Conducir bajo drogas psicotrópicos o estupefacientes

Abogados penalistas conducción bajo drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes

Abogados penalistas expertos en Derecho Penal. Defensa. Acusación particular. Asistencia a detenidos en comisaría o Juzgados. Juicios
Abogados penalistas defensa penal conducción bajo drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes. Control, prueba y test de drogas a conductor.
He conducido bajo los efectos de drogas y he dado positivo en control. ¿ A qué me enfrento?
Abogados delito conducir bajo efecto de drogas. delito de conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes, del art. 379.2 del Cp consiste en conducir un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes.
Conducir bajo drogas psicotrópicos o estupefacientes
Delito de Conduccion bajo influencia de drogas.Concepto

El delito de conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes, se recoge dentro del artículo 379.2 del Código Penal, y consiste en conducir un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes.

El Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación en sus artículos 27 y 28 dispone que no podrán circular por las vías los conductores de vehículos o bicicletas que hayan ingerido o incorporado a su organismo psicotrópicos, estimulantes u otras sustancias análogas, entre las que se incluirán, en cualquier caso, los medicamentos u otras sustancias bajo cuyo efecto se altere el estado físico o mental apropiado para circular sin peligro.

La conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes es un delito de peligro abstracto de mera actividad, ya que no se requiere ningún resultado concreto, por lo que no cabe su comisión en grado de tentativa.

Para entender que se produce la acción de "conducir un vehículo de motor o ciclomotor", la jurisprudencia (Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona de 12 de enero de 2000) ha entendido que no es suficiente con que se produzca el movimiento del vehículo, sino que es preciso que el motor esté en funcionamiento.

(Ejemplo: Quitar el freno de mano con el motor apagado no sería constitutivo de este delito). La "conducción" se extiende hasta las maniobras de estacionamiento o parada, no siendo precisa una circulación más o menos prolongada. (Sentencias de las Audiencias Provinciales de Alicante de 19 de julio de 2000, Valencia de 7 de octubre de 2002, Girona de 17 de septiembre de 2004 o Madrid de 29 de septiembre de 2005)

Dicha conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes, ha de producirse en una vía pública, de manera que pueda ponerse en peligro la vida o la integridad física de las personas o de los bienes.

Según el Tribunal Supremo (Sentencia de 15 de abril de 2002) han de cumplirse dentro de la conducta típica de además, dos elementos, anteriores siempre a la conducción (Sentencia de 5 de febrero de 2010):

1ºLa impregnación de drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas o estupefacientes del sujeto activo
2º Influencia de tal impregnación en la conducción.

Nuestro Código penal, a diferencia de lo que sucede con la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas no establece una tasa máxima para poder imponer las penas por el delito de conducción bajo los efectos de drogas sustancias psicotrópicas o estupefacientes.

Control prueba y Test de drogas al conductor


Basta con que quede acreditada la influencia en la conducción de tales sustancias, para que se considere delito. Si no hay dicha influencia pero los resultados son positivos, estaremos ante una infracción de carácter meramente administrativo.

En muchos casos (Sentencia de la Audiencia Provincial de Bilbao de 5 de junio de 2012 ) los agentes se han basado en signos externos del sujeto para determinarse la influencia por tales sustancias en la conducción (habla afectada difícil de entender, pupilas dilatadas, movimientos lentos, adormecimiento, y maniobras incorrectas en la conducción, además de la presencia de tales sustancias en el vehículo).

No obstante, lo habitual, por su mayor credibilidad, es la realización de determinadas pruebas consistentes en análisis de fluidos como la saliva, la sangre o la orina.

Estas pruebas son descritas en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en su artículo 796.1.7º, estableciendo que:

"Las pruebas para detectar la presencia de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas en los conductores de vehículos a motor y ciclomotores serán realizadas por agentes de la policía judicial de tráfico con formación específica y sujeción, asimismo, a lo previsto en las normas de seguridad vial.

Cuando el test indiciario salival, al que obligatoriamente deberá someterse el conductor, arroje un resultado positivo o el conductor presente signos de haber consumido las sustancias referidas, estará obligado a facilitar saliva en cantidad suficiente, que será analizada en laboratorios homologados, garantizándose la cadena de custodia.

Todo conductor podrá solicitar prueba de contraste consistente en análisis de sangre, orina u otras análogas".

La cadena de custodia implica, mantener las garantías legales, esto es que durante el transporte no sufra ninguna manipulación.

Si el conductor se negare a la práctica las pruebas mencionadas, podríamos encontrarnos además ante un tipo delictivo del artículo 383 del Código Penal (ver epígrafe Negativa a someterse a pruebas de alcoholemia dentro del apartado de "Delitos contra la seguridad vial")

Según el Tribunal Constitucional (Sentencias 161/97 o 243/97) castigar por ambos delitos de conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes y por el delito de negativa a someterse a la prueba , no supone una vulneración del principio "non bis idem" (derecho a no ser castigado doblemente por la misma conducta), ya que se trata de conductas típicas totalmente distintas, en las que se protegen bienes jurídicos diferentes, por un lado la seguridad vial en el 379.2 y por otro el principio de autoridad en el 383. Igualmente, según la Circular de la Fiscalía General del Estado 10/2011 de 17 noviembre, cabría castigar ambos delitos por separado, constituyendo ello un concurso real.

Que se entiende por drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes


Para saber lo que debe entenderse por drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes, debemos remitirnos a la Convención de Viena de 20 de diciembre de 1988 de las Naciones Unidas contra el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas.

Definicion de estupefacientes

Son estupefacientes cualquiera de las sustancias, naturales o sintéticas, que figuran en la lista I o la lista II de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes enmendada por el Protocolo de 1972. Entre las más comunes, destacan:

-Cannabis (Cannabis sativa) hachís y marihuana: la droga propiamente dicha puede consistir en la conocida como "marihuana", que se constituye por los cogollos o flores femeninas de la planta de Cannabis y el hachís, que está compuesto entre otros componentes por la resina de la planta de Cannabis. Se consume fumando tales sustancias. Produce como principales efectos alteraciones en la percepción, reducción de la capacidad de concentración y fuerte somnoliencia.

- Hojas de Coca (Erythroxylum coca) y cocaína (éster metflico de la benzoilecgonina o DCI) : es un alcaloide obtenido a través de las hojas de la planta de Coca. Produce comportamientos agresivos e impulsividad. Disminuye igualmente la capacidad de concentración y de percepción. La cocaína se consume normalmente en polvo, por via nasal.

-Heroína (diacetilmorfina o DCI): se trata de un opiáceo altamente adictivo, que se consume por regla general por vía intravenosa (inyección). Produce un efecto sedante, si bien en ocasiones también ocasiona excitación e hiperactividad.

-Metadona (6-dimetilamino-4,4-difenil-3-heptanona) y su intermediario (4-ciano-2-dimetilamino-4,4-difenilbutano): proviene de la planta del opio, y puede tomarse en pastillas o en forma líquida.
Produce efectos sedantes, y es común su uso en programas de desintoxicación.

-Morfina y algunos de sus derivados, si bien ciertas variedades se excluyen de la lista: se trata de opiáceos con efecto sedante. Tiene efectos terapéuticos para paliar el dolor ya que produce un efecto sedante y en tratamientos de desintoxicación de otras drogas más fuertes como la cocaína o la heroína. Se puede administrar por vía intravenosa o a través de la epidermis mediante parches.

Definición de sustancias psicotropicas

Por sustancias psicotrópicas se entiende cualquier sustancia, natural o sintética, o cualquier material natural que figure en las listas I, II, III o IV del Convenio sobre Sustancias Psiicotrópicas de 1971. Las más habituales son:

- LSD (dietilamida de ácido lisérgico): produce fuertes alucinaciones y distorsiones de la realidad, de larga duración (de 10 a 12 horas). Puede llegar a producir agresividad, ansiedad o incluso pánico. Se consume por via oral o incluso por vía ocular.

-Anfetaminas (metilfenetilamina): Se consumen por vía oral, normalmente en forma de pastillas. Produce comportamientos impulsivos o agresivos y nerviosismo. Disminuye la sensación de fatiga.

-Éxtasis (metilendioximetanfetamina o MDMA): pertenece a la variedad de las anfetaminas. Se consume por vía oral a través de pastillas o mediante el llamado "cristal". Produce ilusiones ópticas, deslumbramientos, episodios de depresión o ansiedad y un fuerte agotamiento físico y mental tras desaparecer sus efectos de hiperactividad.

-Metanfetaminas (dimetilfenetilamina): Se conoce comunménte como “speed”. Se puede fumar como “cristal" o también consumirse en polvo, diluyéndola en líquido. Producen efectos similares a las anfetaminas, pero produce efectos más fuertes, duraderos y dañinos.

-Clonazepam ( benzodiazepinas): es habitual como fármaco psiquiátrico (Rivotril, Clonex, o, Neuryl entre otras muchas denominaciones). Se consume en forma de pastillas por vía oral. Un consumo excesivo puede producir somnolencia, dificultades en la coordinación psicomotora, retardo en los tiempos de reacción, y dificultades de atención.

El sujeto activo de la conducción bajo los efectos de drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes, será siempre el conductor del vehículo a motor o ciclomotor, tratándose de un delito de los llamados "de propia mano", en el que los terceros sólo tendrán una participación accesoria como inductores, cooperadores necesarios o cómplices. Sujetos pasivos podrán serlo el resto de personas, conductores o peatones, que compartan la vía por la que el sujeto activo conduzca.

La conducción bajo la influencia de de drogas tóxicas, sustancias psicotrópicas y estupefacientes podrá enjuiciarse dentro del procedimiento para el enjuiciamiento rápido de determinados delitos ( Título III del Libro IV de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), en la medida en la se castiga con una pena inferior a de cinco años, cuando el proceso penal se incoe en virtud de un atestado policial.

Por otro lado, el artículo 795 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal reconoce expresamente el enjuiciamiento rápido para los delitos contra la seguridad del tráfico (para más información consultar el apartado Delitos contra la seguridad vial. Enjuiciamiento rápido de determinados delitos .

En la práctica es habitual que a través de dicho procedimiento se den numerosas sentencias de conformidad, derivadas de la agilidad con la que se ponen de manifiesto la valoración de las pruebas de alcoholemia y sus correspondientes atestados policiales.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en Derecho Penal.
Conducir bajo drogas psicotrópicos o estupefacientes
Conducir bajo drogas psicotrópicos o estupefacientes
Conducir bajo drogas psicotrópicos o estupefacientes
Conducir bajo drogas psicotrópicos o estupefacientes
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta