Defensa de un delito de coacciones en juicio rápido

Abogados penalistas especialistas en un delito de coacciones en Juicio rápido

Abogados penalistas expertos en Derecho Penal. Defensa. Acusación particular. Asistencia a detenidos en comisaría o Juzgados. Juicios
Abogados penalistas expertos en defensa penal en juicio rápido por un delito de coacciones

Índice. Abogados penalistas especialistas en un delito de coacciones en Juicio rápido

¿Desea denunciar un delito de coacciones?
¿Necesita defensa penal en un delito de coacciones?
¿Desea ser acusación particular en un delito de coacciones?
¿Cuando un hecho es delito de coacciones y cuando es una sanción?

Defensa de un delito de coacciones en juicio rápido
- DELITO DE COACCIONES EN JUICIO RÁPIDO

- ¿Qué se entiende por un delito de coacciones en juicio rápido.


Las coacciones se pueden definir como un delito contra la libertad, consistente en el uso de la violencia para impedir a otra persona hacer algo que la ley no prohíbe, o bien le obliga a hacer algo que esta persona no quiere, sea justo o no. Este delito aparece regulado en el artículo 172 del Código Penal, condenándolo con una pena de prisión de seis meses a tres años, o con multa de 12 a 24 meses, según la gravedad de la coacción y los medios empleados.

La doctrina y jurisprudencia entiende que el uso de la violencia, al que hace referencia el citado artículo, comprende no solo el uso de la fuerza física, sino que también hace referencia a la intimidación personal o la fuerza en las cosas.

El delito de coacciones protege el bien jurídico de la libertad en su fase externa, centrándose en la libertad de obrar conforme a lo previamente decidido. La inclusión del acoso como modalidad de las coacciones extiende la protección del individuo a un ámbito subjetivo frente al maltrato psicológico u hostigamiento que la conducta del sujeto activo del delito puede provocar.

Teniendo en cuenta que el delito de coacciones es un delito común, cualquiera puede ser sujeto activo, y el sujeto pasivo será aquella persona que tenga una voluntad capaz de ser doblegada por la coacción, tanto, imputable como inimputable, pero con capacidad volitiva mínima.

- Tipo objetivo


La acción consiste en impedir con violencia a otra persona hacer algo que la ley no le prohíbe hacer, o bien compelerle a efectuar lo que no quiere hacer, ya sea justo o injusto sin estar legitimado o autorizado.

La jurisprudencia del Tribunal Supremo, en sentencias como la STS 539/2009, de 21 de mayo, entiende que para que se configure el delito de coacciones será necesario:

- Una conducta violenta de contenido material vis física, o intimidativa vis compulsiva, ejercida contra el sujeto o sujetos pasivos del delito, bien de modo directo o indirecto a través de cosas, e incluso de terceras personas.

- La finalidad perseguida va encaminada como resultado a impedir hacer lo que la ley no prohíbe o efectuar lo que no se quiera, sea justo o injusto.

- La conducta ha de tener la intensidad de violencia necesaria para ser delito, pues de carecer de tal intensidad podría constituir falta.

- Que exista el ánimo tendencial consistente en un deseo de restringir la libertad ajena como se deriva de los verbos impedir y compeler.

- Una ilicitud del acto, examinado desde la normativa de la convivencia social y la jurídica que preside o debe regular la actividad del agente, el cual no debe estar legítimamente autorizado para emplear violencia o intimidación.

- Tipo subjetivo


El elemento subjetivo se encuentra en la conducta externa, voluntaria o consciente del agente, sin que se requiera una intención maliciosa de coaccionar, ya que basta con el dolo genérico de constreñir la voluntad ajena para someterse a deseos y criterio propios.

De esta forma, el dolo del tipo de las coacciones requiere el conocimiento de los elementos del tipo penal y la voluntad de realizar conductas violentas.

Este tipo subjetivo debe abarcar no solo el empleo de la fuerza o violencia que doblegue la voluntad ajena, sino que es preciso también que esta sea la intención del sujeto activo, dirigida a restringir de algún modo la libertad ajena para someterla a los deseos o criterios propios.

Así, el dolo del sujeto activo no debe de abarcar solo el empleo de la violencia, sino que ha de saber que el empleo de esa violencia ha de buscar doblegar la voluntad del sujeto pasivo y quererlo así.

En LEGALIK, disponemos de un experimentado equipo de abogados penalistas especialistas en juicio rápido por lesiones a su disposición en toda España.

Si contra usted pesa una acusación por la presunta comisión de un delito de coacciones susceptible de ser enjuiciado en un juicio rápido, no dude. Póngase en contacto con nosotros rápidamente a fin de que podamos configurar la mejor estrategia de defensa posible tanto si tiene antecedentes penales como si es reincidente. Abogapenal está a su disposición en cualquier punto de la geografía española.

Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en Derecho Penal.
Defensa de un delito de coacciones en juicio rápido
Defensa de un delito de coacciones en juicio rápido
Defensa de un delito de coacciones en juicio rápido
Defensa de un delito de coacciones en juicio rápido
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2022 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta