Lesiones con perdida de organo no principal

Abogados penalistas lesiones con perdida de organo no principal

Abogados penalistas expertos en Derecho Penal. Defensa. Acusación particular. Asistencia a detenidos en comisaría o Juzgados. Juicios
Abogados penalistas expertos en delitos de lesiones con pérdida de organo no principal. Deformidad. . Defensa penal. Acusación particular.
¿Cuando hablamos de lesiones que causan pérdida de órgano no principal?

Lesiones con perdida de organo no principal
¿ Ha sufrido lesiones con perdida de un órgano que pudiera ser no principal y necesita abogado experto? ¿Ha sido acusado de un delito lesiones con perdida de organo no principal?deABOGAPENAL, lo constituimos un equipo de abogados penalistas expertos en Derecho Penal y particularmente en delitos de lesiones.

Como especialistas en DELITOS DE LESIONES, si usted ha sido acusado de haber cometido alguna de las conductas antijurídicas tipificadas en los artículos 147 y siguientes del Código Penal póngase en contacto con nosotros. Gracias a nuestra experiencia le facilitaremos toda aquella información que precise en relación a su caso, definiremos la mejor estrategia en defensa de sus derechos y, llegado el caso, le procuraremos una adecuada asistencia en juicio. Nos encontramos a su disposición en toda España.

Se ha de significar previamente que el término jurídico de lesión analizando la jurisprudencia hace referencia a "toda clase de daño en la sustancia corporal, una perturbación de las funciones del cuerpo o una modificación de la forma de alguna parte del cuerpo" así como la producción de otra serie de malestares tales como terror o asco en los que el sistema nervioso central se ve afectado.

En epígrafes anteriores, analizamos los aspectos fundamentales en relación a la conducta típica descrita en el artículo 149.1 del Código Penal (en adelante CP), consistente en causar "la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro principal, o de un sentido, la impotencia, la esterilidad, una grave deformidad, o una grave enfermedad somática o psíquica" por cualquier medio o procedimiento.

En el presente epígrafe, nos hemos propuesto estudiar el tipo ilícito tipificado en el artículo 150 CP. El mencionado precepto, reza que será castigado con la pena de prisión de tres a seis años aquel que cause al sujeto pasivo "la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro no principal, o la deformidad (...)". Como puede observarse, el comportamiento consistente en lesionar un órgano o miembro no principal en los términos previstos en dicho precepto lleva aparejadas penas inferiores a las establecidas en el artículo anterior, que castiga las lesiones a órganos o miembros principales.

Llegados a este punto cabría preguntarse:¿Que se entiende por órgano no principal?. Por órgano no principal, ha de entenderse aquel que carece de autonomía funcional cuya finalidad reside en facilitar el funcionamiento de un órgano principal. Son aquellos que no son vitales ni esenciales para la salud o la integridad (dedos de la mano, dientes, etc.).

De la definición facilitada, surge una segunda cuestión: ¿Qué criterio hay que seguir para distinguir qué órganos son principales y cuáles no?. Sobre la citada cuestión, que para ciertos sectores de la doctrina puede crear inseguridad jurídica,

JAÉN VALLEJO sostiene que "la calificación de un órgano o miembro como principal o no principal es una decisión valorativa, que se ha ido tomando casuísticamente por la jurisprudencia". Por lo tanto, la calificación habrá de hacerse en cada caso concreto.

En otro orden, cuando el artículo 150 CP hace alusión a la deformidad, no exige que la misma haya de ser tan grave como la expresada en el artículo anterior. Ha de revestir no obstante, una entidad suficiente.

En último lugar, consideramos interesante aludir al Acuerdo de Pleno no jurisdiccional de la Sala Segunda del Tribunal Supremo de fecha 19 de Abril de 2002 al respecto de la deformidad en la pérdida de dientes. El contenido de dicho acuerdo, ha sido reiterado por la Sala en reiteradas ocasiones (véase a modo de ejemplo STS 3513/2016 de 12 de Julio).

El Alto Tribunal literalmente manifiesta que "la pérdida de incisivos u otras piezas dentarias, ocasionada por dolo directo o eventual, es ordinariamente subsumible en el art. 150 CP .

Este criterio admite modulaciones en supuestos de menor entidad en atención a la relevancia de la afectación o a las circunstancias de la víctima, así como a la posibilidad de reparación accesible con carácter general, sin riesgo ni especiales dificultades para el lesionado.

En todo caso, dicho resultado comportará valoración como delito, y no como falta
".

El mencionado Acuerdo, como sostiene la Sala, perseguía la finalidad de "corregir posibles excesos punitivos en aras al principio de proporcionalidad".

Si usted ha sido acusado de haber cometido un delito de lesiones ex artículo 150 CP con pérdida de órgano no principal y requiere de la asistencia de un abogado especialista en materia para poner solución a su problema, contacte con nosotros vía telefónica o rellenando el formulario adjunto. De esta forma, el penalista de ABOGAPENAL más cercano a su ubicación contactará rápidamente con usted. Nos encontramos a su disposición en toda España para tratar de abordar sus problemas legales.
Te ayudamos a defender tus derechos
Rellena nuestro formulario. Primera opinión gratuita
consulta
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO
"Primera opinión gratuita"
Un momento cargando formulario
o Llámanos al
  • Recibe el mejor asesoramiento de especialistas.
  • Servicio sin compromiso.
  • ¡Rápido y seguro!
  • Siempre cerca de usted.
Abogados especialistas en Derecho Penal.
Lesiones con perdida de organo no principal
Lesiones con perdida de organo no principal
Lesiones con perdida de organo no principal
Lesiones con perdida de organo no principal
¿Es un profesional especialista en la materia?
Encantados de conocerle. Contacte con nosotros.

[email protected]


@ Legalik. 2019 Un servicio de Legalik Central de Servicios Jurídicos SLP
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies. Acepta