Concurso de delitos en materia de seguridad vial

Abogados penalistas comisión de otros delitos conjuntamente a los de seguridad vial

Abogados penalistas expertos en Derecho Penal. Defensa. Acusación particular. Asistencia a detenidos en comisaría o Juzgados. Juicios
Abogados penalistas defensa penal por varios delitos a la vez de seguridad vial. Juicio. Penas. Reincidencia.Antecedentes
¿Que sucede si se cometen varios delitos a la vez de seguridad vial?

Concurso de delitos en materia de seguridad vial
Abogados penalistas especialistas en concurso de delitos en materia de seguridad vial. Defensa legal penal en el caso de comisión de varios delitos con origen en actuaciones irregulares en seguridad vial.

Si en el marco de algún delito contra la seguridad vial se han producido otros daños o delitos contacte con nosotros. Los abogados penalistas de ABOGAPENAL pueden ayudarle a defender sus derechos en el supuesto que pudiera ser acusado de un concurso de delitos mientras conducía un vehículo..

El artículo 382 del Código Penal viene a dar solución a aquellos casos en los que, como consecuencia de la comisión de algunos de los delitos contra la seguridad vial se ocasione la comisión conjuntamente de algún otro delito distinto, como muerte, lesiones o daños por imprudencia, en accidentes o atropellos a peatones, por ejemplo.

Este artículo prevé que para la comisión de otros delitos conjuntamente a los de seguridad vial, que únicamente se tenga en cuenta el delito más gravemente penado.

En realidad, de lo que [nse trata es de un concurso de leyes], recogido en el artículo 8.4 del Código Penal (Sentencia del Tribunal Supremo de 29 de diciembre de 2010) según el cual:

"Los hechos susceptibles de ser calificados con arreglo a dos o más preceptos de este Código, y no comprendidos en los artículos 73 a 77, se castigarán observando las siguientes reglas: (...) 4.ª En defecto de los criterios anteriores, el precepto penal más grave excluirá los que castiguen el hecho con pena menor."

Los artículos 73 a 77 hablan de los diversos tipos de concursos (concurso real, cuando las conductas sean independientes unas de otras,

ideal cuando una misma conducta sirva para la comisión de varios tipos delictivos, o medial cuando un delito sirva como medio para la comisión de otro). El concurso de normas del artículo 8 del Código Penal que es el que en realidad implica la aplicación del artículo 382, se basa en que unos mismos hechos estén tipificados como delitos distintos en nuestro Código Penal, que es lo que sucede en la comisión de otros delitos conjuntamente a los de seguridad vial.

El artículo 8 establece diversos criterios a la hora de castigar una infracción u otra. Así, el precepto especial se aplica con preferencia al general, el principal con preferencia al subsidiario y el precepto más amplio o complejo con respecto a aquéllos preceptos más sencillos que puedan subsumirse en aquél, entendiendo la jurisprudencia que en estos últimos casos, ha de tratarse del mismo bien jurídicamente protegido.

El apartado 4º del artículo 8 establece como ya hemos comentado, en defecto de todos los criterios anteriores según el llamado "principio de alternatividad", la aplicación del precepto más gravemente penado, que es la norma recogida en el 382, en relación con la comisión de otros delitos conjuntamente a los de seguridad vial.

Debemos recalcar que la jurisprudencia no siempre ha entendido que pueda aplicarse la norma del artículo 382 en todo los casos de comisión de otros delitos conjuntamente a los de seguridad vial.

Así por ejemplo, los órganos judiciales han entendido que en aquellos supuestos en los que el vehículo se emplea como instrumento para la producción intencionada de lesiones mediante una conducción temeraria, no podría aplicarse el concurso de leyes establecido en esta norma.

Otro claro ejemplo de inaplicación del artículo 382 del Código Penal en la comisión de otros delitos conjuntamente a los deseguridad vial, lo tenemos en la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 2 de noviembre de 2010 que entendió que no podía aplicarse el artículo 382 en los casos de conducción temeraria agravados, que se calificarían como tentativas de homicidio con dolo eventual, al estimarse que el elevado riesgo de la conducta impide que pueda alegarse que se esperaba o se confiaba en que no se produjera el resultado de muerte, lo que constituiría una imprudencia grave.

El artículo 382, en relación a la comisión de otros delitos conjuntamente a los de seguridad vial continúa diciendo que se condenará en todo caso, al resarcimiento de la responsabilidad civil que se hubiera originado como consecuencia del delito de seguridad vial (artículos 109 a 126 del Código Penal)

Si ha sido acusado o recibe una notificación por la comisión de varios delitos contra la seguridad vial o ha sido citado para juicio rapido, no dude en contactar con nosotros. Llámenos por teléfono o rellene el formulario adjunto y el abogado penalista de Abogapenal experto en concurso de delitos contra la seguridad vial más cercano a usted le contactará a la mayor brevedad.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en Derecho Penal.
Concurso de delitos en materia de seguridad vial
Concurso de delitos en materia de seguridad vial
Concurso de delitos en materia de seguridad vial
Concurso de delitos en materia de seguridad vial
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP