Escaras o úlceras de presión

Abogados expertos en escaras o úlceras de presión como negligencia o mala praxis médica

Abogados especialistas en negligencias y mala praxis medicas - Primera valoracion gratuita
Abogados especialistas en escaras o úlceras de presión como negligencia médica. Indemnización en vía civil, administrativa o penal.
Aparición de escaras o ulceras como negligencia medica

Escaras o úlceras de presión
Las negligencias en el proceso de cuidado en el paciente son muy frecuentes, y en algunos casos su sola presencia equivale a la existencia de una negligencia o mala praxis.

Escaras o ulceras de presión como resultado de una negligencia médica


Las escaras son complicaciones cutaneas que pueden llegar a producir el fallecimiento de una persona y se forman cuando las células del tejido la piel mueren, a través de una necrosis isquémica, debido a que el tejido blando de la zona es sometido a una presión continuada, al roce o a la fricción por deslizamiento de forma que este queda afectado, pudiendo llegar incluso al hueso.

Las escaras siempre agravan y retardan la evolución de la enfermedad que lleva a la cama al paciente. Por ello el único camino eficaz es su correcta prevención.

Como factores que pueden generar la aparición de escaras o ulceras de presión podemos citar:
- La desnutrición, procesos febriles o anemias
- La depresión, el abandono o la falta de atención o monitorización. Por ello la higiene se convierte en básica en los hospitales para prevenir esta negligencia.
- La compresion de los tejidos entre superficies duras
- La anestesia que pudiera enmascarar los síntomas de las escaras
- Elementos químicos o quemaduras.

Una correcta posición, el reparto de pesos y un buen cuidado anatómico en el hospital, son la mejor prevención de su aparición, que puede, llegar en un solo día a producir consecuencias fatales.

Resulta terriblemente completa y aclaratoria la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Granada, Sala de lo Contencioso-Administrativo, núm. 858/2011 de 10 de diciembre, que establece “la aparición y evolución de la lesión se deben fundamentalmente al riesgo propio de la situación clínica y personal del enfermo (la producción de úlceras de presión es típica en pacientes largamente inmovilizados con lesión medular).

Pero también es razonable añadir que en una medida no despreciable incidió la falta de recursos hospitalarios suficientes (de tipo mecánico y personal) que hubiesen favorecido la movilidad del enfermo o hubiesen logrado reducir de manera estable la presión corporal, factores éstos de "impacto sobre la prevención" de las escaras, según el informe de la Real Academia de Medicina.

El análisis de la historia clínica y hojas de seguimiento del enfermo dejan entrever que la corpulencia del enfermo fue invocada como obstáculo para proceder a frecuentes cambios de postura.

También se advierte cómo no se utilizaron colchones especiales antiescaras al parecer por escasez de los mismos, pues estarían siendo utilizados por otros enfermos.

La atención clínica referida a los cuidados de prevención de la aparición de ulceras de presion no tienen apenas reflejo en la historia clínica hasta que, poco a poco, va apareciendo la lesión, momento a partir del cual reclama más atención de los cuidadores, llegando incluso finalmente a ser el objeto principal del tratamiento.

Cabe deducir de todo ello, pues, que una mejor y mayor dotación de recursos en las diferentes unidades en las que estuvo hospitalizado (celadores, personal de enfermería, elevadores mecánicos, colchones específicos antiescaras, etc.), o una más eficiente utilización de los mismos, habida cuenta del riesgo específico de aparición de escaras que por la naturaleza de la enfermedad y las características del paciente fue después tan destacado por los informes del Servicio Andaluz de Salud, hubiese podido mitigar las posibilidades, ya de por sí grandes, de acaecimiento de ese resultado lesivo, o hubiese permitido una evolución más favorable.

La actuación médica, de manera acorde con la lex artis, concentró su atención en la dolencia principal del paciente, de por sí muy grave, limitando los cuidados y prevenciones de la aparición eventual de escaras a la observancia de mínimas atenciones, mientras esa lesión no apareció y evolucionó de la manera en que lo hizo.”

Así pues, las ulceras por presión (UPP) o escaras son áreas de piel lesionada por permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo. Comúnmente se forman donde los huesos están más cerca de la piel, como los tobillos, los talones y las caderas.

El riesgo es mayor si está recluido en una cama, utiliza una silla de ruedas o no puede cambiar de posición. Las úlceras por presión pueden causar infecciones graves, algunas de las cuales pueden poner la vida en peligro. Pueden constituir un problema para las personas en los centros de cuidados especializado.

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Contencioso-Administrativo, núm. 48/2014 de 22 de enero, expone: “…era una paciente de riesgo sobre la que había que extremar las medidas de prevención con medidas de cuidado de la piel y cambios posturales frecuentes, para prevenir la aparición de UPP.

En la Clínica XXXr la evolución es mala, ya a los 20 días de su ingreso presenta una ulcera por presión en zona sacra en estadio II.

La evolución en días posteriores sigue siendo desfavorable pasando la ulcera sacra a estadio IV a los dos meses de ingreso, y apareciendo otra ulcera en el talón.

En los registros de la Clínica XXX, en las hojas de actividades, se constata que durante los meses de agosto, septiembre y octubre (Julio no consta en la historia clínica), aparece el apartado de cambios posturales que dispone de tres subapartados. (M, T y N), estos se encuentran sin rellenar en su totalidad la mayoría de los días.

La precocidad en la aparición de la UPP sacra y más después de, haber estado mes y medio en la misma situación sin que se apreciase signo alguno de UPP en el Hospital XXX, me hace pensar que la prevención, inspección diaria, movilización y tratamiento de la piel no fue el adecuado para prevenir la aparición de las UPP.

También van en este sentido las quejas de los familiares de la paciente, que se quejaron de que no se le realizaban cambios posturales suficientes, así como la falta de curas, lavados pertinentes y mala alimentación.

Por todo lo anterior, considero que la asistencia prestada a Dª. C. en la Clínica XXX, fue incorrecta, ya que entiendo que no se pusieron en práctica todos los medios para la prevención de UPP en una paciente de gran riesgo.

A favor está la rápida aparición de la ulcera, en 15 días y su rápida progresión a un estadía IV, y todo ello después de haber estado durante mes y medio en la misma situación en el HGM sin aparecer el menor signo de UPP". “Conforme al resultado probatorio anterior, hemos de concluir que ha quedado acreditado que el personal sanitario de la Clínica XXX incurrió en mala praxis en la asistencia de doña C. .”

Pues bien como podemos apreciar en la sentencia, ante la mala actuación médica se causó una úlcera a la paciente, úlcera que no habría evolucionado tan rápidamente si se hubiera actuado diligentemente por parte de los profesionales, cosa que no pasó, y por todo ello el Tribunal aprecio responsabilidad profesional, condenando a los demandados al pago de una indemnización a la paciente afectada por la úlcera por presión.

Si cree o sospecha que usted o un familiar ha podido ser víctima de una negligencia en el proceso de cuidado del paciente, en lo referente a úlceras por presión o escaras, no dude en ponerse en contacto con nosotros, por teléfono o rellenando el formulario adjunto.

Nuestro equipo de profesionales, peritos y abogados le prestarán el apoyo jurídico necesario para que vea sufridas ya las desafortunadas secuelas de la negligencia, puedan al menos ver en cierta medida resarcidos los daños ocasionados por esa actuación negligente del personal sanitario en forma de indemnización económica.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas
Escaras o úlceras de presión
Escaras o úlceras de presión
Escaras o úlceras de presión
Escaras o úlceras de presión
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP