Blanqueo de capitales

Abogados blanqueo de capitales

Abogados penalistas expertos en Derecho Penal. Defensa. Acusación particular. Asistencia a detenidos en comisaría o Juzgados. Juicios
Abogados penalistas especialistas en blanqueo de capitales. Defensa penal en juicio. Denuncia y acusación particular.
¿En qué consiste el blanqueo de capitales?. ¿Como está penado?
El blanqueo de capitales también conocido como lavado de dinero o lavado de capitales, es el conjunto de mecanismos o procedimientos orientados a dar apariencia de legitimidad o legalidad a bienes o activos de origen delictivo.

¿Ha sido acusado de blanqueo de capitales y necesita abogado penalista que le ayude a defenderse?
¿Quiere denunciar un delito de blanqueo de capitales?. Contacte con nosotros.

Blanqueo de capitales
En ABOGAPENAL, trabajamos un importante equipo de abogados penalistas especializados en defensa penal o denuncia y acusación por delito de blanqueo de capitales a su disposición en cualquier punto de España.

CONCEPTO DE BLANQUEO DE CAPITALES

El blanqueo de capitales (también conocido como lavado de dinero o lavado de capitales), es el conjunto de mecanismos o procedimientos orientados a dar apariencia de legitimidad o legalidad a bienes o activos de origen delictivo.

En caso de que usted esté siendo investigado, tiene dudas o ha sido acusado o imputado y desea asesoramiento legal de abogados penalistas con conocimientos en materia penal, mercantil y fiscal, no dude en contactar con nosotros.

LA CONDUCTA TÍPICA PUNIBLE


El Código Penal define en su artículo 301, aquellas conductas que podrían ser consideradas como delito de blanqueo de capitales. Estas son:

- Adquirir, convertir o transmitir bienes sabiendo que provienen de la realización de un delito grave.
- Realizar actos que procuren ocultar o encubrir ese origen.

- Ayudar a quien ha realizado la infracción o delito base (que ha de ser grave) a eludir las consecuencias de sus actos.

- Ocultar o encubrir la verdadera naturaleza, origen, ubicación, destino, movimiento o derechos sobre los bienes o propiedad de los mismos a sabiendas de su procedencia ilícita.

De este modo, el que adquiera, convierta, posea, utilice, o transmita bienes, sabiendo que éstos proceden de una actividad delictiva, cometida por él o por una tercera persona, o lleve a cabo la ocultación o encubrimiento del origen ilícito, o para ayudar a la persona que haya participado en la infracción o infracciones a eludir las consecuencias legales de sus actos, será castigado como reo del delito de blanqueo de capitales.

Este delito está muy relacionado con los delitos contra la Hacienda Pública ya que, en la mayoría de los casos, la conducta punible consiste en la no declaración legal del dinero y en su posterior depósito en paraísos fiscales, con la finalidad de no declarar los impuestos correspondientes sobre las ganancias obtenidas de forma ilegal.

Las principales actividades ilícitas de las que proceden los fondos que más tarde son blanqueados son, entre otras:

- Tráfico de drogas o estupefacientes

- Contrabando de armas

- Corrupción

- Desfalco, fraude fiscal y malversación pública

- Extorsión o trabajo ilegal

- Terrorismo

En conclusión, entendemos que la conducta típica engloba tanto la conversión o transferencia de propiedad, a sabiendas de que deriva de un delito criminal de entre los anteriormente enumerados, con el propósito de esconder o disfrazar su procedencia ilegal como el brindar ayuda a cualquier persona involucrada en la comisión del delito a evadir las consecuencias legales de su acción.

EL BIEN JURÍDICO PROTEGIDO EN EL BLANQUEO DE CAPITALES

El delito de blanqueo de capitales o lavado de dinero, es considerado por la jurisprudencia como un delito pluriofensivo, es decir, que atenta contra varios bienes jurídicos.

Así, el primer bien jurídico protegido es el funcionamiento legal del sistema financiero, por lo que este delito se ubica sistemáticamente dentro de los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico.

Cabe remarcar que, la vuelta al mercado del dinero o bienes procedentes de las actividades delictivas determina relevantes distorsiones de la economía tales como, financiación ilegal de empresas, competencia desleal, desestabilización de las condiciones de mercado, aumento de poder de las organizaciones criminales a través de la corrupción.

El segundo bien jurídico protegido es la Administración de Justicia, es decir, el interés del Estado en la persecución de los delitos, que se ve dificultado mediante las actuaciones de blanqueo de capitales.

¿QUIÉN ES EL SUJETO ACTIVO DEL DELITO DE BLANQUEO DE CAPITALES?

En primer lugar, es necesario recalcar que no puede concebirse el blanqueo sin un hecho delictivo inicial e independiente del de lavado. Este requisito legal plantea ciertas problemáticas a la hora de analizar quién puede considerarse como sujeto activo del tipo.

Así, la doctrina no tiene discrepancias cuando son diferentes los ejecutores del primer delito y los que cometen el blanqueo, pues serían sancionados cada uno por el delito que hubieren cometido.

Sin embargo, cuando es la misma persona la que comete ambos delitos, es decir, cuando el que comete el delito previo es también el que lava el dinero, existen opiniones discordantes.

Así, mientras que algunos países han optado por no aplicar las regulaciones para el blanqueo de capitales a los sujetos que hayan realizado el hecho previo, otros países como España no establecen distinción, interpretándose el silencio de varias formas y dando lugar a pronunciamientos contrarios en función del tribunal juzgador.

ETAPAS DEL BLANQUEO DE CAPITALES


El delito de blanqueo de capitales busca, a través de una serie de transacciones, legalizar un dinero proveniente de actividades ilegales. Así, aunque el proceso es bastante complejo, tres son los pasos clave en la comisión del precitado delito:

- La ubicación: El objetivo es ingresar los fondos ilegales al sistema económico sin llamar la atención de las instituciones financieras. La técnica más habitual consiste en dividir grandes sumas de dinero en efectivo en sumas más pequeñas que son depositadas en una cuenta bancaria, evadiendo así las obligaciones de información y declaración.

- El ocultamiento: Consiste en llevar a cabo la movilización de fondos por todo el sistema financiero, es decir, realizar complejas transacciones para crear confusión y evadir el rastreo documental como por ejemplo, hacer transferencias bancarias a través de varias cuentas y en una o más instituciones financieras.

- La integración: Este paso es utilizado para crear la apariencia de legalidad a través de más transacciones con el fin de proteger al delincuente de la conexión registrada hacia los fondos, brindando una explicación plausible acerca de la fuente del dinero. Ejemplos frecuentes son la compra de objetos, compraventa de inmuebles, títulos de valores y demás activos.

EL ELEMENTO SUBJETIVO EN EL BLANQUEO DE CAPITALES


El delito de lavado de capitales, tiene una configuración dolosa, es decir, exige que el autor tenga conocimiento y voluntad de los elementos objetivos del tipo.

Así, el dolo debe abarcar el delito previo del que provengan los bienes. Sin embargo, la jurisprudencia no exige el conocimiento exacto y preciso del delito, sino que “basta con la conciencia de la anormalidad de la operación y la razonable inferencia de que procede de un delito grave". Sentencia del Tribunal Supremo 2410/2001, de 18 de diciembre de 2001.

De esta forma, el único dolo exigible al autor es, simplemente, la existencia de datos o indicios bastantes para poder afirmar el conocimiento de la procedencias de los bienes de un delito grave. Sentencia del Tribunal Supremo núm. 1637/2000 de 10 de enero.

Finalmente, cabe remarcar que, según la jurisprudencia, el delito de blanqueo de capitales es un delito doloso, con suficiencia de dolo eventual y, por tanto, basta la mera aceptación de la posible comisión del delito, excluyéndose así la posible calificación de delito imprudente. Sentencia del Tribunal Supremo 2445/2001, de 4 de enero de 2002.

EL BLANQUEO DE CAPITALES Y EL DINERO NEGRO


Bien es cierto que blanqueo de capitales y dinero negro son términos que van estrechamente unidos. Sin embargo y según la procedencia del dinero a lavar, estaremos ante el verdadero blanqueo de capitales o antes un delito de defraudación a la Hacienda Pública.

Así, existen dos tipos de dinero negro:

1.- Dinero negro procedente de actividades delictivas como el tráfico de drogas, contrabando de armas, prostitución, extorsión, trabajo ilegal y, últimamente, terrorismo.

2.- Dinero negro en el sentido de evasión fiscal, es decir, aquel que no ha sido declarado a la hacienda pública, por el motivo que sea, y en muchas ocasiones, el motivo es simplemente la evasión de impuestos.

En el caso del dinero negro procedente de la evasión del pago de impuestos a la Hacienda pública, se trata de dinero procedente de actividades económicas legales y su propietario tratará de ocultar al fisco su existencia intentando gastarlo en bienes que no dejen rastro fiscal. Nos movemos en el ámbito de delito fiscal.

Sin embargo, en el dinero negro procedente de actividades ilegales, el objetivo de su poseedor es conseguir hacer pasar dinero obtenido ilícitamente por dinero obtenido legalmente, y que ese dinero tribute y figure oficialmente como procedente de una actividad lícita. Es precisamente esta forma de actuar en la que verdaderamente consiste el blanqueo de capitales.

LA PRUEBA INDICIARIA EN EL DELITO DE BLANQUEO DE CAPITALES


La jurisprudencia ha venido afirmando que en el delito de blanqueo de capitales, es muy difícil la concurrencia de prueba directa y, en consecuencia, es habitual acudir a la llamada prueba de indicios.

Por su parte, el apartado 3 del artículo 3 de la Convención de Naciones Unidas contra el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas de 20 de diciembre de 1988, establece la legalidad de la prueba indiciaria para obtener el juicio de certeza sobre el conocimiento, intención o finalidad requeridos como elemento de los delitos que se describen en el párrafo primero de dicho artículo, entre los que está el de blanqueo de dinero.

Sentencias como la del 9 de abril de 2004 y la del 14 de abril de 2005 entienden como los indicios más frecuentes en la práctica del lavado de dinero los siguientes:

- El afloramiento de cantidades de dinero de cierta importancia, respecto del que no se ofrece suficiente justificación.

- La utilización de grandes cantidades de dinero en operaciones que ofrecen ciertas irregularidades, tales como manejo de grandes cantidades de efectivo, utilización de testaferros, aperturas de cuentas o depósitos en entidades bancarias ubicadas en país distinto del de residencia de un titular (...).

- Por último, la existencia de algún dato objetivo que relacione a quien dispone de ese dinero con el tráfico de sustancias prohibidas, de modo que permita afianzar la imprescindible conexión causal entre sendos delitos.

LAS SANCIONES DERIVADAS DEL DELITO DE BLANQUEO DE CAPITALES


Reza el artículo 301 del Código Penal que, el autor del delito de blanqueo de capitales, es decir, aquel que adquiera, posea o transmita bienes sabiendo que estos proceden de una actividad delictiva, será castigado con la pena de prisión de 6 meses a 6 años y multa del tanto al triple del valor de los bienes.

Con esta misma pena responderán aquellos que lleven a cabo cualquier acto para ocultar o encubrir el origen ilícito del dinero. En el mismo sentido, responderán con las mismas penas la ocultación y el encubrimiento de la verdadera naturaleza y origen de los bienes o propiedades.

Por su parte, los jueces podrán imponer penas accesorias tales como la inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión del delincuente por tiempo de 1 a 3 años, o la clausura temporal o definitiva de su local, siempre atendiendo a la gravedad y a las circunstancias personales del sujeto activo del delito.

Además, las penas podrán imponerse en su mitad superior cuando los bienes o el dinero en concreto, tengan origen en alguno de los siguientes delitos, entre otros:

- Infidelidad de documentos

- Cohecho, malversación o prevaricación

- Ordenación del territorio y urbanismo

- Terrorismo

- Tráfico de drogas o influencias

Por último, cabe remarcar que, si el culpable del delito de blanqueo de capitales hubiera obtenido ganancias, estas serán decomisadas según lo dispuesto por la ley.

Si tiene dudas o bien necesita asesoramiento y asistencia de un abogado penalista con experiencia en blanqueo de capitales, no dude. Póngase en contacto con nosotros a través del número de teléfono facilitado al efecto o bien a través del formulario adjunto. Estamos a su disposición en cualquier punto de España con el fin de otorgar solución a sus problemas legales.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en Derecho Penal.
Blanqueo de capitales
Blanqueo de capitales
Blanqueo de capitales
Blanqueo de capitales
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta