Entrada y registro

Abogados entrada y registro penal

Abogados penalistas expertos en Derecho Penal. Defensa. Acusación particular. Asistencia a detenidos en comisaría o Juzgados. Juicios
Abogados penalistas especialistas en diligencias de entrada y registro. Requisitos. Procedimiento. Supuestos especiales
Entrada y registro penal

¿Desea conocer en que consiste la diligencia de entrada y registro?
Procedimiento para proceder a la diligencia de entrada y registro.

Entrada y registro
Abogados penalistas especialistas en diligencias de entrada y registro . La entrada y registro en lugares cerrados es una forma eficaz pero conflictiva de tratar de recopilar indicios valiosos para averiguar la identidad del culpable, su implicación en los hechos y cómo éstos pudieron desarrollarse, esto es, cuando hubiere en los lugares a los que se accede indicios de encontrarse allí el procesado o efectos o instrumentos del delito, o libros, papeles u otros objetos que puedan servir para su descubrimiento y comprobación.

La entrada y registro se ordenará como regla general, por el Juez de Instrucción de la causa, con los siguientes requisitos dependiendo del tipo de lugar al que se pretenda acceder:

A) Lugares públicos

Podrá darse de día o de noche, sin limitación alguna. Como regla general, en estos casos, el Juez de Instrucción comunicará mediante oficio, la práctica de la diligencia de entrada y registro a la Autoridad o Jefe de que tales lugares públicos dependan en la misma población.

Si tales sujetos resultaren ausentes, o no contestaren en el término que se le fije en el oficio, se notificará el auto en que se disponga la entrada y registro al encargado de la conservación o custodia del edificio o lugar en que se hubiere de entrar y registrar.

Se consideran lugares y edificios públicos:

1.º Los que estuvieren destinados a cualquier servicio oficial, militar o civil del Estado, de la provincia o del Municipio, aunque habiten allí los encargados de dicho servicio o los de la conservación y custodia del edificio o lugar.

2.º Los que estuvieren destinados a cualquier establecimiento de reunión o recreo, fueren o no lícitos.

En este caso, se comunicará la práctica de la diligencia de entrada y registro a la persona que se halle al frente del establecimiento de reunión o recreo, o a quien haga sus veces si aquél estuviere ausente.

3.º Cualesquiera otros edificios o lugares cerrados que no constituyeren domicilio de un particular.

4.º Los buques del Estado.

En este caso, se deberá comunicar previamente la práctica de la diligencia de entrada y registro a los Comandantes respectivos.

De forma específica, el Juez de Instrucción necesitará para la entrada y registro en el Palacio de cualquiera de los Cuerpos Colegisladores la autorización del Presidente respectivo y para el caso de templos y demás lugares religiosos bastará pasar recado de atención a las personas a cuyo cargo estuvieren.

B) Lugares privados o domicilios

Nuestra Ley de Enjuiciamiento Criminal, entiende por domicilios, además del concepto genérico del mismo:

1.º Los Palacios Reales, estén o no habitados por el Monarca al tiempo de la entrada o registro.

2.º El edificio o lugar cerrado, o la parte de él destinada principalmente a la habitación de cualquier español o extranjero residente en España y de su familia.

3.º Los buques nacionales mercantes.

4.º Tratándose de personas jurídicas imputadas, el espacio físico que constituya el centro de dirección de las mismas, ya se trate de su domicilio social o de un establecimiento dependiente, o aquellos otros lugares en que se custodien documentos u otros soportes de su vida diaria que quedan reservados al conocimiento de terceros.

La entrada y registro se hará por orden del Juez, de día o de noche, si la urgencia lo hiciere necesario, pero precediendo algunas de las siguientes situaciones:

a. Que el afectado preste su consentimiento

No tiene porque ser un consentimiento expreso, sino que puede entenderse concedido tácitamente, cunado el afectado no ponga impedimentos para la realización de la entrada y registro en su domicilio, sin invocar la inviolabilidad domiciliaria, derecho fundamental reconocido por el artículo 18.2 de nuestra Constitución.

b. En virtud de auto motivado, que se notificará a la persona interesada inmediatamente, o lo más tarde dentro de las veinticuatro horas de haberse dictado, dejándose constancia de si la diligencia tendrá lugar tan sólo de día y de la Autoridad o funcionario que los haya de practicar.

Si la entrada y registro se hubieren de hacer en el domicilio de un particular, se notificará el auto a éste y, si no fuere habido a la primera diligencia en busca, a su encargado.

Si no fuere tampoco habido el encargado, se hará la notificación a cualquiera otra persona mayor de edad que se hallare en el domicilio, prefiriendo para esto a los individuos de la familia del interesado.

Si no se halla a nadie, se hará constar por diligencia, que se extenderá con asistencia de dos vecinos, los cuales deberán firmarla.

c. Por decisión inmediata de los agentes policiales, cuando se dé alguna de las siguientes circunstancias:

- En el ámbito de una detención cuando haya mandamiento de prisión contra los afectados
- En caso de flagrante delito
- Cuando un delincuente, en el contexto de una persecución policial, se oculte o refugie.
- En casos de excepcional o urgente necesidad, cuando se trate de organizaciones criminales o bandas armadas.

En caso de que la entrada y registro se realice de motu proprio por los agentes policiales, éstos deberán dar cuenta inmediata al Juez de instrucción competente.

Cuando se realice cualquier registro domiciliario deberá garantizarse además una serie de medidas de protección al afectado como puedan ser guardar cierta proporcionalidad en las inspecciones, evitando todas aquéllas que sean innecesarias o respetar la intimidad y la reputación del afectado en la medida de lo posible. Así mismo, se adoptarán las medidas de vigilancia convenientes para evitar la fuga del procesado o la sustracción de los instrumentos, efectos del delito, libros, papeles o cualesquiera otras cosas que hayan de ser objeto del registro.

Como regla general el registro se hará durante el día, pero si llega la noche y no ha finalizado el registro, se requerirá al interesado o a su representante, si estuviere presente, para que permita la continuación durante la noche, quienes podrán oponerse, suspendiéndose entonces la práctica de la diligencia, por el tiempo en que no fuere posible continuarle, y se adoptarán, durante la suspensión, las medidas de vigilancia necesarias para evitar la fuga del afectado por la diligencia o la destrucción, ocultación o modificación de cualquier tipo de objeto que sirva de indicio en la investigación.

El registro se hará a presencia del Letrado de la Administración de Justicia competente que levantará acta sobre lo sucedido durante la diligencia y los datos pertinentes; y del interesado, o de la persona que legítimamente le represente. Si aquél no fuere habido o no quisiere concurrir ni nombrar representante, se practicará a presencia de un individuo de su familia, mayor de edad. Si no le hubiere, se hará a presencia de dos testigos, vecinos del mismo pueblo.

Por último, como casos especiales de domicilios para los que se exigen requisitos especiales podemos señalar los siguientes:

-Domicilio del Monarca

Para registrar el Palacio en que se halle residiendo el Monarca, solicitará el Juez real licencia, por conducto del Mayordomo Mayor de Su Majestad. Si no se halla el Monarca al tiempo del registro, será necesaria la licencia del Jefe o empleado del servicio de Su Majestad que tuviere a su cargo la custodia del edificio, o la del que haga sus veces cuando se solicitare, si estuviere ausente.

- Domicilios u oficinas de representantes acreditados en España de naciones extranjeras

Para proceder a su entrada y registro, el Juez de Instrucción les pedirá su venia por atento oficio, que deberá contestarse en el término de doce horas.

Transcurrido dicho término sin respuesta o para el caso de denegarse la venia, resolverá sobre ello el Ministro de Justicia. Hasta que éste se pronuncie, el Juez se abstendrá de entrar y registrar en el edificio, pero podrá adoptar las medidas de vigilancia.

Se podrá entrar en las habitaciones de los Cónsules extranjeros y sus oficinas pasándoles previamente recado de atención y observando las formalidades prescritas en la Constitución del Estado y en las leyes.

Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en Derecho Penal.
Entrada y registro
Entrada y registro
Entrada y registro
Entrada y registro
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2020 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta