Abogados denuncia penal

Abogados denuncia penal

Expertos en Derecho Penal. Defensa. Acusación particular. Asistencia a detenidos en comisaría o Juzgados. Juicios
Abogados penalistas expertos en denuncia penal. Si ha sido víctima de un delito o ha presenciado la comisión de uno, ¡Denúncielo!.
Abogados penalistas expertos en denuncia  de tipo penal
La denuncia penal constituye una declaración de conocimiento de unos hechos que revisten los caracteres de delito ante la autoridad competente ya sea ante un tribunal, la policía o la fiscalía

Abogados denuncia penal
Abogados expertos en denuncia penal. ABOGAPENAL, la integramos el equipo de abogados penalistas expertos en Derecho Penal de Legalik Central de Servicios Jurídicos. Como especialistas en el referido orden jurisdiccional, en caso de que usted haya sido citado, investigado o detenido por la presunta comisión de un delito póngase en contacto con nosotros. Comuníquenos las circunstancias de su caso y le proporcionaremos toda aquella información que precise en relación al mismo, definiremos la mejor estrategia en defensa de sus derechos y le procuraremos una adecuada asistencia durante el correspondiente proceso penal. Desarrollamos nuestra actividad en la totalidad del territorio nacional.

Con motivo en la confección del presente epígrafe, analizaremos la denuncia como forma de incoación del proceso penal. Previamente, resulta necesario especificar que el ordenamiento jurídico prevé al efecto otras formas de incoación tales como la querella, el atestado policial y la incoación de oficio.

I. ¿Qué es una denuncia?

La denuncia, constituye una declaración de conocimiento de unos hechos que revisten los caracteres de delito ante la autoridad competente (ya sea ante un tribunal, la policía o la fiscalía). Supone por lo tanto un medio a través del cual un ciudadano comunica la notitia criminis a las autoridades a fin de que se lleven a cabo los correspondientes actos de investigación y averiguación de los hechos. Como se ha especificado con carácter previo, la denuncia constituye una de las formas de incoación del proceso penal y su regulación se encuentra en los artículos 259 y siguientes de la vigente redacción de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Así mismo, se han de tener en cuenta ciertos aspectos:

A.- En primer lugar, la denuncia supone una declaración de conocimiento de unos hechos aparentemente delictivos. No obstante, el denunciante no ostenta la obligación de constituirse como parte en el correspondiente proceso criminal, es decir, que denunciar no implica ejercitar la acción penal.

Si atendemos a otras formas de incoación del proceso penal, la querella (al contrario que la denuncia) implica una declaración de conocimiento de unos hechos delictivos y además el ejercicio de la acción penal. La interposición de querella está supeditada al cumplimiento de una serie de requisitos más estrictos (entre otros, aquellos previstos en el artículo 277 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal). Por otra parte, en relación al atestado policial como forma de incoación, se ha de precisar que ostenta el valor de denuncia.

B.- Al denunciar un presunto delito, la Ley no exige la presentación de prueba alguna. Únicamente el denunciante estará sometido a la correspondiente responsabilidad en caso de denuncia falsa.

II. ¿Ante quién puede denunciar la comisión de un delito un ciudadano?

Las denuncias se pueden interponer ante las autoridades policiales de cualquier clase ya sea en una Comisaría de Policía de ámbito municipal, autonómico o nacional o en dependencias de la Guardia Civil, así como ante la Fiscalía o el Juzgado de Instrucción o de Paz de su domicilio.

Cuando se denuncia ante el Cuerpo Nacional de Policía, las denuncias pueden ser interpuestas por teléfono, a través de Internet o en comisaría de forma presencial por escrito o verbalmente. Generalmente, las denuncias presentadas ante alguna Comisaría de Policía, ya sea de carácter nacional, autonómico o local, o en un cuartel de la Guardia Civil darán lugar a una investigación previa por parte de dichas autoridades con el fin de comprobar los hechos y de aportar las declaraciones de los testigos u otras diligencias que los funcionarios actuantes estimen necesarias para tal fin.

Las denuncias presentadas ante el Ministerio Fiscal, implicarán normalmente que este órgano efectúe motu propio ciertas comprobaciones o que encomiende a las autoridades policiales correspondientes la práctica de alguna investigación previa de los hechos denunciados. Tras dicha investigación, si el Fiscal considera que existen indicios de la comisión de una infracción penal, remitirá toda la documentación al Juzgado competente.

En último lugar, si se denuncia ante el Juzgado correspondiente, en las localidades en las que exista más de uno, las denuncias y demás actuaciones penales se repartirán entre los existentes conforme a una serie de normas que se aprueban por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia a propuesta de las Juntas de Jueces. Al llegar la denuncia al Juzgado, el Juez examinará su contenido y decidirá qué actuaciones resultan procedentes. Una vez practicadas dichas diligencias de investigación, se decidirá:

- Archivo de la denuncia
- Sobreseimiento Provisional
- Traslado del expediente
- Iniciación del correspondiente proceso criminal

Con carácter previo a la conclusión del presente apartado, se ha de significar una práctica llevada a cabo en la actualidad que consiste en la denuncia por vía telefónica. Se podrá denunciar por la antedicha vía siempre que se trate de las siguientes infracciones:

-A.- Robos con fuerza y hurtos (de y en vehículos, de documentos y/o efectos y en domicilios o establecimientos).

-B.- Extravío de documentos y/o efectos.

-C.- Daños

A este respecto, el Cuerpo Nacional de Policía especifica que únicamente se permitirá denunciar telefónicamente aquellos robos que sean “con fuerza en las cosas”. No obstante, no se admitirá aquella denuncia telefónica con motivo en robos mediante violencia o intimidación (cuya denuncia habrá de efectuarse en comisaría).

III. ¿Quién tiene obligación de denunciar?

Con carácter previo se ha de tener en cuenta que la obligación de denunciar en ningún caso coincide con la obligación de testificar si se es requerido para ello. En relación a la obligación de prestar testimonio, la misma comprende tanto a aquellas personas que hayan presenciado los hechos (testigos directos) como a aquellas otras que sin haberlos presenciado, son conocedores de los mismos (testigos indirectos). La Ley a este respecto, contempla una serie de exenciones a la obligación de testificar por razones lógicas de parentesco y a ciertas autoridades (Rey, agentes diplomáticos, etc.). En relación a otra serie de personas como los diputados y senadores, los mismos no se encuentran exentos de la obligación de declarar pero si pueden disfrutar de ciertos privilegios tales como la posibilidad de declarar en su despacho.

Sin desviarnos excesivamente de la cuestión que nos ocupa, se ha partir de una regla general prevista en el artículo 259 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que obliga a denunciar a aquellas personas que hayan presenciado cualquier delito público (perseguible de oficio). Por otra parte, la ley exime de la referida obligación a ciertos sujetos:

- Los impúberes y aquellos que no gocen del pleno uso de su razón (art. 260 LECrim).

- El cónyuge del delincuente no separado legalmente o de hecho o la persona que conviva con él en análoga relación de afectividad (art. 261.1º LECrim).

- Los ascendientes y descendientes del delincuente así como sus parientes colaterales hasta el segundo grado (art. 261.2º LECrim).

Por otra parte, la ley especifica claramente que existe obligación de denunciar para ciertas personas por razón de su cargo, profesión u oficio si son conocedoras de la perpetración de un delito público (artículo 262 LECrim). Se ha de precisar a este respecto que quedan eximidos de dicha obligación los eclesiásticos y ministros de culto que conozcan de un delito en el ejercicio de sus funciones. También, la presente exención alcanza a los Abogados y Procuradores de los hechos de que conozcan en el ejercicio de su profesión respecto de sus clientes. Se ha de recordar que tienen la obligación de guardar secreto profesional de conformidad con las normas deontológicas vigentes. No obstante, si de la obligación de guardar secreto derivaran consecuencias especialmente graves, podrán los mencionados profesionales poner en conocimiento del Decano del Colegio la situación a fin de convenir la solución más consecuente ponderando los bienes jurídicos en conflicto.

IV. ¿Se puede denunciar oralmente o únicamente por escrito ante la autoridad competente?

El artículo 265 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal especifica literalmente que “las denuncias podrán hacerse por escrito o de palabra, personalmente o por medio de mandatario con poder especial”. Se han de tener en cuenta además los siguientes extremos:

A.- La denuncia que se hiciere por escrito deberá estar firmada por el denunciador y si no pudiere hacerlo, por otra persona a su ruego. La autoridad o funcionario que la recibiere rubricará y sellará todas las hojas a presencia del que la presentare, quien podrá también rubricarla por sí o por medio de otra persona a su ruego (art. 266 LECrim).

B.- Cuando la denuncia sea verbal, se extenderá un acta por la autoridad o funcionario que la recibiere, en la que, en forma de declaración, se expresarán cuantas noticias tenga el denunciante relativas al hecho denunciado y a sus circunstancias, firmándola ambos a continuación. Si el denunciante no pudiere firmar, lo hará otra persona a su ruego (art. 267 LECrim).

V. ¿Hace falta estar asistido de abogado para denunciar un delito?

La postulación o necesidad de abogado y procurador a lo largo del proceso penal constituye un aspecto fundamental. La Ley, especifica la intervención preceptiva o facultativa de dichos profesionales según la fase del proceso penal y el tipo de procedimiento criminal que se haya incoado. Así, a modo de ejemplo, en un procedimiento abreviado no se requerirá la intervención de procurador hasta que se decrete la apertura del juicio oral ostentando el abogado la representación del justiciable hasta dicho momento procesal.

En lo que respecta a la denuncia, constituye como hemos estudiado como regla general una obligación para aquellos que presencien un delito público. No obstante, al tratarse de un acto "extraprocesal" que supone una mera declaración sin ejercitar la acción penal, en principio no se requiere su intervención. Un ciudadano puede acudir a modo de ejemplo a las dependencias de la Guardia Civil a denunciar un posible delito sin necesidad de su abogado. Como recomendación, en caso de que se trate de la denuncia de unos hechos que revisten una especial complejidad, el denunciante puede acudir asistido de su abogado.

Si desearamos, no obstante, interponer una querella ejercitando la acción penal y siendo parte en el correspondiente proceso, la misma habría de ser interpuesta por medio de procurador con poder bastante y ser suscrita por un abogado.

VI. Ejemplo de modelo de denuncia escrita
AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN

D. (), Procurador de los Tribunales, en nombre y representación de (), según se acredita mediante poder bastante que se acompaña al presente escrito con ruego de su devolución para otros usos, previo testimonio en autos, comparezco ante el Juzgado y como mejor proceda en Derecho, DIGO:

Que por medio del presente formulo DENUNCIA por escrito por el presunto delito de () contra D. (), mayor de edad, con DNI (), vecino de (), con domicilio en calle ().

Que los hechos en los que se basa la presente denuncia son los siguientes: ()

Cree el denunciante que los hechos relatados son constitutivos del delito de () previsto en el Código Penal en su art. ().

Por lo antedicho,

SUPLICO AL JUZGADO, que tenga por presentado este escrito de Denuncia con los documentos que se acompañan, se digne admitirlo, se proceda a la averiguación y comprobación de los hechos, y en su día, tras los trámites legales oportunos, se enjuicie a las personas implicadas en los mismos.

En () a () de () de ()

Firmas.

Amén de todo lo explicado, si usted requiere de información más detallada sobre el modo de proceder a la hora de denunciar un delito contacte con nosotros vía telefónica o bien cumplimentando el formulario adjunto. De esta forma, el correspondiente especialista de ABOGAPENAL se pondrá en contacto con usted con la mayor celeridad posible. Estamos a su disposición en toda España con el objetivo de proporcionarle un servicio acorde a sus necesidades.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
También puede ser de su interés:
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en Derecho Penal.
Abogados denuncia penal
Abogados denuncia penal
Abogados denuncia penal
Abogados denuncia penal
¿Eres un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerte. Contacta con nosotros.

[email protected]


Sede: Calle gran via 59,
piso 10 DCH 5 28013 Madrid


Llámenos 24x7 días
900 52 52 92

LEGALIK

@ Legalik. 2018 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP