Abogados agresión sexual

Abogados especialistas en delito de agresión sexual

Abogados penalistas expertos en Derecho Penal. Defensa. Acusación particular. Asistencia a detenidos en comisaría o Juzgados. Juicios
Abogados penalistas especialistas en delitos de agresión sexual. Acusación particular y defensa penal
delito agresión sexual
El delito de agresion sexual puede darse de dos formas : Atentado contra la libertad sexual empleando violencia o intimidacion o violacion, consistente en el acceso carnal, por vía vaginal, anal o bucal o en la introducción de objetos por las dos primeras vías.

¿Necesita abogado para un caso de agresión sexual?
¿Ha sido denunciado falsamente por un delito de agresión sexual y necesita defensa legal?

Abogados agresión sexual
Abogados penalistas especialistas en delitos de agresión sexual. Acusación particular y defensa penal.El tipo delictivo de agresión sexual se ha visto afectado por diversa normativa tanto nacional como internacional, así:

- Convenio Europeo de Estrasburgo de 14 de Noviembre de 1983, sobre indemnización a las víctimas de los delitos violentos.

- Ley 35/1995 de 11 de Diciembre de ayudas y asistencia a las victimas de delitos violentos y contra la libertad sexual.

- Real Decreto 738/1996 de 23 de Mayo que aprueba el Reglamento sobre ayudas y asistencia a las victimas de delitos violentos y contra la libertad sexual.

La conducta típica del delito de agresión sexual puede manifestarse de dos formas:

A) Atentado contra la libertad sexual empleando violencia o intimidación (Articulo 178 del Código Penal).

La jurisprudencia exige para la comisión de está conducta los siguientes requisitos:

1. Acción lubrica o de contenido sexual: Sino existe tal intención, tal conducta, quedará impune (Sentencia del Tribunal Supremo de 19 de Febrero de 2001).

2. Presencia de violencia o intimidación: Por violencia cave entender empleo de la fuerza física sobre el sujeto pasivo para vencer su resistencia (golpes, empujones, desgarros...) de forma eficaz y suficiente (Sentencia del Tribunal Supremo de 22 de Diciembre de 2008). Tal violencia no es necesario que sea irresistible, sino que bastará conque sea idóneo y suficiente como para impedir al sujeto o a la victima actuar conforme a su propia autodeterminación (Sentencia del Tribunal Supremo de 6 de Julio de 2010 y de 10 de Diciembre de 2014).

Por intimidación la jurisprudencia ha entendido constreñimiento psicológico mediante también amenaza de palabra, obra de causar un daño injusto e inminente. Ha de ser seria, verosímil, inmediata y grave. Deben tenerse en cuenta en este sentido, la circunstancias del caso concreto como puedan ser las características personales, tanto del agresor como del sujeto pasivo (Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de Diciembre de 2002). Puede producirse también un tipo de intimidación de carácter permanente que amedranta a la victima de forma progresiva (Sentencia del Tribunal Supremo de 22 de Diciembre de 2008).

3. Ausencia de consentimiento por parte del sujeto pasivo: En ello se fundamente que el bien jurídicamente protegido dentro del ámbito de la agresión sexual sea la libertad sexual. Ello supone la libertad para elegir y practicar la opción sexual que se prefiera en cada momento, así como la de escoger a la persona con la que ello se realiza (Sentencia del Tribunal Supremo de 18 de Abril de 2001).

La ausencia de consentimiento da lugar a una resistencia por parte de la victima que no siempre va a manifestarse, ya que recordemos ésta puede verse sometida a diversas amenazas. Realmente lo esencial es que el sujeto activo tenga conocimiento efectivo de la falta de consentimiento de la victima (Sentencia del Tribunal Supremo de 7 de Junio de 2007 ).

En cuanto al sujeto activo y pasivo de este tipo de conducta constitutiva de delito de agresión sexual, la actual redacción incluye tanto a hombres como mujeres, ya sea como victimas o como agresores. También se entienden incluidas relaciones de carácter homosexual.

El tipo delictivo se entenderá consumado con la realización del tocamiento impúdico o con el contacto corporal de que se trate, (Sentencia del Tribunal Supremo de 13 de marzo de 1995 o de 22 de mayo de 2001) sin llegar a la penetración, ya que en tal caso nos hallaremos ante un tipo delictivo de violación recogida en el artículo 179. Se admite por tanto la tentativa en aquellos casos en los que (Sentencia del Tribunal Supremo de 16 de septiembre de 2002):

-Exista una voluntad clara de cometer el delito (ánimo libidinoso)
-Haya una proximidad espacio-temporal respecto de la consumación del delito
-Si la acción hubiera continuado se hubiere llegado a la consumación del delito pretendido

B) Violación (artículo 179 del Código Penal)

Consiste en el acceso carnal, por vía vaginal, anal o bucal o en la introducción de objetos por las dos primeras vías. Por acceso carnal, la jurisprudencia entiende que hemos de entender penetración en las mencionadas vías de los órganos genitales del varón.

Tal penetración no ha de ser completa ni es preciso que se llegue a producir eyaculación o emisión de líquido prostático sino que basta con que exista contacto físico en la forma descrita (Sentencias del Tribunal Supremo de 20 de julio y 22 de mayo de 2001 o de 19 de julio de 2007 )

La conducta de violación se entiende consumada con la introducción efectiva, cualquiera que sea la parte total o parcial del miembro u objeto que se introduce, siempre que la acción vaya más allá de los meros tocamientos, ya que en tal caso nos encontraremos en el supuesto de una agresión sexual de las recogidas en el artículo 178 (Sentencia del Tribunal Supremo de 3 de mayo de 2009).

Hay que matizar que también cabe incluir en este tipo de conducta aquellos casos en los cuales se obliga al sujeto a realizar dicha penetración (Sentencia del Tribunal Supremo de 10 de mayo de 2010)

En ocasiones en el delicto de violación intervienen varias personas. Si bien no todas ellas llevan a cabo en el acto en sí de la penetración, es frecuente que se dediquen a facilitarla, por ejemplo, reteniendo o sujetando a la víctima, trasladándola, amenazando y creando en la víctima una situación de temor o colaborando en un plan preestablecido para llevar a cabo la violación.

La jurisprudencia en tales casos entiende de forma unánime que tales sujetos serán castigados también como coautores en su variante de cooperadores necesarios (Sentencias del Tribunal Supremo de 17 de enero y 12 de febrero de 2001 o de 23 de mayo de 2008 entre otras muchas)

También se ha admitido jurisprudencialmente la cooperación necesaria en casos de omisión como pueda ser el poner a la víctima indefensa en manos de un partícipe que ya había manifestando su intención de agredirla sexualmente.

Es apreciable un sólo delito de agresión sexual cuando bajo la misma situación de violencia entre un único sujeto pasivo y activo y en un mismo espacio temporal, se han producido varias penetraciones por distintas vías (Sentencia del Tribunal Supremo de 20 de diciembre de 2006 entre otras muchas) ya que se entiende que existe una unidad natural de acción. Por el contrario, sólo cabe apreciar un delito continuado de agresión sexual cuando (Sentencias del Tribunal Supremo de 1 de diciembre de 2005, de 10 de diciembre de 2012 o de 30 de abril de 2013):

-Exista una pluralidad de hechos delictivos diferenciados
-Exista unidad de propósito, concretamente el ánimo libidinoso.
-Semejanza del tipo delictivo del que se trate
-Conexión temporal, sin que haya transcurrido un lapso temporal demasiado amplio

Ambos tipos de conductas delictivas (violación y el resto de agresiones sexuales), constituyen un delito que es necesariamente de tipo doloso, basado en la existencia del ya comentado ánimo lúbrico o libidinoso (Sentencia del Tribunal Supremo de 19 de febrero de 2001).

Las agresiones sexuales, sean del tipo que sean, se agravan si concurren alguna de las circunstancias previstas en el artículo 180 del Código Penal, que son las siguientes:

a) Que la violencia o intimidación ejercidas revistan un carácter particularmente degradante o vejatorio.

En ciertos casos determinadas conductas serán inherentes al propio acto de la agresión sexual (atar brazos y piernas, tapar la boca o el rostro con cinta adhesiva...) en la medida en la que lo facilitan (Sentencia del Tribunal Supremo de 4 de abril de 2001).

Se han considerado que exceden de lo estrictamente necesario para cometer el delito golpes, mordiscos o insultos que se dirijan a la víctima (Sentencia del Tribunal Supremo de 14 de marzo de 2003)

b) Cuando los hechos se cometan por la actuación conjunta de dos o más personas.

Como ya hemos comentado aquéllas serán castigadas como cooperadores necesarias del delito, en el caso de tratarse de una violación si no realizan el acto de la penetración pero contribuyen a que otros lo hagan. No obstante, cuando exista cooperación necesaria en las agresiones sexuales concertadas, cada sujeto es autor de su propia agresión y de la que hubiera cooperado sin que pueda aplicarse la concurrencia de este tipo de agravante, para evitar la vulneración del principio penal del "non bis in idem" (no ser castigado doblemente por unos mismo hechos) (Sentencia del Tribunal Supremo de 2 de junio de 2005 o de 6 de mayo de 2010)

Tal agravación concurrirá para cada uno de los partícipes y para cada hecho.

c) Cuando la víctima sea especialmente vulnerable, por razón de su edad, enfermedad, discapacidad o situación.

Ello implica una especial situación de desvalimiento, que sitúa a la víctima en una clara situación de inferioridad con respecto a su agresor, lo cual es aprovechado por éste (Sentencia del Tribunal Supremo de 16 de febrero de 2007 o de 7 de marzo de 2013)

Si la víctima tiene una edad inferior a los 13 años, los hechos se encuadrarán dentro del tipo delictivo del artículo 181 relativo al abuso sexual, sin que quepa apreciar la aplicación de esta agravante.

Cualquier duda sobre la edad de la víctima en el momento de realizarse la agresión sexual, se resolverá siempre en favor del acusado (Sentencia del Tribunal Supremo de 26 de enero de 2004)

No toda relación sexual con una persona que sufra de debilidad mental podrá verse castigada con esta agravante. Deberemos atender al análisis concreto de la pareja, y si efectivamente existe una relación de superioridad y de abuso (Sentencia del Tribunal Supremo de 4 de junio de 2014)

d) Cuando, para la ejecución del delito, el responsable se haya prevalido de una relación de superioridad o parentesco, por ser ascendiente, descendiente o hermano, por naturaleza o adopción, o afines, con la víctima.

Por prevalimiento debemos entender la conducta de servirse de una ventaja basada en un abuso de superioridad , mediante el cual se consigue un un consentimiento viciado de la víctima. El sujeto activo debe ser consciente de estas circunstancias (Sentencia del Tribunal Supremo de 10 de diciembre de 2014).

e) Cuando el autor haga uso de armas u otros medios igualmente peligrosos, susceptibles de producir la muerte o lesiones graves

Esta agravación ha de aplicarse con carácter restrictivo, únicamente cuando se ponga en peligro serio y real la vida o integridad de la víctima (Sentencia del Tribunal Supremo de 1 de julio de 2008). Se descarta la aplicación de esta agravante cuando se tengan únicamente ánimos intimidatorios, al suponer ello una posible vulneración del principio "non bis in idem" (no castigar dos veces por los mismos hechos (Sentencia del Tribunal Supremo de 8 de junio de 2010)

Es indiferente que el uso del arma se realice durante la agresión o únicamente con anterioridad a la misma (Sentencia del Tribunal Supremo de 30 de marzo de 2007)

Se rechaza la aplicación de este precepto cuando se utilice un arma simulada (Sentencia del Tribunal Supremo de 13 de enero de 2006)


Entre los tipos de delitos de agresi'on sexual mas frecuentes se encuentran:

* Delito de agresión sexual (D.A.G) (con violencia e intimidación)
* D.A.G. con acceso carnal o introducción de miembros corporales u objetos.
* D.A.G agravado (con violencia o intimidación degradante o vejatorio, por actuación conjunta de dos o más personas, víctima especialmente vulnerable, con relación de superioridad o parentesco, o con uso de armas).
* D.A.G con acceso carnal o introducción de miembros corporales u objetos agravado (con violencia o intimidación degradante o vejatorio, por actuación conjunta de dos o más personas, con relación de superioridad o parentesco, o con uso de armas).
* D.A.G a menores de 16 años con violencia e intimidación.
* D.A.G a menores de 16 años agravado (víctima especialmente vulnerable, actuación conjunta de dos o más personas, violencia o intimidación particularmente degradante o vejatorio, relación de superioridad o parentesco).
* D.A.G a menores de 16 años con acceso carnal o introducción de miembros corporales u objetos.
* D.A.G. a menores de 16 años con acceso carnal o introducción de miembros corporales u objetos agravado agravado (víctima especialmente vulnerable, actuación conjunta de dos o más personas, violencia o intimidación particularmente degradante o vejatorio, relación de superioridad o parentesco).
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en Derecho Penal.
Abogados agresión sexual
Abogados agresión sexual
Abogados agresión sexual
Abogados agresión sexual
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta