cada hermano que tuviere de 30 años será indemnizado con 5.000 €

2. Cuando el perjudicado sea el abuelo o el nieto de la víctima y exista convivencia, la indemnización por perjuicio personal básico que en su caso corresponda se incrementa en un cincuenta por ciento.

3. En los demás casos, cuando el perjudicado tenga más de treinta años y conviva con la víctima, se resarce como perjuicio personal particular la diferencia entre la indemnización por perjuicio personal básico prevista para un perjudicado menor de treinta años de su misma categoría y la que le corresponde a él por el mismo concepto.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Su equipo de abogados de indemnizaciones
Indemnizacion accidente trafico resultado fallecimiento de victima
Indemnizacion accidente trafico resultado fallecimiento de victima
Indemnizacion accidente trafico resultado fallecimiento de victima
Indemnizacion accidente trafico resultado fallecimiento de victima
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta