Indemnizacion por accidente laboral

Abogados accidentes laborales

Indemnización por daños y perjuicios, materiales y morales. Lucro cesante. Daño emergente
Abogados expertos en reclamación de indemnizacion por accidente laboral
Reclamacion de indemnizaciones por accidentes laborales
Por accidente laboral se entiende aquel que sufre un trabajador, durante su jornada laboral. Es preciso matizar que al hablar de jornada laboral, no sólo incluimos el tiempo efectivo en el que el trabajador se encuentra en su oficina, o en su lugar de trabajo, sino que también se incluye aquellos tiempos denominados “in itinere”; es decir, aquellos que se producen en el trayecto de ida o de vuelta al trabajo.

Indemnizacion por accidente laboral

¿Has tenido un accidente laboral con lesiones?
Tienes derecho a una indemnización.


Si la responsabilidad del accidente no recae en ti al 100%, puedes exigir una indemnización. Para ello, te aconsejamos consultar tu caso con un abogado especializado.

¿Qué es un Accidente de Trabajo?


El Accidente de Trabajo o Accidente Laboral, es aquel accidente que sufre el trabajador durante su jornada laboral, incluyendo en esta el tiempo efectivo que pasa en el lugar de trabajo, y el tiempo in itinere, que es aquel accidente que tiene lugar durante el trayecto de ida o vuelta al trabajo. En este caso, la indemnización está sujeta a unas exigencias particulares, propias de los accidentes de tráfico.
La Ley General de la Seguridad Social (LGSS), recoge en su artículo 156 la definición de accidente de trabajo como “toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”. Cabe matizar que a partir del año 2007, los trabajadores autónomos también tienen derecho a la prestación, siempre y cuando, coticen a la seguridad social por dicha contingencia (solicitar la cobertura y abonar las cuotas correspondientes).

¿Qué es considerado Accidente de Trabajo?


Para que un accidente tenga dicha consideración, y por lo tanto, ser susceptible de indemnización, es necesario:
1. Que el trabajador/a sufra una [u lesión corporal]. Se entiende por lesión, todo daño o detrimento corporal causado por una herida, golpe o enfermedad, incluidas las secuelas o enfermedades psíquicas o psicológicas.
2. Que el accidente sea con ocasión o por consecuencia del trabajo, es decir, que haya nexo causal entre el trabajo y la lesión.
3. Que sea un trabajador por cuenta ajena o autónomo dado de alta por contingencia profesional, así como, que sea socio trabajador de una sociedad mercantil.

¿Qué supuestos están considerados como Accidentes de Trabajo?


• Accidentes producidos con ocasión de las tareas desarrolladas aunque sean distintas a las habituales, encomendadas por el empresario o realizadas de forma espontánea por el trabajador/a en interés del buen funcionamiento de la empresa, aunque sean distintas a las de su categoría profesional.
• Accidentes sufridos en el lugar y durante el tiempo de trabajo (salvo prueba en contrario).
Accidente “in itinere” que ocurra en el camino de ida o vuelta, siempre y cuando, no se produzcan interrupciones y se emplee el itinerario habitual.
Accidente en misión: son aquellos sufridos por el trabajador/a en el trayecto que tenga que realizar para el cumplimiento de la misión, así como el acaecido en el desempeño de la misma dentro de su jornada laboral. Se entiende por misión a la orden del empresario para realizar tareas encomendadas en un lugar ajeno a la empresa.
Accidentes de cargos electivos de carácter sindical: Son los sufridos con ocasión o por consecuencia del desempeño de cargo electivo de carácter sindical o de gobierno de las entidades gestoras de la Seguridad Social, así como los accidentes ocurridos al ir o volver del lugar en que se ejercen las funciones que les son propias.
Actos de salvamento: son los accidentes acaecidos en actos de salvamento o análogos cuando tengan conexión con el trabajo. Se incluye el caso de orden directa del empresario o acto espontáneo del trabajador/a.
Enfermedades o defectos anteriores: aquellas que sufriera el trabajador/a con anterioridad, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.
Enfermedades intercurrentes: aquellas consecuencias del accidente que resulten en su naturaleza, gravedad o terminación, complicaciones derivadas del proceso patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.
Enfermedades no incluidas en el listado de enfermedades profesionales, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo.
Accidentes debidos a imprudencia profesional, que sea consecuencia del ejercicio habitual de un trabajo y se derive de la confianza que este inspira.


¿Cuáles son las principales causas de los Accidentes de Trabajo?


Por lo general, la mayoría de los AT se producen debido a infracciones de las empresas en el desempeño de un trabajo (condiciones de inseguridad). Algunas de ellas son:
- La falta de formación del trabajador en Prevención de Riesgos Laborales,
- La falta de evaluación de los Riesgos Laborales de los puestos de trabajo.
- La falta de Medidas Colectivas de Seguridad (barandillas, extintores, etc.)
- La falta de Equipos de Protección Individual (arneses, botas, guantes, gafas, etc.)
- La falta de Plan de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Otras causas son también los hechos fortuitos y los actos peligrosos por parte de los empleados.

Por lo tanto, se puede reclamar una indemnización por accidente laboral siempre que la causa del accidente no pueda ser imputada al trabajador al 100%, lo cual es muy improbable. Tal y como hemos señalado anteriormente, los supuestos en los que un AT conlleva a indemnización son:
- No haber recibido formación por parte de la empresa en materia de PRL.
- Omisión de medidas de seguridad.
- Falta de Plan de Prevención de Riesgos Laborales y evaluación de riesgos.
- No disponer de equipos de protección individual.
- Realización de tareas ajenas a las propias del puesto de trabajo.
- Utilización de herramientas en mal estado, defectuosas o no homologadas.
- Lesiones ocasionadas por un compañero, cliente, proveedor.

Derechos del trabajador accidentado en el trabajo


Cuando un trabajador sufre un accidente tiene derecho a una indemnización cuando este produzca unas secuelas que la ocasionen un perjuicio. En ocasiones, estas lesiones no son tan graves como para incapacitarle (indemnización por lesiones permanentes no invalidantes) y corresponderá a la mutua de trabajo tanto su valoración como el pago de la indemnización que oscila entre los 400 y los 5.000 €. Si por el contrario el accidente supone una incapacitación del trabajador será el INSS el encargado de valorar los daños y el cálculo de la indemnización correspondiente.

En todo caso, tienes derecho en todo momento a la asistencia sanitaria para poder proceder a tu recuperación. Dicha asistencia, incluirá tratamiento, operaciones, rehabilitación y todas aquellas medidas necesarias para poder restablecer la salud del trabajador.

Si el accidente implica la baja médica, el trabajador tendrá derecho también a la prestación por incapacidad temporal. Para beneficiarse de ella, a diferencia del caso de la incapacidad por contingencia común, no es necesario haber cotizado previamente. Dicha prestación se verá incrementada en una cuantía del 30% o 50% (según la gravedad de la falta) si se demuestra que hubo negligencia por parte de la empresa.

En el caso de que se determine objetivamente la reducción anatómica o funcional grave y definitiva, el trabajador tendrá derecho a la prestación por incapacidad permanente.

Además, el convenio colectivo puede obligar a tu empresa a suscribir un seguro por incapacidad a nombre del trabajador, por lo que esa segunda indemnización también puede ser reclamable en caso de accidente laboral.

De igual modo, si se declara al empresario responsable del accidente, se podrá reclamar una indemnización por dicha responsabilidad para poder resarcir los daños ocasionados. En el supuesto de que el trabajador no estuviese dado de alta en la Seguridad Social en el momento del accidente, se considerará dado de alta de pleno derecho. Asimismo, si por las lesiones ocasionadas como consecuencia del accidente el trabajador no pudiera seguir realizando el trabajo habitual, la empresa deberá buscarle un puesto adaptado sin degradación del salario.

Si por consecuencia del accidente el trabajador fallece, su cónyuge y descendientes tendrán derecho a indemnización por fallecimiento por accidente laboral.

Plazo para reclamar la indemnización por Accidente de Trabajo.


Hasta hace unos años, los accidentes laborales solo podían reclamarse por la vía penal, lo cual dilataba el proceso en el tiempo. Si se opta por esta vía, el plazo de prescripción de la acción será de 3 años.

Actualmente, la jurisdicción social tiene competencia en esta materia lo que ha agilizado el proceso. Sin embargo, el plazo de prescripción es más breve, tratándose de [n1 año] desde el momento en que la acción pueda ejercitarse. Esto es, hasta que el beneficiario tiene conocimiento de la resolución firme que se ha dictado en el proceso de Incapacidad Permanente (IP), es decir, cabal conocimiento de las secuelas del accidente.

Ruptura del nexo causal.


Como hemos mencionado antes, una de las condiciones para que un accidente sea considerado laboral, es la necesidad de que exista relación entre la lesión y el trabajo. Si ha habido agentes externos al trabajo en la causa del accidente, puede afectar a que el mismo no se considere como accidente de trabajo. Estos agentes pueden ser:
- Fuerza mayor. Si el suceso que provoca el accidente ha tenido lugar como consecuencia de una fuerza mayor ajena al trabajo, y esta no guarda relación con el trabajo que se realiza cuando ocurre el accidente.
- Actuación del trabajador. Los efectos que pueden producir los actos del accidentado en la calificación del accidente varían en función del tipo de imprudencia cometida:
o Imprudencia temeraria: es la que realiza un trabajador en la ejecución de su trabajo con total desprecio de su vida y de las normas más elementales del deber de cuidado (precaución y prudencia), asumiendo voluntariamente riesgos graves e innecesarios que ponen en peligro la vida o los bienes.
o Imprudencia profesional: es la que se deriva del ejercicio habitual de un trabajo o profesión cuando un trabajador, aun contando con la experiencia y los conocimientos suficientes para su realización, comete un error por omisión o por una aplicación equivocada de esos conocimientos. En este caso no habría ruptura del nexo causal, por lo que el accidente sigue considerándose de trabajo.
- Accidentes derivados de la actuación de otra persona. Algunos accidentes pueden ser causados por el empresario, por un compañero o por terceros (culpa civil o criminal). Estos accidentes son considerados de trabajo, siempre y cuando, la persona causante tenga relación con el trabajo (relación causa-efecto).

Notificación de los Accidentes de Trabajo.


En el momento en que la empresa sea conocedora de que un trabajador/a ha sufrido algún accidente, debe comunicarlo y notificarlo a las autoridades.
Esto se hace mediante el parte de accidente de trabajo, que es un documento oficial que debe cumplimentar la empresa cuando se produzca un AT o recaída que comporte la ausencia del trabajador/a del puesto de trabajo de más de un día (sin contar el día en que se produce el accidente), previa baja médica. Para ello el empresario tiene un plazo de 5 días hábiles desde la fecha en que se produjo el accidente o baja médica.

En los casos en que el accidente provocase el fallecimiento del accidentado, o fuese calificado como grave o muy grave, así como, para los casos en los que el accidente afecte a más de 4 trabajadores, tienen un tratamiento especial. A través de comunicación urgente el empresario deberá comunicarlo en el plazo de 24 horas.

Si el accidente o recaída no suponen la ausencia del trabajador/a durante más del día en que ocurren los hechos, y por lo tanto, no se produce baja médica, deberá ser comunicado por el empresario mediante relación de accidente sin baja mensualmente en los primeros 5 días hábiles de cada mes.

Los incumplimientos de las obligaciones de notificación y/o comunicación de accidentes de trabajo, por parte de la empresa, constituyen infracciones atribuibles a una sanción.

Por lo tanto, si cree haber sufrido un accidente laboral, ¡llámenos! ABOGALABORAL, está formado por el equipo especializado en accidentes laborales de Legalik Central de Servicios Jurídicos: Abogados y Peritos Expertos, para ayudarte a obtener la máxima compensación e indemnización que puede corresponderte.


Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Su equipo de abogados de indemnizaciones
Indemnizacion por accidente laboral
Indemnizacion por accidente laboral
Indemnizacion por accidente laboral
Indemnizacion por accidente laboral
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP