Negligencia medica parto

Abogados indemnización por negligencia medica durante el parto

Abogados especialistas en negligencias y mala praxis medicas - Primera valoracion gratuita
Abogados negligencias médicas durante el parto. Indemnización por secuelas y lesiones al bebe o la madre.
¿ Cuales son las negligencias ginecologicas, obstetricas y en el parto mas frecuentes?
Negligencias médicas y mala prasis más frecuentes en el parto en España:

Trauma obstétrico
Sufrimiento fetal
Fallecimiento de la madre o el bebé
Negligencia ginecología
Parálisis cerebral
Mala praxis en la prescripción de medicamentos
Cesáreas mal hechas
Ruptura uterina
Negligencias por el uso de fórceps o ventosa
Problemas con el cordón umbilical, doblado o enredado en el cuello
Meconio. Fluidos amnióticos
No reconocer o tratar las convulsiones
Hipoxia cerebral Neonatal
Parálisis braquial obstétrica
Tetraparesia espástica
Falta de reconocimiento de la hipertensión
Ictericia excesiva
No controlar la Toxemia y Preeclampsia
Reanimación incorrecta

Negligencia medica parto
Somos abogados especialistas en reclamación de indemnizaciones por negligencias médicas durante el parto, ginecología y obstetricia.

Nuestra especialidad, reclamar, denunciar o demandar su indemnización por secuelas físicas y lesiones al bebe o la madre.

- Las negligencias médicas durante el parto son por desgracia muy frecuentes, pudiendo derivarse de multitud de factores, muchos de alto riesgo. Entre ellos se encuentran:

* Daños derivados de la disminución o carencia de oxigeno al bebe durante el parto. Hipoxia fetal neonatal.
* Compresión del cordón umbilical al cuello del bebe
* Daños al provocar una ruptura uterina
* Por permanecer el bebe mucho tiempo sin poder salir
* Por inhalación de meconio y fluidos amnióticos. Síndrome de inhalación meconial
* Por no ejecutar una cesárea a tiempo en los procesos de alumbramiento que es necesaria. Cesáreas mal hechas.
* Provocar una parálisis braquial obstétrica (Pbo)
* Por falta de atención de lo signos vitales que presente el bebe o la madre
* Falta de reconocimiento de la hipertensión
* Por uso inapropiado de fórceps o ventosas obstétricas
* Reanimación incorrecta o inadecuada al nacer
* Negligencias en embarazo ectópico
* Por daños en el feto por prescripción de medicación contraindicada.
* No poder controlar la toxemia y preeclampsia
* Resultados neonatales adversos. Hipoxia cerebral neonatal isquémica. Parálisis cerebrales en neonatos o lesiones permanentes como sordera, cojera o cualquier lesión cerebral. Parálisis braquial obstétrica.
* Una ictericia excesiva del recién nacido
* No reconocer o tratar las convulsiones
* Sufrimiento fetal

Otros tipos de casos relativamente frecuentes son:

- Errores diagnósticos relativos a malformaciones durante el embarazo.
- Perforaciones en endoscopia.
- Retardo en diagnóstico ginecológico de cáncer con resultado de muerte.
- Histerectomía tras hemorragia materna postparto o por cirugía con resultado en el supuesto mas desafortunado, de fallecimiento.
- Esterilidad tras cirugía en mujer fértil
- Necesidad de cirugía reconstructiva del suelo pélvico tras desgarro o instrumentación parto.

Como campo y área vinculada podemos analizar también las negligencias médicas acontecidas en el de la obstetricia, centrada en el cuidado de la mujer embarazada, en evitar que la mujer sufra tanto durante el parto y durante las primeras etapas de vida del recién nacido.

En todos estos supuestos nos encontraremos con vulneraciones de la lex artis de la cual se derivan consecuencias no deseadas para usted como paciente.

Si de forma extrajudicial o judicialmente somos capaces de demostrar dicha actuación no diligente de la cual, como causa se derivan consecuencias perjudiciales para usted o su bebé, nos encontraremos ante un supuesto de negligencia médica ginecológica u obstétrica que puede ser llevada a los tribunales para obtener reparación de los daños y perjuicios que pudiera haber sufrido. Y ciertamente en este ámbito pueden llegar a ser muy graves, como cuando desafortunadamente se llega al fallecimiento de bebé o madre.

La prevención en este ámbito adquiere mucha importancia ya que, unos exámenes periódicos a tiempo, pueden ayudar a descartar enfermedades patológicas o anomalías en el sistema reproductor femenino (mamas, útero, vagina y ovarios).

¿Cómo actuar ante una negligencia médica durante el parto?


Si usted sospecha que pudiera haberse cometido una deficiente asistencia de carácter ginecológico o obstétrico, lo primero que debemos hacer ante la mera sospecha es ponerse en manos de un abogado especializado en este tipo de casos.

ABOGANEGLIGENCIA , el equipo de abogados expertos en negligencias médicas de Legalik, y sus abogados expertos en reclamación de indemnizaciones por mala praxis médicas así como su equipo de peritos colaboradores le ayudará a entender si en primer lugar dicha negligencia se hubiera producido como tal y de ser considerado así a defender sus derechos en la sede extrajudicial o judicial pertinente .

Lo más relevante para que nuestro equipo de abogados pueda formar un solido proyecto de defensa de sus intereses: una vez quede asegurada el restablecimiento de su salud debe intentar recopilar organizadamente el máximo de documentación relativo a la negligencia ginecológica que pudiera haber sufrido.

Por ello deberá guardar ordenadamente toda la documentación médica relativa a su caso, solicitando del hospital las posibles pruebas médicas así como ha historia clínica del paciente así como cuantos datos u observaciones considere puedan ser relevantes de cara a su utilización como prueba en el juicio.

Cuanto mayor número de pruebas, más posibilidades existirán de demostrar la existencia de dicha actuación negligente por parte del equipo médico, contraria a la lex artis ad hoc ,y su causalidad para con sus daños y perjuicios de forma que nuestra ayuda sea más eficaz.


Aspectos médico legales comunes a las negligencias médicas ginecológicas y obstétricas

.
Un rasgo en común que se encuentra en las negligencias ginecológicas en particular y en las negligencias médicas en general es que debe existir un nexo causal entre la misma y el daño producido para que éstas sean indemnizables.

Así se observa en la STS de 19 de julio de 2005 la cual absuelve al profesional médico de toda responsabilidad por las secuelas derivadas de lesiones del feto fundándose la misma en la falta de prueba de su imputación a la asistencia médica recibida por la madre durante el embarazo.

Este nexo causal requerido es llamado principio de responsabilidad objetiva. El mismo aparece definido en la STS 24 de noviembre de 2005 “Con reiteración, este Tribunal, en el ámbito de la responsabilidad del profesional médico, ha descartado toda clase de responsabilidad más o menos objetiva, incluida la técnica de la inversión de la carga de la prueba, desaparecida en la actualidad de la Ley de Enjuiciamiento Civil, salvo para supuestos debidamente tasados (art. 217.5 LEC), bien es cierto que con algunas excepciones para los casos de resultado desproporcionado o medicina voluntaria o satisfactiva, en los que se atenúa la exigencia del elemento subjetivo de la culpa para proteger de manera más efectiva a la víctima, flexibilizando tales criterios.

De esa forma, a partir del daño que fundamenta la responsabilidad, el criterio de imputación en virtud del artículo 1.902 CC, se basa, como no podía ser de otra forma, en el reproche culpabilístico y exige del paciente la demostración de la relación o nexo de causalidad y la de la culpa en el sentido de que ha quedar plenamente acreditado en el proceso que el acto médico o quirúrgico enjuiciado fue realizado con infracción o no sujeción a las técnicas médicas o científicas exigibles para el mismo..“.

En la misma línea y reafirmando lo anteriormente expuesto tenemos la STS de 12 de septiembre de 2007, rec. 3360/2000, en la que se confirma un supuesto en el que la sentencia de apelación «no establece esta relación causal a través de simples conjeturas, sino a partir de un juicio de probabilidad basado en un hecho objetivo como es la omisión por parte del centro hospitalario de los medios que debieron ponerse al alcance del enfermo».

La STS de 4 de diciembre de 2007, rec. 4051/2000, relata un caso de contagio posttransfusional de hepatitis C y declara que «[...] el tribunal de apelación aporta argumentos aptos para considerar que existe un grado de probabilidad cualificada suficiente para establecer el nexo de causalidad con arreglo al canon que en casos similares ha sido adoptado por la jurisprudencia de esta Sala».

Teoría de la imputación objetiva en negligencias médicas


La STS de 14 de febrero de 2006 aplica el principio de imputación objetiva a la responsabilidad del profesional médico en un caso de salpingectomía por error de diagnóstico declarando que : «[...] la imputación objetiva al recurrente [...] de las consecuencias de la extirpación total de la trompa izquierda practicada por otro médico que realizó una valoración laparoscópica inexacta apoyándose en la ecografía que constaba en el historial clínico de la paciente [...] significa, sin más fundamento que ser anteriores en el tiempo y constituir eslabones en el curso de los acontecimientos que condujo al resultado, un regreso a conductas anteriores de otros sujetos, en este caso el médico recurrente que practicó el legrado, en el momento de cuya realización, sin intervención en el curso posterior de la paciente, no podía preverse racionalmente el resultado final producido, relacionado directamente con un error en el diagnóstico posterior y, por ello, anudado causalmente y de manera más inmediata a la negligencia posterior de otro facultativo.»

»Este retroceso no es admisible en la labor de integración del nexo causal desde el punto de vista jurídico, que debe realizarse manteniendo un grado de proximidad razonable, aceptable en términos de Derecho, y adecuado a las reglas de experiencia sobre la posibilidad de previsión de las consecuencias[...]»

" Se refieren también a la eliminación (en la aplicación del principio de imputación objetiva) de conductas lejanas al nexo causal, apreciadas fundando el reproche exclusivamente en la evolución posterior, las SSTS de 15 de febrero de 2006 y 7 de mayo de 2007, rec. 1871/2000.

Si considera que ha sido víctima de una negligencia en el parto, póngase en contacto con nosotros. Los abogados y peritos de Legalik le ayudarán a defender sus intereses tanto en vía administrativa como judicial, como mejor proceda en derecho.

LLámenos gratis o rellene el formulario adjunto contándonos su caso y el experto en negligencias en el parto de ABOGANEGLIGENCIA más cercano a usted le contactará a la mayor brevedad
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
También puede ser de su interés:
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas
Negligencia medica parto
Negligencia medica parto
Negligencia medica parto
Negligencia medica parto
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP