Defensa en un delito por exceso de velocidad

Abogados penalistas especialistas en un delito por exceso de velocidad

Abogados penalistas expertos en Derecho Penal. Defensa. Acusación particular. Asistencia a detenidos en comisaría o Juzgados. Juicios
Abogados penalistas expertos en defensa penal en juicio rápido por un delito de exceso de velocidad.
Denunciar delito por exceso de velocidad
El delito de conducir con velocidad excesiva consiste en conducir con un exceso de velocidad superior al límite máximo establecido en el Reglamento de Circulación en sesenta kilómetros por hora en vía urbana u ochenta kilómetros por hora en vía interurbana

Defensa en un delito por exceso de velocidad
- DELITO POR EXCESO DE VELOCIDAD

Este delito se encuentra regulado dentro del Capítulo IV, de los delitos contra la seguridad vial.

- ¿Qué se entiende por un delito de exceso de velocidad?


El exceso de velocidad puede ser un delito y NO sanción administrativa. En regulaciones anteriores, la conducción a velocidad excesiva se consideraba infracción administrativa grave o muy grave. Con la inclusión del artículo 379.1 del Código Penal, este tipo de conducta puede llegar a tener la consideración de delito.

- ¿Qué pena conlleva la comisión de dicho delito?


El que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años (379 CP).

- Conducta típica


La conducta típica de la conducción a velocidad excesiva, consiste en conducir con un exceso de velocidad superior al límite establecido en el Reglamento de Circulación en 60 kilómetros por hora en vía urbana u 80 kilómetros por hora en vía interurbana.

En relación a lo que establece la Jurisprudencia (SAP de Zaragoza de 3 de abril de 2013), en referencia a que debe entenderse por vía urbana o vía interurbana para el delito de conducción a velocidad excesiva, viene estableciendo que hemos de acudir en caso de duda a la correspondiente autoridad presente en el control de velocidad que se trate (Policía Local o Guardia Civil de Trafico).

Por otra parte, para saber cuál es la velocidad que está permitida reglamentariamente, en el ámbito de la conducción a velocidad excesiva, es necesario acudir al Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación.

Según el mismo, todo conductor está obligado a respetar los límites de velocidad establecidos y hay que tener en cuenta, además, sus propias condiciones físicas y psíquicas, las características y el estado de la vía, del vehículo y de su carga, las condiciones meteorológicas, ambientales y de circulación, y, en general, cuantas circunstancias concurran en cada momento.

Si no hay señal alguna que fije un límite distinto, para evitar la conducción a velocidad excesiva, en vías fuera de poblado, las velocidades máximas que no deberán ser rebasadas, son las siguientes:

1.º En autopistas y autovías:

- Turismos y motocicletas (a efectos del Reglamento de Circulación, se distinguen de los ciclomotores por tener una cilindrada superior a los 50 centímetros cúbicos): 120 kilómetros por hora.

- Autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables: 100 kilómetros por hora.

- Camiones, vehículos articulados, tractocamiones, furgones y automóviles con remolque de hasta 750 kilogramos: 90 kilómetros por hora.

- Restantes automóviles con remolque: 80 kilómetros por hora.

2.º En carreteras convencionales señalizadas como vías para automóviles y en el resto de carreteras convencionales, siempre que estas últimas tengan un arcén pavimentado de 1,50 metros o más de anchura, o más de un carril para alguno de los sentidos de circulación:

- Turismos y motocicletas: 100 kilómetros por hora.

- Autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables: 90 kilómetros por hora.

- Camiones, tractocamiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque: 80 kilómetros por hora.

3.º En el resto de las vías fuera de poblado:

- Turismos y motocicletas: 90 kilómetros por hora.

- Autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables: 80 kilómetros por hora.

- Camiones, tractocamiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque: 70 kilómetros por hora.

4.º En cualquier tipo de vía donde esté permitida su circulación:

- Vehículos de tres ruedas y cuadriciclos: 70 kilómetros por hora.

- Ciclos, ciclomotores de dos (a efectos del Reglamento de Circulación, se distinguen de las motocicletas por tener una cilindrada no superior a los 50 centímetros cúbicos) y tres ruedas y cuadriciclos ligeros: 45 kilómetros por hora.

- Autobuses en los que viajen pasajeros de pie porque así esté autorizado: 80 kilómetros por hora.

- Vehículos o conjuntos de vehículos aunque sólo tenga tal naturaleza uno de los que integran el conjunto:

- Si carecen de señalización de frenado, llevan remolque o son motocultores: 25 kilómetros por hora.

- Los restantes vehículos especiales: 40 o 70 kilómetros por hora si sus características lo permiten.

Los vehículos que realicen transporte escolar y de menores o que transporten mercancías peligrosas, se reducirá en 10 kilómetros por hora la velocidad máxima fijada función del tipo de vehículo y de la vía por la que circula.

En defecto de señalización, para vías urbanas y travesías se establece, con carácter general, un límite máximo de velocidad de 50 kilómetros por hora, salvo para los vehículos que transporten mercancías peligrosas, que circularán como máximo a 40 kilómetros por hora.

Igualmente, la velocidad máxima que no deberán rebasar los vehículos en autopistas y autovías dentro de poblado será de 80 kilómetros por hora.

En otro orden, en estricta referencia al tipo delictivo de conducción a velocidad excesiva del artículo 379.1 del Código Penal, el mismo se integra dentro de los delitos contra la seguridad vial y pertenece a los llamados delitos de peligro abstracto o potencial.

No es necesario para su consumación la producción de ningún resultado lesivo. Tampoco es preciso demostrar la puesta en peligro de una persona o cosa concretas, sino que la mera conducta de conducir por encima de los límites comentados es constitutiva del delito tipificado en el artículo 379.1 del Código Penal.

- Medidores de velocidad


La Jurisprudencia, ha establecido que para poder apreciar el tipo delictivo de conducción a velocidad excesiva, se requiere de la concurrencia de una serie de presupuestos de carácter más práctico, como pueda ser que el cinemómetro (medidor de velocidad) esté correctamente homologado conforme a la Orden ITC/3699/2006 del 22 de noviembre. (SSAP de Álava de 8 de abril de 2008, de Teruel de 31 de julio de 2008 o de Madrid de 9 de Diciembre de 2008).

Podrán utilizarse otros medios para acreditar el exceso de velocidad como pueda ser la declaración de testigos (SAP de Tarragona de Septiembre de 2009).

Hay que precisar, que cualquier duda, en cuanto a la medición del exceso de velocidad, se resolverá en favor del acusado (SSAP de Barcelona de 12 de Noviembre de 2008 y de la Audiencia Provincial de Zamora de 28 de marzo de 2012).

- Sujeto activo


En otro orden, el sujeto activo de la conducción a velocidad excesiva será siempre el conductor del vehículo a motor o ciclomotor, tratándose de un delito de los llamados "de propia mano", en el que los terceros sólo tendrán una participación accesoria como inductores, cooperadores necesarios o cómplices.

- Sujeto pasivo


Podrán ser el resto de personas, conductores o peatones que compartan la vía por la que el sujeto activo conduzca.

- Juicio rápido exceso de velocidad


En el ámbito procesal, la conducción a velocidad excesiva podrá enjuiciarse dentro del procedimiento para el enjuiciamiento rápido de determinados delitos (Título III del Libro IV de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), al castigarse con una pena inferior a cinco años de privación de libertad, cuando el proceso penal se incoe en virtud de un atestado policial y el justiciable se encuentre a disposición del Juzgado de Guardia.

El artículo 795 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal reconoce expresamente el juicio rápido para los delitos contra la seguridad del tráfico y entre ellos el consistente en conducir a velocidad excesiva.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en Derecho Penal.
Defensa en un delito por exceso de velocidad
Defensa en un delito por exceso de velocidad
Defensa en un delito por exceso de velocidad
Defensa en un delito por exceso de velocidad
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2020 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta