Variedades vegetales

Abogados variedades vegetales

Patentes nacionales e internacionales Marcas y nombres comerciales
Abogados expertos en protección y defensa legal de Variedades vegetales
Variedades vegetales

Variedades vegetales
Estamos ante una forma de protección de invenciones aplicada al reino vegetal, requieriendo una regulación específica, ya que el desarrollo agrícola influye en gran medida en el impulso del país y beneficio social. El registro de variedades vegetales es una modalidad de propiedad industrial con características propias, otorgando una serie de derechos al obtentor y permitiendo que ciertos actos de explotación de la variedad protegida solo se lleven a cabo tras autorización previa del mismo.

Surge así un sistema eficaz de protección de variedades vegetales, a fin de apoyar a los obtentores de estas variedades, para promover la inversión en el fitomejoramiento y contribuir al desarrollo de la agricultura, la horticultura y la silvicultura. Es necesario ya que el proceso de fitomejoramiento es largo y costoso, y sin embargo una vez comercializada la obtención vegetal, esta puede reproducirse fácilmente privando a su obtentor de la oportunidad de ser recompensado por su inversión.

Las vías de explotación son varias, destacando principalmente (en relación con terceros), la transferencia de tecnología, los acuerdos y concesiones de licencias, existiendo tipos diversos. Todo ello también favorece la inversión y facilidad de acceso a los mercados extranjeros, así como su expansión sin necesidad de inversión directa, o el reconocimiento directo o indirecto de la compañía en otros mercados. Mencionar, que en el caso de las Pymes, cobran mayor importancia en el sector de la reproducción y multiplicación de semillas y plantas.

Es de gran importancia una buena estrategia y asesoramiento sobre la protección, para facilitar la recuperación de la inversión realizada, debido a la complejidad de la materia y las numerosas posibilidades.
Su regulación en España se lleva a cabo mediante la ley 3/2000, de régimen jurídico de la protección de las obtenciones vegetales (LOV). Dicha norma, entiende por variedad vegetal, aquel conjunto de plantas de un solo taxón botánico del rango más bajo conocido que, con independencia de si responde o no plenamente a las condiciones para la concesión de un derecho de obtentor, pueda:

a) Definirse por la expresión de los caracteres resultantes de un cierto genotipo o de una cierta combinación de genotipos.

b) Distinguirse de cualquier otro conjunto de plantas por la expresión de uno de dichos caracteres por lo menos,

c) Considerarse como una unidad, habida cuenta de su aptitud a propagarse sin alteración.

Se completa la definición aclarando que, por conjunto de plantas, se entiende el formado por plantas enteras o partes de plantas, siempre que estas partes puedan generar plantas enteras. La protección se extiende a todos los géneros y especies vegetales, incluidos los híbridos de géneros y de especies.

Los requisitos imprescindibles para proteger las variedades vegetales mediante título son varios. En primer lugar, la novedad. Teniendo en cuenta que si se ha vendido o cedido a tercero, podrá considerase novedoso siempre y cuando haya trascurrido solo un año si tuvo lugar en España, o cuatro si hubiera tenido lugar fuera, ampliándose a seis para árboles o vides. Se requerirá a su vez los caracteres de distinción y homogeneidad. Por último, deberá revestir un carácter estable. Esto implica, mantener lo caracteres específicos de la misma inalterados tras su reproducción o multiplicación. Encontramos como característica especial en relación con la duración de su protección, difiriendo de la regla general de las patentes, que esta se otorgará durante 25 años, ampliándose a 30 en el caso de árboles y vides.

La solicitud estará dirigida al misterio competente en Agricultura, pudiendo presentarse en cualquiera de los registros u oficinas que prevé el artículo 38.4 de la ley 30/1992, cumpliéndose los requisitos previstos en el 35.1 de la Ley . A continuación tendrá lugar el examen formal y el examen técnico, este último consiste en un ensayo de identificación para comprobar que se cumplen las características requeridas en el material de la variedad. Cualquier interesado podrá presentar oposición a la concesión del TOV. En caso de superarse todo el proceso señalado, se resolverá mediante orden ministerial a propuesta de la Comisión de Obtenciones vegetales. La concesión deberá inscribirse en el Registro de Variedades Vegetales Protegidas. El título de obtención vegetal (TOV) pertenece a la persona o personas que haya creado o descubierto y desarrollado la variedad, el obtentor, o a sus causahabientes.

Tras la concesión se va a exigir, por su condición de materia viva, un control del mantenimiento de la variedad vegetal. Se trata de comprobar que la misma permanece inalterada respecto a la situación que tuviere en el momento de concederse el título. El caso contrario será motivo de extinción del derecho.

En relación con la denominación, junto con la solicitud ante el organismo competente, se presentará ante la OEPM (Oficina Técnica de Patentes y Marcas) un informe haciendo constar la posible similitud o identidad con marcas ya registrada o solicitadas. Se abre un plazo de tres meses en el que poder plantearse objeciones. En caso de no plantearse objeción y cumplirse los requisitos legales y reglamentarios, se aprobará provisionalmente la denominación. Esta se convertirá en definitiva cuando se registre el título de obtención vegetal.

Los derechos que confiere el TOV encuentran limitaciones derivadas de ciertas formas de utilización de la variedad protegida, como serían los actos realizados sin fines comerciales en marco privado o los actos sean realizados a título experimental. Por otro lado, también se van a limitar aquellos actos realizados con fines de creación y explotación de nuevas variedades, siempre que la nueva variedad no sea esencialmente derivada de otra variedad protegida (la variedad inicial). Es necesario acceder a todo el material de fitomejoramiento, a fin de realizar progresos significativos que sólo serán factibles si las variedades protegidas están disponibles a los fines del fitomejoramiento, contribuyendo así a mantener activas las bases genéticas del fitomejoramiento. Por razones de interés público, el Gobierno podrá establecer limitaciones mediante Real Decreto.

Nuestra legislación contempla un privilegio a favor del agricultor, configurado como una autorización ex lege, siempre y cuando este cumpla con las condiciones previstas en la ley (artículo 14.3 LOV ). Implica la posibilidad de utilizar, con fines de propagación en sus propias explotaciones, el producto de la cosecha obtenido de la siembra en ellas de material de propagación de una variedad protegida, adquirida lícitamente y no siendo híbrida ni sintética. Es decir, se trata evitar trabas al uso de los productos obtenidos de las variedades protegidas, legalmente adquiridas para sus explotaciones.

La protección a nivel comunitario se encuentra en el reglamento (CE) 2100/94 del Consejo, cuya última modificación tuvo lugar mediante el Reglamento (CE) 15/2008. Esta se extiende a todo el territorio de la Unión Europea, siendo su órgano principal la Oficina Comunitaria de Variedades Vegetales (OVV/CPVO). Las solicitudes se podrán llevar a cabo ante la misma o ante alguno de los organismos nacionales encargados de ello, resolviendo este órgano en todo caso sobre la concesión o denegación a través de un procedimiento semejante al expuesto a nivel nacional.

La protección a nivel internacional se lleva a cabo a través de la a Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV), que surge del Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales derivado de la Conferencia Diplomática celebrada el 2 de diciembre de 1961, en París, cuya última modificación tuvo lugar en 1991. El obtentor residente en un país miembro de la UPOV podrá realizar la solicitud en dicho país o en cualquier otro miembro de la Unión. El procedimiento es semejante al previsto para las solicitudes nacionales. La regulación contempla igualmente, que cada Estado Miembro de la Unión podrá limitar mediante normas propias el derecho del obtentor en favor de los agricultores.

Señalar la especialidad de las variedades vegetales frente a las innovaciones en otros sectores de la tecnología relacionados con las plantas, estas están amparadas por otras formas de protección de propiedad intelectual, haciendo referencia concretamente a las patentes.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en Patentes y Marcas
Variedades vegetales
Variedades vegetales
Variedades vegetales
Variedades vegetales
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta