Abogados accidentes laborales

Abogados accidentes laborales o de trabajo

Despido objetivo, disciplinario. Máxima Indemnización. Accidentes laborales. Incapacidad laboral permanente. Solicitud. Revisiones
Abogados expertos en Accidentes laborales. Accidentes laborales in itinere. Indemnización. Requisitos. Daños y perjuicios. Prestaciones.
Abogados especialistas en indemnización por accidente de trabajo o in itinere
Por accidente laboral se entiende a aquel que sufre un trabajador, durante su jornada laboral. Es preciso matizar que al hablar de jornada laboral, no sólo incluimos el tiempo efectivo en el que el trabajador se encuentra en su oficina, o en su lugar de trabajo, sino que también se incluye aquellos tiempos denominados “in itinere”; es decir, aquellos que se producen en el trayecto de ida o de vuelta al trabajo.
Abogados accidentes laborales

A.- ¿ Qué se entiende por accidente laboral?


Lo primero de todo, es saber que por accidente laboral se entiende a aquel que sufre un trabajador, durante su jornada laboral.

Es preciso matizar que al hablar de jornada laboral, no sólo incluimos el tiempo efectivo en el que el trabajador se encuentra en su oficina, o en su lugar de trabajo, sino que también se incluye aquellos tiempos denominados “in itinere”; es decir, aquellos que se producen en el trayecto de ida o de vuelta al trabajo.

Si bien es cierto que, en los supuestos denominados “in itinere”, la indemnización que el trabajador tiene derecho a recibir, está sujeta a las exigencias propias de los accidentes de tráfico, de tal manera que la misma sólo será posible cuando el trabajador no haya sido culpable de tal suceso.

Asimismo, también se considera accidente profesional a las lesiones corporales que pueda sufrir el trabajador como consecuencia directa del trabajo que lleva a cabo.

Podemos por lo tanto, de manera global, definir el accidente laboral como toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejerce por cuenta ajena.

Por otra parte, se entiende por [daños derivados del trabajo las enfermedades, patologías o lesiones sufridas con motivo u ocasión del trabajo].

Asimismo es necesario recalcar que, en los accidentes laborales, el trabajador ha sufrido una lesión mientras trabaja o a causa de las tareas que realiza por cuenta ajena y que esta lesión sufrida por un accidente o una acción súbita puede dar como consecuencia un daño tanto físico como psicológico.

B.- ¿ Cuáles son los requisitos para que un accidente sea considerado laboral?


Ahora resulta necesario centrarnos a determinar los requisitos que resultan necesarios para que un accidente sea considerado laboral y, por tanto, sea susceptible el trabajador de recibir la correspondiente indemnización por el mismo.

- Por una parte, el trabajador ha debido sufrir una lesión corporal, física, psíquica o una enfermedad derivada directamente del accidente acaecido.

Por lesión entendemos [todo daño o detrimento corporal que haya sido causado por une herida, golpe o enfermedad]. También se asimilan a la lesión corporal las secuelas o enfermedades [psíquicas o psicológicas].

- Asimismo, el trabajador tiene que trabajar por cuenta ajena o bien, si es autónomo debe estar [dado de alta] en la contingencia de accidente.

- Por su parte, el accidente ha debido producirse con ocasión o como consecuencia directa de la jornada laboral.

Es decir, es necesario quepara que podamos hablar de “accidente laboral” haya un nexo causal; es decir, una relación directa y verificable entre la lesión que ha sufrido el trabajador y la realización del trabajo, ya sea éste trabajo por lo tanto la causa directa o indirecta de tal lesión.

Ya que si no es posible verificar este nexo, estaríamos hablando de acontecimiento no laboral, con una protección inferior al accidente laboral.

La lesión no constituye accidente de trabajo si no es sufrida con ocasión o como consecuencia del trabajo desarrollado por cuenta ajena.

La jurisprudencia viene también entendiendo una doble relación de causalidad ya que, no solo se exige la que hemos mencionado entre trabajo y lesión, sino que también se requiere la relación entre la lesión y la situación invalidante o protegida.

Asimismo, como trabajador podrás reclamar indemnización derivada de accidente profesional y laboral cuando el mismo se haya producido por culpa o negligencia del empresario en el cumplimiento de las medidas de seguridad y salud en el trabajo.

C. Plazo para reclamar indemnización por un accidente laboral


Como regla general, el plazo de prescripción de dicha acción es de 3 años si se opta por la acción penal, mientras que en el caso de la acción social, este plazo es más breve, siendo el mismo de 1 año a partir de la estabilización de las secuelas, o a partir de que sea concedida la Incapacidad Permanente, en caso de declararse ésta.

D.- Accidentes profesionales


Otro de los aspectos clave a determinar, es qué se entiende por accidente profesional y por lo tanto que engloba este concepto para que, de esta manera puedas saber si el suceso que has sufrido puede englobarse dentro de accidentes profesionales o no.

Se entiende por accidente profesional:

- Accidente “ in itinere”: Tal y como hemos señalado, los accidentes in itinere, es decir, aquellos que tienen lugar en el itinerario hacia o desde el puesto de trabajo, son considerados laborales siempre que los mismos tengan lugar en un recorrido directo entre el domicilio habitual y el puesto de trabajo o viceversa.

No existe una limitación horaria pero si se requiere que ocurra en el camino de ida o vuelta, que no se produzcan interrupciones entre el trabajo y el accidente y que se emplee el itinerario habitual.

- Accidentes de cargos electivos de carácter sindical: Se consideran asimismo accidentes profesionales a aquellos que han sido producidos como consecuencia directa del desempeño de cargos electivos o carácter sindical o de gobierno de entidades gestoras.

- Es accidente laboral aquel accidente que ocurre como consecuencia de las tareas llevadas a cabo por el trabajador en aras del buen funcionamiento de la empresa en cumplimiento de las órdenes del empresario, aunque éstas sean distintas a las que estaban establecidas en su categoría profesional.

- Actos de salvamento: Asimismo es accidente de trabajo o profesional los que tienen lugar en actos de salvamento o de naturaleza similar, siempre que los mismos tengan conexión directa con el trabajo en cuestión llevado a cabo por el trabajador.

- Aquellas enfermedades, no englobadas dentro de enfermedad profesional, pero que se contraigan como consecuencia directa de la realización de la tarea profesional, son asimismo consideradas como accidente profesional.

También se recogen dentro de éste termino las enfermedades, incluso padecidas con anterioridad al hecho, que se hayan visto agravadas como consecuencia del accidente sufrido, al igual que la posibilidad de haber sufrido enfermedades cardiovasculares, hemorragias cerebrales o similares, cuando hayan sido estas producidas como consecuencia del trabajo.

La jurisprudencia se ha tenido que ir ajustando a casos concretos para poder determinar asi, si los mismos son o no de carácter laboral.

Tras esto, se ha entendido que si que son accidentes de trabajo los que hayan ocurrido durante el tiempo de comida, descanso o bocadillo, los sufridos durante la practica de deportes.

A su vez, es preciso saber queno se consideran Accidentes de Trabajo:

- Los accidentes que hayan sido producidos como consecuencia a la imprudencia temeraria del trabajador; es decir cuando el mismo haya actuado de forma contraria a las normas dadas por el empresario de forma reiterada en materia de Seguridad e Higiene.

Deben asimismo coincidir riesgo manifiesto, innecesario y grave.

- Los ocasionados por fuerza mayor extraña al trabajo no se consideran de trabajo; es decir, cuando la fuerza mayor no guarde relación alguna con el trabajo que se realiza al producirse el accidente.

- Por su parte, los accidentes producidos por el dolo del trabajador accidentado, no son considerados como accidente laboral.

Se considera que existe dolo cuando el trabajador de manera consciente, voluntaria y maliciosa provoca el accidente para poder posteriormente obtener las prestaciones que se derivan de la contingencia.

- Por ultimo, los accidentes derivados de la actuación de otra persona; es decir, los que sean consecuencia de culpa civil o criminal del empresario, de otro compañero de trabajo o de un tercero sin que guarden alguna relación con el trabajo y, por lo tanto, sin existir la relación causa- efecto no se consideran accidentes laborales.

E.- Derechos del trabajador accidentado en el trabajo


Si has tenido un accidente de trabajo, debes conocer cuáles son los derechos que te corresponden como consecuencia del mismo. Estos son los siguientes:

- Asistencia sanitaria: Tienes, en todo momento, derecho a la asistencia sanitaria para poder proceder a tu recuperación.

Ésta asistencia implicará el tratamiento, las operaciones que sean necesarias para ello, la rehabilitación y todas las medidas necesarias para poder restablecer la salud del trabajador que ha sufrido este accidente.

- Asimismo, tendrás derecho a la prestación por incapacidad temporal. En el caso por lo tanto de que el accidente de trabajo implique la baja médica, como trabajador tendrás derecho a la prestación por incapacidad temporal.

Además, cuando ésta prestación viene de un accidente laboral tiene algunas especialidades que podrían beneficiar al trabajador.

No es necesario haber cotizado previamente ningún tiempo, a diferencia de si la baja es por enfermedad o accidente común.

Asimismo, para calcular cuál es la cuantía de la prestación, hay que considerar la base de cotización por contingencias profesionales del mes anterior y la cotización por horas extra del año anterior. Sólo en este caso se suman las cotizaciones que hayan tenido lugar por horas extra.

Por su parte, la cuantía que se recibe es el 75 % de la base reguladora desde el día siguiente al accidente acaecido. Asimismo, debes saber que el día del accidente, la empresa tiene que pagarte el salario integro.

Si hubiese habido faltas de medidas de seguridad e higiene en el trabajo, la prestación podrá verse incrementada un 30% o un 50% dependiendo del caso concreto en cuestión.

Si te encuentras de baja y te despiden, no se descontarán del paro que se pida posteriormente los días que se este cobrando la prestación por Incapacidad Temporal.

- El trabajador, también tendrá derecho a indemnizaciones por muerte producidas en accidente de trabajo. Es decir, la viuda y huérfanos, además de las pensiones que pudiesen pedir, tendrá también derecho a una indemnización extra.

- Indemnización o pensión por Incapacidad Permanente: Si como trabajador quedas invalidado para trabajar de alguna forma como consecuencia del accidente de trabajo, tendrás derecho a recibir la indemnización o la pensión por incapacidad permanente.

- Indemnización por Lesión no Invalidante: Si a raíz del accidente, como trabajador sufres una lesión, mutilación o deformidad, cuando la misma sea definitiva y pueda afectar a la integridad física del trabajador, tendrás derecho a recibir una indemnización, siempre que no se tenga derecho a la Incapacidad Permanente.

- Indemnización por Convenio: Hay igualmente que contemplar si el Convenio Colectivo prevé algún tipo de indemnización al trabajador por parte de la empresa.

- Indemnizaciones por responsabilidad del empresario: Igualmente, si el accidente es culpa del empresario o por culpa de su falta de medidas de seguridad, se podrá reclamar en situaciones una indemnización por dicha responsabilidad para poder resarcir de los danos corporales, psíquicos o materiales sufridos.

Si no se estaba dado de alta en la Seguridad Social, se considerará que se estaba de alta de pleno derecho.
Asimismo si por la enfermedad no se puede seguir realizando el trabajo habitual, la empresa deberá buscar un puesto adaptado sin bajar el salario.

F.- Accidentes sufridos en el lugar de trabajo y durante el tiempo de trabajo


Por una parte, mencionar que si has sufrido un accidente en el lugar de trabajo y durante el tiempo de trabajo, este va a ser calificado como accidente de trabajo, ya que las lesiones que sufras durante el tiempo y lugar de trabajo tienen una consideración especial ya que, salvo prueba en contrario, se califican como accidentes de trabajo.

Sin embargo, para que esto pueda ser de aplicación, se requiere la doble exigencia que hemos mencionado: que la lesión que sufra el trabajador se haya producido durante el tiempo de trabajo y, asimismo, que la misma tenga lugar en el lugar de trabajo.

Es decir, como trabajador quedas eximido de tener que demostrar la existencia de esa relación de causalidad entre el trabajo y la lesión sufrida.

La persona que alegue que el accidente ocurrido durante la jornada laboral y en el lugar de trabajo no tiene una relación directa con la actividad profesional sufrida, tiene que aportar las pruebas que justifiquen tal hecho, prueba que debe ser cierta y convincente y que, tal y como hemos señalado no tiene que correr a cuenta de la persona que ha sufrido el accidente.

H.- Accidentes laborales en misión


Estos accidentes son considerados accidentes de trabajo y son aquellos que no ocurren ni en el centro de trabajo ni en el camino al mismo, pero que se han sufrido como consecuencia del desempeño del trabajo.

Asimismo son accidentes en misión aunque se trate de tareas de trabajo distintas a las habituales, sin restricción o reserva al horario ordinario o normal de actividad y aunque el lugar en que se esta por razón de la actividad encomendada no sea el lugar de trabajo habitual.

Es decir, hay dos elementos conectados con la prestación de servicios del trabajador: el desplazamiento para cumplir la misión y la realización del trabajo en que consiste la misión.

Asi, la jurisprudencia ha venido entendiendo que es accidente en misión, el producido en finca ajena en la que se encontraba por orden del empresario, o en el domicilio y durante el fin de semana pero mientras realizaba tareas que le habían sido encomendadas por la empresa, entre otras casuísticas.

Se consideran también accidentes de trabajo los ocurridos en viajes de servicio y acontecidos en trayectos que el trabajador tiene que recorrer por consecuencia de su trabajo.

I.- Accidente producido con ocasión o por consecuencia de las tareas desarrolladas.

También es considerado como accidente de trabajo el acaecido durante la realización de las tareas que, aunque sean distintas de la categoría profesional del trabajador, el mismo haya ejecuado en cumplimiento de las ordenes del empresario, o bien por el interés del buen funcionamiento de la empresa.

J.- Incapacidad o fallecimiento como consecuencia de accidente de trabajo


Si el trabajador, desgraciadamente fallece, también es considerado accidente de trabajo, siempre que se acredite la relación de causalidad necesaria entre el trabajo realizado por éste y la muerte. La relación de causalidad tiene unas especialidades que resulta preciso señalar.

Por una parte, no admite prueba en contrario, cuando la enfermedad o el accidente laboral es causa de la muerte cuando se tenga reconocida una incapacidad absoluta o gran invalidez derivada de contingencias profesionales.

Si, por su parte, solo se tuviese reconocida incapacidad permanente total, se exige que se pueda acreditar que el fallecimiento ha sido consecuencia de esa enfermedad profesional. Si si que lo es, se admite la prueba de la existencia de la causalidad.

K.- Ruptura del nexo trabajo/lesión


Ante esto señalar que, si ha habido agentes externos al trabajo en la producción del accidente, esto puede afectar a que el mismo se considere o no como accidente de trabajo.

Estos agentes pueden ser:

i) Fuerza Mayor: Si el suceso ha tenido lugar como consecuencia de una fuerza mayor ajena al trabajo, no se considera accidente de trabajo si esta no guarda relación con el que se realiza en el momento de producirse el accidente

ii) Accidentes debidos a la actuación del trabajador: Los efectos que pueden producir los actos del accidentado en la calificación del accidente varían en función del tipo de imprudencia, y de si la misma es imprudencia profesional o temeraria.

IMPRUDENCIA TEMERARIA: La imprudencia temeraria es aquella en la que la temeridad surge como desprecio del instinto de conservación y clara conciencia y patente menosprecio del riesgo. Si el hecho se ha producid producido a raíz de una imprudencia temeraria del trabajador accidentado, se rompe el nexo causal, por lo que el accidente no seria considerado como laboral. Es decir, cuando el accidentado desobedece normas, instrucciones u ordenes dadas por el empresario de forma reiterada en materia de seguridad y salud, y este trabajador sufre un accidente de trabajo, el mismo no seria considerado como laboral.

El trabajador, por lo tanto, se excede del comportamiento normal y corre un riesgo innecesario que pone en peligro la vida o los bienes, y esto lo realiza de forma consciente y voluntaria, de una manera contraria a las ordenes del empresario y dejando de guardar las normas de precaución, prudencia y cautela.

IMPRUDENCIA PROFESIONAL: Se entiende por imprudencia profesional a aquella que ha sido derivada del ejercicio habitual de un trabajo o profesión y, por lo tanto también de la confianza que éste inspira al accidentado, consecuencia de una disminución del control consciente de su forma de actuar, habiendo realizado el trabajo de una manera automática inconsciente.

Este tipo de imprudencia, a diferencia de la imprudencia temeraria, no rompe el nexo causal del trabajo realizado y la lesión producida, por lo que el accidente que haya sufrido el trabajador sigue siendo considerado de trabajo

iii) Accidentes derivados de la actuación de otra persona: Algunos accidentes laborales pueden ser consecuencia de culpa civil o criminal del empresario, de un compañero de trabajo o bien e un tercero.

Estos accidentes, a todos los efectos, son denominados de trabajo siempre y cuando estas personas guarden algún tipo de relación con el trabajo. Es decir el elemento clave es la existencia de la relación causa – efecto con el propio trabajo.

Si se verifica la existencia de esta, podemos hablar entonces de accidente de trabajo. Si, por el contrario, la tercera persona es totalmente ajena al trabajo, no nos encontramos ante un hecho con esta calificación

L.- Notificación de accidentes de trabajo


La empresa para la que trabaja el trabajador que ha sufrido el accidente, cuando sea conocedora del accidente producido, deberá proceder a notificar y comunicar dicho suceso.

Esto lo hará mediante el parte de accidente de trabajo, la relación de accidentes de trabajo ocurridos sin baja médica, la relación de altas y la relación de fallecimiento de accidentados.

El parte de accidente se habrá de realizar en los supuestos o recaídas que determinen la ausencia del accidentado del lugar de trabajo durante al menos un día completo después del accidente, no computando el mismo día en el que ocurrió dicho accidente

Si el accidente, ocurrido en el centro de trabajo o por desplazamiento en la jornada de trabajo, provocase la muerte del accidentado, o fuese calificado como grave o muy grave, asi como los que afecten a más de 4 trabajadores, requieren un tratamiento especial.

En estos casos, la empresa debe comunicar a la autoridad laboral de la provincia donde haya ocurrido el suceso, en el plazo máximo de 24 horas, la siguiente información: razón social, domicilio y teléfono de la empresa, nombre del trabajador accidentado, dirección del lugar donde ocurrió el accidente y descripción del mismo.

La autoridad laboral deberá por lo tanto enviar una copia de los documentos del suceso a la Unidad Provincial de la Inspección de Trabajo, que realizara un informe sin que constituya el mismo como tal una prueba documental. Sin embargo, la ausencia del mismo puede dar lugar a nulidad de las actuaciones.

M. RELACIÓN DE ACCIDENTES DE TRABAJO OCURRIDOS SIN BAJA MÉDICA:

Esta forma de notificación es especial para los casos en los que los accidentes de trabajo o recaídas supongan la ausencia del accidentado del lugar del trabajo durante el día en el cual ocurrió el hecho o cuando la reincorporación al trabajo de quien sufrió tal accidente se produzca a lo largo de la jornada laboral siguiente a la del suceso, como consecuencia de una revisión medica.

En estos casos, en los cuales no se produce baja medica, el accidente se notifica a la entidad aseguradora mediante relación mensual en el plazo de los 5 primeros días hábiles del mes siguiente al que se refieren los datos.

Por ultimo señalar que los incumplimientos de las obligaciones de notificación o comunicación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, constituyen infracciones atribuibles a una sanción.

¿Eres autónomo, has tenido un accidente en tu trabajo y no sabes si tienes igualmente derecho a recibir una indemnización? Ponte en contacto con nosotros ya que, si hubieses previamente solicitado esta cobertura a la Seguridad Social y, por ende, si hubieses abonado las cuotas sociales correspondientes, estarías en tu derecho de recibir la indemnización correspondiente ya que se consideraría accidente de tipo laboral, independientemente de que seas autónomo o no.

Si cree haber sufrido un accidente laboral, llámenos. Abogalaboral, el equipo especializado en accidentes laborales de Legalik Central de Servicios Jurídicos. Abogados y peritos expertos para ayudarle a a obtener la máxima compensación e indemnización que por todos los conceptos puedan corresponderle

Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Su equipo de abogados especialistas en Derecho laboral y de la Seguridad Social
Abogados accidentes laborales
Abogados accidentes laborales
Abogados accidentes laborales
Abogados accidentes laborales
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP