Cirugias aumento de senos mal hechas

Abogados indemnización por negligencia médica en cirugías de aumento de senos mal hechas

Abogados especialistas en negligencias y mala praxis medicas - Primera valoracion gratuita
Abogados expertos en reclamación por negligencia medica por cirugias de senos mal hechas.Aumento de senos. Consiga la máxima indemnización por mala praxis
Abogados y peritos expertos en negligencias médicas en operación aumento,elevación o reducción senos
La cirugía de pechos, también denominada mamoplastia, es una intervención quirúrgica consistente en el aumento de los senos en la mayoría de los casos. No obstante, la presente operación también puede realizarse para disminuir su tamaño, elevarlos o para corregir los pezones invertidos. Hablamos de negligencia médica en las operaciones de aumento de senos para referirnos a la mala praxis en relación a los protocolos aplicables a dicha intervención

¿ Considera que es víctima de una negligencia médica estética en una operación de cirugia de senos mal hecha sea de aumento reducción o elevación de senos y precisa abogado y/o perito experto?
¿Desea saber que indemnización podría corresponderle?

Cirugias aumento de senos mal hechas
Abogados expertos en reclamación de indemnizaciones por negligencia médica en aumento de senos. No cabe duda de que el cuidado personal es un tema central de nuestra vida en la actualidad.

Con intención de mejorarla nos sometemos en intervenciones de estética que desafortunadamente no resultan ser como nos habían asegurado. Y dentro del ámbito de la cirugía plástica y estética si hay categoría que sobresale sobre las demás, ciertamente debido también a su mayor número absoluto, es el de la praxis referido a las cirugias de senos mal hechas. Centrándonos en este post en la cirugía relativa al aumento de senos aunque podemos ver varios tipos de intervenciones relacionadas con los senos en los que un error del cirujano también es indemnizable.

La cirugía de pechos, también denominada"mamoplastia", es una intervención quirúrgica consistente en el aumento de los senos en la mayoría de los casos. No obstante, la presente operación también puede realizarse para disminuir su tamaño, elevarlos o para corregir los pezones invertidos. Estudiemos los diversos tipos de intervenciones de forma más exhaustiva:

1.- Aumento de senos: Es la intervención más frecuente en el presente ámbito.  El nombre correcto sería el de'mamoplastia de aumento', aunque no es frecuente escucharlo. Su objetivo es el de aumentar el tamaño del pecho pero en ocasiones también trabaja para igualar el tamaño de ambas mamas cuando éstas son dispares, para realizar una cirugía reconstructiva después de una operación de pechos o para aumentar el tamaño de los pechos después de su reducción a causa de un embarazo.

2.- Reducción de senos: Como hemos dicho anteriormente, la mamoplastia más frecuente consiste en el aumento de los senos. No obstante, dicha cirugía también trabaja para la reducción de su tamaño. La mamoplastia de reducción, tiene el objetivo de procurar la firmeza de los pechos así como conseguir un tamaño equilibrado con el resto del cuerpo.

3.- Elevación de senos: La elevación del pecho o mastopexia tiene el objetivo de corregir la posición de los senos caídos. Dicho problema es muy habitual en mujeres que han estado embarazadas, tras el periodo de lactancia o por el mero paso del tiempo. La operación puede versar únicamente en la corrección de la posición de los senos, o en su caso, aumentar también su tamaño.

4.- Corrección del pezón invertido: Los pezones, quedan invertidos cuando sus conductos son más cortos de lo normal y en consecuencia, dificultan la lactancia materna entre otros problemas.

Como bien sabemos este tipo de actuaciones médicas ligan al paciente con la clínica bajo una obligación de resultados, es decir, usted acude al cirujano plástico buscando un resultado concreto. En el caso de aumento de senos, son numerables las negligencias debido a la falta de información a la paciente, o simplemente por una actuación indebida del cirujano.

Así lo establecen numerosas sentencias cada día en nuestros Tribunales::

La Audiencia de Vizcaya en Sentencia de 10 de diciembre de 2010 condena a dos médicos -Roberto xx y Ramón xx - al pago de una indemnización de 97.044 euros a una paciente por causarle «daños irreversibles» a consecuencia de las cinco operaciones consecutivas a las que la paciente se sometió tras realizarle un aumento de pecho.

El juez alega que “no se ha conocido ningún caso de tal alcance” reafirmándose calificando la conducta de los facultativos como algo “inadecuado e insatisfactorio es tan evidente que huelga todo razonamiento”.

La sentencia también recoge que estas intervenciones posteriores fueron realizadas sin que la demandante constase por escrito. Uno de los facultativos ya había sido condenado en dos ocasiones por causar “perjuicios irreparables” a otras mujeres tras someterlas a innumerables operaciones para mejorar su aspecto físico.

En la sentencia del caso que nos concierne, el juez confirma la “gravedad de los daños” sufridos por la mujer, “cuyas secuelas en los senos son irreversibles”.

La paciente contactó con la clínica ocho años atrás para mejorar la estética de sus pechos. Al acabar la operación la paciente no logró los resultados acordados por lo que fue sometida a cuatro operaciones más; todas ellas en una clínica del centro de Bilbao con nefastos resultados.

El facultativo sólo reconoce haber realizado las dos primeras y que las restantes fueron dirigidas por el otro médico demandado.

En la Sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia de 18 de junio, núm. 319/2012, se enjuicia un supuesto de responsabilidad médica por defecto de fabricación en las prótesis mamarias de una mujer, y finalmente se estima parcialmente la demanda condenando a D. Jesús y a xx S.L. en forma solidaria al pago de la cantidad de 15.194,69 euros más intereses legales ya que la demandante no obtuvo el resultado que se le prometió al someterse a la operación.

En una sentencia el Juzgado de Primera Instancia número 10 de Málaga condena a un cirujano estético al pago de 37.912 euros a consecuencia del mal resultado obtenido tras realizar una mamoplastia el 30 de mayo de 2005.

El cirujano le aconsejó que se sometiese a la misma, garantizándole que mediante esta técnica obtendría el resultado que ésta buscaba.

Pasado un año, la paciente consideraba que las mamas no se adecuaban a lo que ésta buscaba y por ello vuelve a la consulta, en la que el facultativo se niega a someterla a una segunda operación para “retocar” la primera alegando que no encuentra el error tan patente que ésta afirma.

El fallo judicial recoge que además de que se apreciaba deformidad en ambas mamas, también había "gran separación entre las mismas, desnivel y desplazamiento lateral de los implantes, molestias y pérdida de sensibilidad", entre otras anomalías. Finalmente se condena al cirujano al pago de una indemnización de 37.912 euros.

El Juzgado de 1ª Instancia nº 5 de Alicante, en fecha 18 de marzo de 2016, dicta sentencia por la que es condenado el médico M.P.C. a indemnizar a C.S.G. por los daños sufridos a consecuencia de la falta de información que que la misma obtuvo antes de someterse a las intervenciones de aumento de pecho que se le practicaron, y además, al ser estimada sustancialmente la demanda también condena a la clínica al pago de las costas procesales.

En la misma se recoge que "... Lo cierto es que fue la rotura de la prótesis y sus posteriores complicaciones lo que, a la postre, determinaron el fracaso de una intervención médica, que se le ofertó en su momento a la actora como remedio fácil y rápido para conseguir una considerable mejora de sus pechos; de manera que la contemplación expresa de ese concreto riesgo sí se revelaba como esencial en la información que debió ofrecer el demandado a la paciente, y en el expreso consentimiento que debió prestar ésta sobre aquel...".

La sentencia también recuerda que en medicina voluntaria esta información debe ser más precisa y exhaustiva que en la medicina necesaria o curativa ya que en éstas el margen de decisión del paciente de si someterse o no a una intervención es mucho más limitado dado que estaríamos ante una intervención ineludible.

Dice también la sentencia: "... En cuanto al consentimiento informado en los supuestos de medicina satisfactiva, que es el de autos, según señala el Tribunal Supremo, entre otras muchas, en sentencias de fecha 21 de octubre y 29 de septiembre de 2.005 , 4 de octubre de 2.006 y 10 de mayo , 17 de abril , 6 de Julio , 4 de octubre y 22 de noviembre de 2.007 , se acentúa la obligación de informar sobre los riesgos y pormenores de la intervención, de manera que permita al interesado, paciente o cliente, conocer los eventuales riesgos para poderlos valorar y con base en tal información prestar su consentimiento o desistir de la operación, habida cuenta de que la misma es innecesaria, y ello obliga a mantener un criterio más riguroso, a la hora de valorar la información, que la que se ofrece en la medicina asistencial, porque la relatividad de la necesidad podría dar lugar en algunos casos a un silenciamiento de los riesgos excepcionales a fin de evitar una retracción de los pacientes a someterse a la intervención...".

Esta relación de consentimiento entre paciente y clínica aparece recogida en la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, concretamente en su artículo 8 el cual recoge que “El consentimiento será verbal por regla general. Sin embargo, se prestará por escrito en los casos siguientes: intervención quirúrgica, procedimientos diagnósticos y terapéuticos invasores y, en general, aplicación de procedimientos que suponen riesgos o inconvenientes de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del paciente”.

Sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia, Sección 8ª, núm. 283/2014 de 7 julio. AC 2014/1834, que expone lo siguiente: “…por la demandante se discrepa de la valoración de la prueba en orden a que estamos ante una obligación de resultado y la prueba evidencia que el mismo no se consiguió.

Se comparten las alegaciones de la parte apelante y ello porque se está ante actuación profesional encuadrable en lo que suele denominarse medicina satisfactiva que, a diferencia de la curativa o asistencial -básicamente de medios-, lo que pretende es un resultado concreto y que el médico oferta al cliente, respondiendo la demanda de los mismos más que a imperiosa necesidad de la salud del enfermo, a su voluntad de tratar una mejora corporal, estética o funcional del propio cuerpo, por lo que el resultado en la cirugía satisfactiva opera como autentica representación final de la actividad que desarrolla el facultativo, ya que su obtención es el principal cometido de la intervención y sin descartar los componentes aleatorios de riesgo que toda intervención médica puede llevar consigo.”

“…ha existido un resultado prometido y ofertado que no se ha conseguido en la forma satisfactoria y adecuada que la demandante esperaba, pues, como queda dicho, el efecto de la doble burbuja que surgió a consecuencia de la mamoplastia a la que fue intervenida no ha remitido totalmente no obstante haberse llevado a cabo dos intervenciones quirúrgicas y haber transcurrido 4 años entre la segunda intervención y la exploración que le realiza el perito judicial quien en su informe expone que suele remitir en unos meses o incluso en un año, sin embargo como antes se ha expuesto después de 4 años todavía no ha desaparecido en su totalidad…”.

Como hemos expuesto con anterioridad en este tipo de intervenciones la obligación es de resultado, y en el concreto caso expuesto este resultado no existió al no haber simetría en ambos pechos, habiendo quedado uno dispar al otro. Por ello, la Audiencia dictó sentencia a favor de la paciente y condenó al acusado al pago de una indemnización por esa actuación no conforme a la lex artis.

Por otra parte cabe destacar la Sentencia de la Audiencia Provincial de Islas Baleares, Sección 5ª, núm. 308/2005 de 11 de julio. AC 2005/1668, que establece lo siguiente: “En definitiva, los términos de la información sobre la operación a practicar debieron ser comprensibles para la «paciente» y la información completa en el sentido de adecuada, suficiente y ponderada para cumplir sus fines de otorgamiento del consentimiento, y, aunque en el caso de autos los doctores demandados ofrecieron información, lo cierto es que en base a lo manifestado anteriormente fue insuficiente y falta de la debida adecuación al caso. Véase incluso, como se ha dicho anteriormente, que en el propio informe clínico se hace referencia algunas veces a mamoplastia y otras a mastopexia, siendo que la factura de la clínica viene girada bajo el concepto de mamoplastia.

También se manifiesta por la parte apelante que según el perito Dr. J. la operación produjo un muy buen resultado, lo cual debe suponer que no se incurrió por los demandados en responsabilidad alguna. La elevación en sí del pecho pudo tener un resultado bueno clínicamente, pero no el querido y contratado por la Sra. M. al menos consintiendo debidamente, no debiendo olvidarse que nos encontramos ante un supuesto de cirugía estética siendo que en estos casos se intensifica obtener el resultado perseguido.”.

“…consideración de que la información para obtener el consentimiento de La Sra. M. para la operación de estética no fue el adecuado, ni en cuanto a la cuantificación del perjuicio moral sufrido pues, aunque en estos casos la cuantificación del daño moral suele ser de difícil traducción al ámbito económico, se considera ponderada la decisión de la Magistrado a quo al respecto, valorando las circunstancias concurrentes en el caso (señora que ha visto frustradas unas ilusiones estéticas, que practicaba top less. en la playa –documental fol 40– y que difícilmente podrá hacerlo ahora, cuadro de inestabilidad emocional...).”.

Puesto que el resultado de la intervención de cirugía estética en senos no fue la deseada por la paciente, y no se produjo un consentimiento informado de manera efectiva, la Audiencia dictó sentencia a favor de la paciente, estableciendo como condena el pago de una indemnización por los daños morales ocasionados.

Baja laboral tras aumento de senos Tras someterse a una operación de aumento de senos en una clínica privada, es normal que el paciente sufra molestias o que necesite un tiempo para descansar y recuperarse.
La cuestión viene en conocer qué derechos tiene un empleado que se ha sometido a una intervención voluntaria, por mejorar su imagen física.

La Ley General de la Seguridad Social recoge en su artículo 128 que “tendrán la consideración de situaciones determinantes de incapacidad temporal:

a) Las debidas a enfermedad común o profesional y accidente, sea o no de trabajo, mientras el trabajador reciba asistencia sanitaria de la Seguridad Social y esté impedido para el trabajo”. Excluyendo de esta enumeración operaciones de medicina satisfactiva.

En fecha 21 febrero 2012 (RJ 2012\8718) el Tribunal Supremo especifica las situaciones en las que una operación de cirugía estética da derecho a obtener la baja laboral. En el caso concreto se hace referencia al caso de una mujer que se sometió a una intervención de cirugía mamaria y durante su periodo post operatorio se ausentó en repetidas ocasiones de su puesto de trabajo. La Mutua a la que se encontraba afiliada esta trabajadora, le denegó la prestación alegando que "se trataba de una intervención puramente estética" no guardando relación con un accidente laboral, malformación congénita o enfermedad.

En la resolución, la sentencia afirma que el gravamen de la operación estética no puede recaer sobre terceros (empresario o de la Seguridad Social), debiendo ser la trabajadora la que se haga cargo tanto de los costes de la operación como de los derivados de la misma. De acuerdo con el fallo, la paciente tiene derecho a recibir la baja médica para ausentarse del trabajo justificadamente durante unos días, pero no tiene derecho a cobrar esta baja.


Si usted se ha sometido a una intervención de aumento de pecho y el resultado no ha sido el deseado, no dude en contactar con equipo de abogados especialistas en reclamación de indemnizaciones por negligencias médicas en aumento de mamas, que le ayudarán primero junto a nuestros peritos expertos en negligencias estéticas, a entender si lo que usted sospecha ser una negligencia realmente lo es y, de ser así ayudarle a defender sus derechos en la sede legal que correspondiese a la estrategia legal marcada para que vea resarcidos los daños y perjuicios que le han sido ocasionados por esa intervención mal realizada.

Todos los meses son varios los casos de negligencia en cirugias de senos mal hechas que llegan a nuestro despacho y en la mayor parte de los casos terminan resultando negligencias generando derecho a indemnización. No dude en consultar con nosotros. LLámenos o rellene el formulario adjunto y le contactaremos a la mayor brevedad para ayudarle a defender cada uno de sus derechos
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas
Cirugias aumento de senos mal hechas
Cirugias aumento de senos mal hechas
Cirugias aumento de senos mal hechas
Cirugias aumento de senos mal hechas
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta